La Comisión Europea critica que el ‘banco malo’ siga en pérdidas desde 2012

La entidad, que absorbió los activos tóxicos de las cajas, tuvo números rojos de 565 millones en 2017

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.EFE

La Comisión Europea considera que el banco malo ha mejorado su margen bruto, pero recuerda que sigue con resultados financieros negativos, lo que requiere una “mayor acción” en lo que respecta a su administración.

No es la primera vez que Bruselas pone su atención en la marcha de la Sareb, que todavía tiene 37.875 millones en activos avalados por el Estado. De hecho, lleva años insistiendo en la situación financiera de la Sareb, que perdió 565 millones en 2017, un 15% menos que el ejercicio anterior. Esta entidad recibió en noviembre de 2011 unos 200.000 activos por valor de 50.781 millones, de los que el 80% eran préstamos y créditos al promotor y el 20% inmuebles, gran parte suelos. Estos activos eran los peores que tenían en sus carteras las cajas de ahorros quebradas.

Altos costes operativos

Más información
El banco malo perdió casi 600 millones el año pasado
La Sareb acelera la salida a Bolsa de su sociedad de inversión
La Sareb vendió 14.000 inmuebles en 2016 y pondrá en el mercado 1.500 viviendas al año

Las cuentas de la Sareb están lastradas por los altos costes operativos, 683 millones, debido a los impuestos de las viviendas, como el IBI, los gastos de las comunidades de vecinos, los costes de seguridad y los de mantenimiento. Pese a todo, el banco malo ha acelerado la venta de viviendas en los últimos meses, aprovechando la mejora del mercado inmobiliario. La Sareb tiene, además, 77 millones de costes de amortizaciones. El resultado operativo es positivo en siete millones, pero los 541 millones de gastos financieros y los 31 millones de impuestos, le llevan a pérdidas. Los gastos financieros son altos, pese a la caída de los tipos de interés, porque parte de su deuda está a precio fijo.

La Comisión Europea también apunta que “completar” la privatización de Bankia, de la que el Estado tiene el 60% del capital, permitiría “reforzar” más el sector bancario. Bruselas pide que se aceleren los planes de desinversión de las fundaciones bancarias en las cajas de ahorros.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS