PEQUEÑO CERDO CAPITALISTA
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Cómo dejar de envidiar el aguinaldo si eres ‘freelance’ o emprendedor

El porcentaje que tendrías que ahorrar para lograrlo es reducido

Ya llegó esa época del año donde la gente está muy feliz por las fiestas de las empresas, los intercambios, las rifas, pero sobre todo porque llega el pago de aguinaldo. Todos, excepto un grupo que mira al resto con algo de recelo y envidia: los freelance (autónomos) y los emprendedores.

Y es que aunque para muchos la libertad que te da trabajar por tu cuenta o en tu propia empresa supere con creces la mayoría de las prestaciones de la vida en nómina, el aguinaldo se extraña porque siempre viene bien recibir medio sueldo de golpe y porque los gastos de fin de año no se eliminan al trabajar de forma independiente.

Si bien no hay nadie que te vaya a dar un aguinaldo, si eres emprendedor o trabajas por tu cuenta sí puedes irlo construyendo a lo largo del año y llegar a diciembre con la misma sonrisa que todos los que lo tienen como prestación.

¿Cuánto necesitarías ahorrar?

En México los trabajadores tienen derecho a un aguinaldo anual equivalente a quince días de salario, por lo menos, que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, de acuerdo con el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo.

Para los que trabajaron en la empresa sólo una parte del año se da la parte proporcional, por si no tienes tantos meses con tu negocio y te quieres ver muy literal con los derechos laborables.

Para lograr ese aguinaldo necesitarías ahorrar 4,166% de cada pago que recibas, que sería un “veinticuatroavo” de tus ingresos al año o medio mes si promediaras todo lo que ganaste.

Esto se saca con una regla de 3 muy fácil:

12 – 100

0.5 – aguinaldo

[(0.5 x 100)/12]= 4.166%

Al ser un porcentaje no importa si ciertos meses fueron de vacas gordas y otros de vacas anoréxicas o de plano no hubo vacas, o si algunos clientes son grandes o pequeños: de todo ahorra esa cantidad y tendrás tu medio mes de sueldo.

Obviamente, si quisieras emular a las empresas o instancias de Gobierno que dan un aguinaldo más jugoso tendrías que separar un porcentaje mayor de cada pago.

Si quieres ser tu propio jefe y no acabar odiándote más que a los de tus anteriores trabajos es importante que construyas tus propias prestaciones. Empezar por el aguinaldo puede ser tu propósito de año nuevo pero también te vendría bien ir cotizando tu seguro de gastos médicos y aportaciones para tu retiro. Estás más que a tiempo para considerarlos en tus nuevas cotizaciones para el 2018.

Sofía Macías es especialista en educación financiera, autora de la serie de libros Pequeño Cerdo Capitalista. Puedes encontrarla en Twitter como @PeqCerdoCap y en www.pequenocerdocapitalista.com

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción