Las empresas turísticas podrán aplazar durante 12 meses sus deudas hipotecarias

El Consejo de Ministros da luz verde este viernes a la medida contemplada en el plan de ayuda presentado hace dos semanas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este viernes en la firma del pacto por la reactivación económica en La Moncloa.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este viernes en la firma del pacto por la reactivación económica en La Moncloa.Eduardo Parra (Europa Press)

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto-ley de medidas económicas que contempla la moratoria hipotecaria para inmuebles afectos a la actividad turística. De esta forma otorga un periodo de moratoria de hasta 12 meses (solo se abonarían los intereses, no capital) para las operaciones financieras de carácter hipotecario suscritas con entidades de crédito. Se trata de una de las medidas recogidas en el plan de ayuda al turismo presentado hace dos semanas que ahora se desarrolla para su aplicación.

De esta moratoria podrán beneficiarse los trabajadores autónomos y las personas jurídicas con domicilio social en España que estén atravesando dificultades financieras como consecuencia de la crisis del coronavirus. Quedan fuera de esta ayuda “los préstamos que hayan sido objeto de impago total o parcial de alguna de sus cuotas desde antes del 1 de enero de 2020″, matiza el Ministerio de Turismo. También se podrán beneficiar los que estén en régimen de alquiler en un local hipotecado, según recogía el plan. En este caso los propietarios lo podrán solicitar y trasladar la medida de liquidez. “El beneficiario de la moratoria hipotecaria deberá conceder al arrendatario una moratoria en el pago del arrendamiento de al menos un 70% de la cuantía de la moratoria hipotecaria”.

Además de la moratoria hipotecaria, el Gobierno ha aprobado otras medidas recogidas en el plan de impulso al sector. Una de ellas es la puesta en marcha el sistema de financiación de proyectos para la digitalización y la innovación del sector. En este caso, el plan contemplaba una línea de préstamos de 216 millones para 2020 con tipos de interés bonificados y amplios plazos de carencia que financien proyectos que promuevan la digitalización de empresas y destinos turísticos, de investigación y desarrollo, así como otros orientados a la internacionalización. Se prevé la concesión de un máximo de 1.100 préstamos para cada ejercicio presupuestario, con una base media por préstamo de 200.000 euros.

Otra de las medidas ya contempladas es la de los Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos, un instrumento cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de los destinos rurales y de interior. Según recogía la estrategia presentada también por el presidente hace dos semanas, la partida para este apartado es de 23 millones de euros en 2020 y de 30 millones en 2021 y 2022. El objetivo, según el documento, es “preparar a los gestores de los destinos turísticos para que hagan frente a la caída de la demanda”. Con esta medida el Ejecutivo espera que se beneficien 260 destinos turísticos.

También se ha lanzado este viernes la exoneración de cuotas de fijos discontinuos. Se trata de una medida del Ministerio de Trabajo y Economía Social por la que las empresas dedicadas al turismo, el comercio y la hostelería (que no tengan carácter público) que entre julio y octubre (ambos inclusive) generen actividad en estos sectores, contarán con exoneraciones del 50% de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores fijos discontinuos que incorporen o mantengan su ocupación.

Para la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, las propuestas aprobadas reafirman el compromiso del Ejecutivo en el apoyo al sector turístico. “Tanto durante la crisis sanitaria como en la desescalada y ahora en la recuperación; son medidas concretas y eficaces para seguir protegiendo a empresas y trabajadores y seguir relanzando la actividad”, insiste Maroto en un comunicado del ministerio.

A la espera de la ampliación de los ERTE

Sin embargo, fuentes empresariales del sector consideran las medidas sacadas adelante como un paso más para la ejecución del plan presentado, pero que aporta pocas novedades. De hecho, siguen reclamando la ampliación de los ERTE para los negocios turísticos, algo que se considera clave para que sobreviva el mayor número de empresas posible. Más si cabe tras conocerse este jueves los últimos datos de paro y afiliación, que según un estudio de Exceltur sitúa en 1,2 millones menos el número de trabajadores justo al inicio del punto álgido del año, el verano, cuando se genera la mayor parte de la actividad.

En el Consejo de Ministros extraordinario de este viernes también se ha aprobado un Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas dotado con 10.000 millones de euros para “aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia”, como adelantó EL PAÍS. Estas ayudas también podrían llegar a empresas del sector turístico, por ejemplo a aerolíneas como Iberia o Vueling o grandes hoteleras.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción