El BBVA sufre pérdidas en el tercer trimestre por el banco turco Garanti

El resultado cae un 11,8% en el acumulado de los nueve primeros meses, hasta 1.702 millones

El presidente del BBVA, Francisco González.
El presidente del BBVA, Francisco González.

El BBVA perdió 1.057 millones en el tercer trimestre de este año, tras adquirir un 14,9% más del turco Garanti. El banco ha puesto toda su participación, el 39,9%, al último precio de compra, que es bajo. El BBVA ha hecho este saneamiento contable tras la pérdida de valor de la filial turca por la crisis de los mercados emergentes y la depreciación de la lira turca. En beneficio acumulado hasta septiembre cae un 11,8%, hasta 1.702 millones. Descontando todos los extraordinarios, el resultado mejoraría un 45,9%, hasta 2.815 millones. Carlos Torres, consejero delegado, pidió una solución “rápida” para Cataluña.

El BBVA está convencido del éxito de su apuesta por Turquía, pese a que le ha supuesto un cargo contable de 1.840 millones y ha cerrado con sus mayores pérdidas trimestrales. El número dos, Carlos Torres, defendió la validez de la inversión en Turquía por ser un país “con un gran crecimiento demográfico y buenas perspectivas económicas. Garanti es el mejor banco de Turquía y es una gran adquisición”.

Sin temor a Bruselas por las ‘cláusulas suelo’

El BBVA descarta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea le reclame la retroactividad en las ‘cláusulas suelo’, es decir, que tenga que devolver lo cobrado antes de mayo de 2013.

Según Carlos Torres, consejero delegado, “como admitió la Comisión Europea, nuestro caso es cosa juzgada. Fuimos condenados por el Supremo y no se volverá a juzgar nuestra situación, que nos supuso quitar todos los suelos”.

En cuanto a la comisión de dos euros a los no clientes por usar sus cajeros, Torres dijo que su posición “está en estudio. No hay afán recaudatorio. Queremos que nuestros clientes tengan disponibles las máquinas para usarlas”.

No obstante, Torres admitió la inestabilidad de la zona tras los últimos gestos autoritarios del presidente islamista, Recep Tayyip Erdogan. Dijo esperar que las elecciones generales del próximo domingo “clarifiquen la situación política con el nuevo Gobierno que salga, al margen de asuntos como la guerra con Siria”.

Las pérdidas por Turquía —así como la volatilidad de los mercados y la depreciación de las divisas— han impactado en el nivel de solvencia del grupo. La ratio de capital principal, CET1 fully loaded, cae hasta el 9,8% y se sitúa, por primera vez, por debajo del mismo ratio del Santander. Para fin de año, Torres aseguró que regresarán al 10% con la generación de capital por los beneficios recurrentes.

Esta situación también ha afecta al beneficio por acción, que ha caído un 18,1% tras la ampliación de capital para pagar la segunda participación en Garanti. La acción cayó ayer un 3,87% en Bolsa.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Todos los márgenes de la cuenta de resultados suben con fuerza por los mayores ingresos procedentes del incremento del crédito y de los depósitos. El BBVA no incluye los resultados de la filial de Venezuela por la inestabilidad de la divisa. Los efectos negativos de las carteras de inversión, y Turquía, se reflejan en el denominado “centro corporativo”, que perdió 1.924 millones, un 68% más.

El BBVA sigue siendo un banco mexicano/sudamericano, ya que estas dos divisiones ganan 2.206 millones, frente a los 694 millones de España, los 410 millones de Estados Unidos y los 249 millones de Turquía.

Torres fue preguntado por Cataluña, donde el banco tiene el 26% del beneficio de España. El consejero delegado pidió una respuesta “rápida, dentro del Estado de derecho, y diálogo, ante una situación que no beneficia a nadie”.

Transformación digital

Torres dedicó la mayor parte de su presentación a la digitalización del banco. Dijo que la reconversión de la entidad a este canal no es caprichosa: “El objetivo es aplicar el mundo online para hacer más fácil la vida a los clientes. La digitalización es la causa y la consecuencia para que los clientes puedan planificar su jubilación y sus ahorros, entre otras cosas”. El BBVA, que admitió haber invertido “mucho en los últimos años, a un ritmo de 800 ó 900 millones anuales en tecnología”, cuenta con 14 millones de clientes que se relacionan con la entidad por Internet o por el móvil. El 23,7% de los préstamos al consumo se negocian por canales digitales y las oficinas han reducido su actividad en un 41% desde 2009.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS