Dos ruedas con potencial

La demanda del alquiler de motos de larga duración crece impulsada por las firmas de mensajería y la Administración

La moto eléctrica es uno de los medios de transporte urbano de más rápido crecimiento.
La moto eléctrica es uno de los medios de transporte urbano de más rápido crecimiento.

Aunque las cuatro ruedas dominan el sector del renting en España, las motocicletas empiezan poco a poco a asomar la cabeza y a hacerse con una pequeña parte del pastel. Su clientela predilecta: las empresas de entregas a domicilio y mensajería, y la Administración Pública. El mercado de motos se encuentra todavía en una fase emergente, según indica el presidente de la Asociación Española de Renting (AER), Agustín García. De los más de 606.000 vehículos de renting registrados en suelo español, 78.356 son motocicletas, un 12% de la flota. Una proporción que se acerca a la que representan las motos sobre el total del parque móvil español (15,7%), según datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de las Dos Ruedas (Anesdor).

Llama la atención, no obstante, las cifras que la AER maneja de la evolución del segmento, y que señalan que, en el primer semestre de 2018, apenas se matricularon 70 motos bajo este régimen en todo el país, y tan solo 117 en todo 2017, algo que no le encaja al director de renting de Cooltra, Damián Martín. Solo en este último año, la empresa, pionera en ofrecer este tipo de servicios en España y líder del sector junto a Alphabet, ha ampliado su flota en 900 unidades. Y es que Cooltra, y probablemente otras compañías que como esta se dedican a ambos tipos de alquileres, registra su flota ante la DGT en el canal de alquiler, una categoría amplia que engloba, entre otros, el renting. En ese apartado, las motos matriculadas en lo que va de 2018 ascendieron a las 7.303, un 53% más que en el mismo periodo del año anterior, según cálculos de Anesdor.

Incipiente pero prometedor

Baile de números aparte, lo que se desprende, tanto de las asociaciones como de las empresas del sector, es que se trata de un negocio todavía incipiente pero al alza. "La flota no es equiparable a la de los turismos, pero a pesar de ser un servicio relativamente nuevo, la demanda está evolucionando de manera muy positiva", destacan desde Alphabet. Las razones que, según esta empresa, explican la tendencia in crescendo en el segmento de las dos ruedas son el ahorro de tiempo en los desplazamientos, una mayor accesibilidad a la hora de circular por la ciudad, y el contexto regulatorio actual "cada vez más restrictivo". En efecto, las motos no solo contaminan menos, sino que están mudando más rápidamente que los turismos hacia la versión eléctrica.

Alphabet, división del Grupo BMW, arrancó con el segmento de motos premium de esa marca en 2016 y su flota ha aumentado un 38% desde el pasado año. Es la única compañía de las grandes del sector que ofrece este servicio, que cubre mantenimiento, impuestos, seguro, reparación y sustitución de neumáticos, por un promedio de 200 euros al mes. LeasePlan, otro referente en el renting de vehículos, lanzó también en 2016 un servicio de motos eléctricas, pero, por razones que la empresa ha preferido no mencionar, las retiró de su oferta. Ni ALD, Arval, Northgate o Santander Consumer ofrecen, de momento, motos para alquileres de larga duración. "El renting requiere de un profundo conocimiento del producto, desde el mantenimiento y la reparación hasta el modo de darle salida y un valor residual una vez que se acaba el contrato. En motos todavía hay poco conocimiento, y, si no lo hay, no se puede ser competitivo", afirma el presidente de AER, Agustín García.

Rivalidad

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La única competidora importante de Alphabet es Cooltra, gran conocedora del mercado de las dos ruedas, y pionera tanto en introducir el renting de motos para empresas en 2013 como en lanzar el motosharing (motos compartidas) hace dos años. "La acogida fue muy buena y crecíamos en los tres dígitos", cuenta el responsable, Damián Martín. La empresa catalana tiene previsto cerrar el año con una flota de 3.000 motocicletas y una facturación un 98% superior a la de 2017. Su horquilla de tarifas es más amplia que la de Alphabet, desde los 90 euros hasta los 350 euros al mes, dependiendo del modelo, el kilometraje y los servicios contratados.

Cada una de ellas está especialmente centrada en un tipo de cliente. Alphabet oferta la mayoría de sus scooters BMW al sector público, que, dicen, "cada vez confía más en el renting para la gestión de su flota en lugar de la propiedad", pero también a autónomos y pymes. "Unos colectivos con una movilidad urbana muy intensa que necesitan las dos ruedas para agilizar sus desplazamientos", destacan. Cooltra, en cambio, provee sobre todo scooters del modelo Peugeot Tweet Evo o eléctricas de la marca Askoll a las grandes compañías de comida rápida, como Domino's Pizza o Burger King, un mercado que, según Martín, es "el que más rápido se ha metido en el renting de motos", y al que ya han salido algunos pequeños competidores locales como CoolMotoRent o MotoAnGo. También tiene clientes entre las empresas de mensajería, vigilancia privada como Prosegur o Eulen, y seguridad pública: "Competimos con Alphabet en el sector policial con nuestras BMW eléctricas. De hecho, nos acaban de adjudicar un contrato para la flota de la guardia urbana de Barcelona", enumera Martín.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS