Los ingresos de la televisión de pago se congelan por la guerra de precios

Las operadoras apenas facturaron un 1,2% más en 2018 pese a aumentar en 210.000 los abonados

Un televisor con la parrilla de Movistar +.
Un televisor con la parrilla de Movistar +.R.M.

Los ingresos totales de la televisión de pago permanecieron casi planos en 2018 pese al aumento en 210.000 abonados hasta totalizar 6,78 millones de suscriptores. En total, las operadoras ingresaron 2.162 millones de euros en 2018, apenas un 1,2% más que en el ejercicio anterior, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La guerra de precios entre las operadoras y los descuentos y promociones especiales que hicieron tanto Movistar como Orange en verano por contar con toda la oferta de fútbol para hacerse con los clientes de Vodafone, que desertaron de esta operadora tras su renuncia a dar la Champions y el Partidazo, han motivado este comportamiento plano de la facturación de la televisión de pago, según fuentes del sector. Y es que el ingreso medio por abonado ha caído desde los 325 euros en 2017 a los 319 euros.

Más información
El 62% de los internautas paga por ver canales de televisión o plataformas como Netflix
La televisión de pago desbanca a la luz como el servicio peor valorado por los clientes

No obstante, el comportamiento es muy diferente según la tecnología utilizada.  Las operadoras de televisión por Internet IP (la que se ve a través de las redes de fibra o ADSL), aumentaron sus ingresos un 9,9% hasta los 1.427 millones. Por contra, los ingresos de la televisión por satélite (fundamentalmente los antiguos abonados de Canal +) registraron un retroceso del 12%, hasta los 462 millones en el conjunto de 2018.

La televisión de pago en España aumentó su cifra de abonados el año pasado un 3,2% respecto a 2017, hasta alcanzar los 6,8 millones de suscriptores. Un crecimiento mucho menor al observado en 2017, cuando el parque de abonados creció en más de medio millón, un 8,3% de aumento.

La televisión con tecnología IP se consolida como la mayoritaria, con 4,6 millones de abonados. En el último año esta tecnología sumó 564.000 clientes, mientras siguen cayendo los de satélite y cable. La paquetización de servicios continuó su avance en 2018, ya que el 91,2% de los abonados a la televisión de pago (6,2 millones de suscriptores) la tenían contratada de manera empaquetada con telefonía fija, telefonía móvil, banda ancha fija y banda ancha móvil.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Por operadores, Movistar concluyó el año pasado con 4.090.000 abonados, un 6,3% más; Vodafone se dejó un 7,4% y cayó a 1.292.000, y Orange ganó un 13,8% y llegó a los 689.000 suscriptores.

Consumo y publicidad

La asignatura pendiente de la televisión de pago sigue siendo la publicidad, ya que prácticamente todos sus ingresos vienen por las cuotas de sus abonados. Del total de ingresos publicitarios (que incluyen publicidad convencional, patrocinios, televenta, telepromoción y emplazamientos de producto), las televisiones de pago obtuvieron el 5,8% de los ingresos publicitarios y las televisiones en abierto el 94,2%, con cifras del cuarto trimestre de 2018.

En ese cuarto trimestre, el consumo promedio de televisión se situó en 3 horas y 39 minutos por persona y día (31 minutos por espectador/día más con respecto al trimestre anterior). El aumento se debió al mayor consumo de televisión en invierno y especialmente en Navidad.

Por plataforma, el consumo de televisión, tanto en abierto como de pago, se repartió en un 76,3% para la TDT, el 2,4% para la televisión por satélite y el 21,3% para las plataformas de televisión por cable y televisión IP.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS