El exministro Acebes atribuye su imputación en Bankia a un ataque político de UPyD

Las sesiones del juicio se prorrogan una semana más por la extensión de las conclusiones definitivas de los abogados de las defensas

Captura de televisión de la Audiencia Nacional, del exministro del Interior, Ángel Acebes
Captura de televisión de la Audiencia Nacional, del exministro del Interior, Ángel AcebesAudiencia Nacional (EFE)

La recta final del juicio de Bankia se alarga. El proceso, que acumula ya 10 meses, 70 sesiones, la declaración de 34 acusados, 57 testigos y dos decenas de peritos, se está extendiendo de nuevo más de lo previsto con la fase de conclusiones definitivas. Después de casi un mes de sesiones tras la vuelta de las vacaciones de verano, todavía faltan 20 abogados defensores de los 34 investigados en el procedimiento, por lo que el tribunal ha decidido este lunes ampliar el calendario una semana más, hasta el 3 de octubre.

Más información
El consejo de Bankia delinquió para mantener sus privilegios, según la fiscal
La Fiscalía eleva las penas a los acusados del ‘caso Bankia’ y pide ocho años y medio para Rato

El abogado del exministro del PP Ángel Acebes aprovechó su turno para insistir en lo que el propio acusado alegó durante su declaración en marzo pasado: que su imputación en la causa se debe a un ataque político de un partido rival, UPyD. El letrado también cargó contra la fiscal Anticorrupción, Carmen Launa, a la que acusó de basar su acusación en prejuicios e "invenciones". En su acusación inicial Launa no incluyó a ningún exconsejero de BFA, pero en la calificación definitiva añadió el delito de falsedad contable y se lo atribuyó a todos los miembros del Comité de Auditoría y Cumplimiento (CAC), del que Acebes era presidente. Solicita para él un año y medio de cárcel.

La defensa de Acebes recordó que el exministro llegó a la entidad el 27 de julio de 2011, seis días después de la salida a Bolsa de Bankia, e insistió en que los comités de auditoría no son responsables de las cuentas, por lo que no pudo hacer dejación de funciones. Acebes, añadió, nunca tuvo conocimiento de ningún deterioro. Ni él ni los miembros del CAC o del consejo, aseguró, criticando de paso el trabajo de los peritos judiciales: los deterioros solo existen "en su mente y sus informes, pero no en la realidad".

En la sesión de este lunes presentó también sus conclusiones la defensa de la exconsejera de Bankia Araceli Mora, que aseguró que de la mera pertenencia al consejo de administración de la entidad no puede colegirse que conociera la falsedad de las cuentas. De ser así, estarían acusados todos los consejeros, y no solo los miembros del comité de auditoría y cumplimiento, afirmó. El abogado de Mora acusó a la Fiscalía Anticorrupción de haber "hecho suyo" el relato del socio auditor de Deloitte Francisco Celma, también acusado. El abogado negó el hecho de que fuera a partir de la llegada del nuevo equipo gestor de José Ignacio Goirigolzarri cuando fluyó la información que al auditor le faltaba para elaborar su informe de auditoría de las cuentas del ejercicio 2011.

"Ni el testimonio de Goirigolzarri, ni el del interventor general de la entidad, ni ningún medio documental aportado a las actuaciones: nada corrobora que a partir de la llegada de Goirigolzarri fluyera la información que al auditor le faltaba y que eso es lo que le permitió, en último extremo, completar su trabajo", explicó el abogado, según recoge Europa Press.

La negación de la supuesta dejación de funciones de los consejeros de BFA y de Bankia centró también la intervención del abogado defensor de Pedro Bedia y Francisco Baquero (exconsejeros de BFA ) y de José Antonio Moral Santín (exconsejero de Bankia). La Fiscalía Anticorrupción acusa a Bedia de un delito de falsedad contable por su pertenencia al comité de auditoría de BFA. El letrado aseguró que durante el juicio no ha podido probarse que los consejeros miraran "para otro lado" e insistió en que si hubo problemas, estos se trataron al margen del comité de auditoría, del que dijo que fue "absolutamente apartado".

A principios de este mes, en la primera sesión del juicio tras el parón de agosto, la Fiscalía Anticorrupción argumentó que los gestores de Bankia conocían “perfectamente” las irregularidades contables de la entidad antes de la salida a Bolsa y en las cuentas de 2011. Carmen Launa añadió que durante los más de nueve meses de juicio oral se había acreditado el delito de falsedad contable. En julio, el Ministerio Público ya añadió esa figura penal a la de estafa a los inversores y endureció las penas. Además, amplió el número de acusados de cuatro a 14 personas. Tras leer su informe definitivo, lo hicieron también otras acusaciones, entre ellas la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y varios particulares. Cuando terminen los abogados defensores, se dará por cerrada esta fase y el tribunal permitirá a los acusados formular una última palabra.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elena G. Sevillano

Es corresponsal de EL PAÍS en Alemania. Antes se ocupó de la información judicial y económica y formó parte del equipo de Investigación. Como especialista en sanidad, siguió la crisis del coronavirus y coescribió el libro Estado de Alarma (Península, 2020). Es licenciada en Traducción y en Periodismo por la UPF y máster de Periodismo UAM/El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS