Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment: “Las empresas necesitan líquido, no créditos para pagar impuestos”

La patronal catalana urge al Gobierno a aplazar el pago de impuestos

El presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre.
El presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre.EFE

Josep Sánchez Llibre lleva una semana criticando la posibilidad de un refuerzo del confinamiento, tal y como reclamaba el president de la Generalitat, Quim Torra, y asumió el Gobierno el sábado. Pero ha mantenido también una dura posición demandando el aplazamiento de las obligaciones tributarias del empresariado. Presidente de Fomento del Trabajo y vicepresidente de CEOE, acusa al Ejecutivo de “improvisación” y de que no dote de liquidez a las empresas cuando muchas de ellas acumulan quince días de cierre, sin ingresos.

Pregunta. España afronta la peor semana de la crisis sanitaria. ¿Cómo se vive desde el ámbito de la empresa?

Respuesta. Con muchísima preocupación. Ha de quedar muy claro que la sensibilidad y la complicidad de los empresarios con que pueda haber una gestión sanitaria eficiente, rápida y eficaz para salir tan rápido de esta situación tan grave está fuera de toda duda. Hemos estado al lado de las administraciones desde el primer momento.

En 17 días no ha llegado ningún aval del Estado a las empresas”

P. ¿Le sorprendió el decreto que publicó el Gobierno ayer [por el domingo]?

R. Sí, negativamente, porque los empresarios necesitamos rigor, seriedad y poder tomar decisiones con tiempo y con un diálogo social previo. Esta decisión ha sido precipitada y unilateral y no podemos estar al albur de las improvisaciones.

P. En una situación de crisis como la actual, ¿buscar el consenso no es demasiado lento?

R. Seguro que sí, pero hay que buscar un mix entre la seguridad del trabajador y no parar los servicios esenciales de la economía. El Estado debe estar al lado de los trabajadores, pero también de las empresas. Cuando el Estado toma la decisión de dar un permiso retribuido ha de pensar también que muchas empresas no lo podrán pagar porque su situación es crítica. Y hay muchos sectores que han cerrado desde hace 15 días y que tampoco pueden asumir sus obligaciones tributarias. No costaba nada aplazar tres meses los impuestos. Si no nos hace caso ahora lo tendrá que hacer más tarde y mal y será responsabilidad del Gobierno.

P. ¿Han calculado la cifra de ayudas necesarias?

R. No. El Estado ha puesto a disposición de la economía 100.000 millones de euros en avales. Está muy bien, pero hasta hoy, 17 días después de tomar esa medida, que nosotros sepamos no ha llegado a ninguna empresa. Sin despreciar esos avales, que serán muy útiles, que el Estado ponga sobre la mesa liquidez, como podría suponer la suspensión del pago de impuestos. Que las liquidaciones de marzo se suspendan hasta dentro de tres meses y para después busquemos más aplazamientos. Los empresarios necesitan dinero, caja, no créditos para pagar los impuestos. Y lo otro, que sabemos que no es fácil: que aplique lo que ha hecho Dinamarca y asuma el 75% de los salarios de los trabajadores con permiso retribuido.

Si el Gobierno no nos hace caso ahora, lo tendrá que hacer más tarde y mal"

P. ¿La Generalitat tiene margen para ayudar?

R. Lo que pedimos que haga el Gobierno la Generalitat ya lo ha hecho con los impuestos cedidos. Chapeau. Y ha puesto una línea de avales. Lo que tenía que hacer ya lo ha hecho.

P. ¿Es posible que el gasto sanitario sea superior al habitual y el Estado necesite esos ingresos?

R. Sí, probablemente. Yo no querría estar en la piel del Estado y es posible que la gestión diaria les impida ver que muchas de esas empresas (comercios, hostelería, empresas de servicios…) no podrán pagar. Tendría que intentar canalizar esos recursos para no acabar de destrozar ese tejido empresarial. Al Gobierno le ha faltado ese mínimo de sensibilidad pese a que lo hemos ido reclamando. Se ha de buscar un equilibrio entre dar todo el apoyo a la sanidad y buscar unos servicios esenciales para que la productividad continúe y no se paralice el país.

P. ¿No cree que la medida es imprescindible para frenar el coronavirus?

R. La podría haber tomado igualmente hablando con todos nosotros. Para salir de esta crisis es necesaria la complicidad de los empresarios y los sindicatos y esa complicidad no le cuesta nada. Los empresarios apoyaremos incondicionalmente al Gobierno para que negocie con el Ecofin mutualizar las emisiones de deuda de la Unión Europea y que esto no vaya a cargo de los países más débiles, como son España o Italia. Se ha de tocar el corazón de los alemanes, los austriacos y los holandeses para imponer un plan de reconstrucción europea y de recuperación económica. Solo se podrá hacer si nos ponemos todos de acuerdo para emitir coronabonos.

P. Están reclamando condiciones para salir de la crisis lo más rápido posible, en forma de V. ¿No temen una recaída, una W, si no se resuelve bien la crisis sanitaria?

R. Sí nos preocupa, mucho. Habrá que haber sectores que salgan muy reforzados de esta situación, como es el caso del sector sanitario. Hay que darle musculatura y la potencia para que si llega esa desgracia estemos preparados para no pasar lo que nos ha pasado hasta ahora. No podemos escatimar esfuerzos.

P. ¿Prevén buenas noticias para el Consejo de Ministros de mañana [hoy]?

R. Ojalá nos hagan caso. Solo queremos que sean sensibles y que no se ponga en duda nuestra honorabilidad, porque hay algunas líneas rojas que no se pueden superar: se nos pone bajo sospecha de que estemos cometiendo fraude aprovechando la crisis de la Covid-19.

P. ¿Debemos olvidar la caída del PIB de este año y pensar solo en el rebote de la economía, en la salida?

R. Hacer pronósticos catastrofistas no es el camino. El camino es buscar la solución para salir cuanto antes de esta situación y dar mensajes de optimismo a la sociedad española. Podemos vencer, pero al mismo tiempo reclamamos al Gobierno que nos ayude a superar esta situación. Una hoja de ruta compartida. Estamos a tiempo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia


La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS