Un juzgado respalda la compra de la Ciudad Financiera por el Santander

El juez rechaza el recurso presentado por los antiguos propietarios del complejo

Ciudad Financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte.
Ciudad Financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte.Carlos Rosillo

Un juzgado de Madrid ha respaldado la recompra por parte del Banco Santander de su Ciudad Financiera, en el municipio madrileño de Boadilla del Monte. Desestima así los recursos contra la operación interpuestos por quienes fueran sus propietarios desde 2008 hasta este verano, Marme Inversiones.

Más información
El Santander exige que se investigue al fondo que quiere comprar su sede de la Ciudad Financiera

El juzgado de lo Mercantil número 9 de la capital rechaza las pretensiones de sus antiguos dueños, actualmente en concurso de acreedores, y confirma el plan de liquidación pactado el 16 de julio que abrió la puerta a que el Santander volviera a adquirir esta sede. En virtud de dicha resolución, el grupo que preside Ana Botín asumía los pasivos netos de la tesorería de Marme Inversiones, al tiempo que adquiría sus activos, entre los que destacaba la Ciudad Financiera.

La operación se produjo apenas semanas después de que el banco llegara a una “solución amistosa” con los hermanos Simon y David Reuben, quienes hasta entonces presentaban la mejor oferta de compra. El acuerdo con los Reuben supuso la fusión por absorción de esta última sociedad, la cual asumió directamente los derechos contraídos con Marme.

Para el banco la recompra le supone ahorrarse los más de 100 millones de euros anuales que pagaba por disponer de la sede. Además, ser el propietario del inmueble tiene un mejor tratamiento contable. Ahora la magistrada ratifica su aval al plan de liquidación y rechaza los recursos interpuestos por el magnate británico Glenn Maud y su socio, el irlandés Derek Quinlan, a los que el banco vendió el complejo por 1.900 millones.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS