Donohoe, un presidente del Eurogrupo para coser norte y sur

El político conservador irlandés ha tejido alianzas con los 'halcones', pero también se ha posicionado en la última crisis a favor de instrumentos de deuda conjuntos

Paschal Donohoe, en una imagen de octubre de 2019.
Paschal Donohoe, en una imagen de octubre de 2019.PAUL FAITH (AFP)

El conservador irlandés Paschal Donohoe (Dublín, 45 años) presidirá el Eurogrupo durante los próximos dos años y medio tras derrotar a Nadia Calviño en la votación que han celebrado esta tarde los países del euro. Su victoria, sorprendente si se tiene en cuenta que los países que apoyaban a la ministra española -Alemania, Francia e Italia, entre otros- representan el 80% del PIB de la eurozona, se ha cimentado sobre la imagen de un hombre a medio camino entre las posiciones de los países del norte y del sur del continente. Irlanda, un país rescatado en la anterior crisis, no es exactamente un halcón; pero en sus más de tres años como ministro de Finanzas, Donohoe ha establecido lazos con sus colegas del norte a través de la participación de su país en el Grupo Hanseático (Finlandia, Suecia, Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Irlanda, República Checa y Eslovaquia).

A la vez, Donohoe se ha situado en la crisis del coronavirus del lado de los que han pedido que Bruselas establezca instrumentos de deuda conjuntos. Esta posición y el hecho de que su partido, el democristiano Fine Gael, forme parte del Partido Popular Europeo, le permiten también encontrar simpatías entre los países meridionales gobernados por fuerzas conservadoras. De hecho, en sus primeras declaraciones tras la elección, el nuevo presidente del Eurogrupo ha asegurado que su “prioridad inmediata” será diseñar un “camino común” sobre el que construir la “recuperación de Europa”. Y también ha agradecido en Twitter la confianza depositada en él. “Espero trabajar con todos mis colegas del Eurogrupo para asegurar una recuperación justa e inclusiva”, ha dicho en la red social.

Apasionado de la lectura de política económica -en ocasiones firma críticas para el Irish Times- Donohoe estudió Ciencias Políticas y Económicas en el prestigioso Trinity College de la Universidad de Dublín. Tras pasar por la empresa privada, fue concejal de su ciudad natal, Dublín, durante tres años y en 2011 fue elegido miembro de la Cámara baja irlandesa. Solo dos años después, empezó a ocupar responsabilidades de Gobierno como secretario de Estado.

En 2014, Donohoe sería nombrado ministro por primera vez con las carteras de Transportes, Turismo y Deportes, que en 2016 cambió por las de Gasto Público y Reformas. En 2017, a esas añadiría la de Finanzas, configurándose de hecho bajo su mando un superministerio de Estado. Su éxito profesional y un talante dialogante le han permitido mantenerse en ese puesto después de la construcción, el mes pasado, de un Gobierno de coalición entre su partido y el centrista-liberal Fianna Fáil, las dos grandes formaciones irlandesas que han alternado la jefatura del Gobierno desde la Guerra Civil de 1922.

Partidario del centrismo y el multilateralismo

La figura de Donohoe, casado y padre de dos hijos, ha ganado aprecio entre los socios comunitarios durante las tortuosas negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la UE. Irlanda, uno de los países más afectados por el Brexit, tenía su punto débil en una política fiscal laxa con las empresas, lo que ha llevado a muchas multinacionales a establecer allí su cuartel general en Europa, y la oposición a la propuesta francesa de una tasa Google a nivel comunitario. Pero finalmente 10 de los 19 países del Eurogrupo han valorado más que represente a un socio a medio camino entre los que defienden la ortodoxia económica y los que abogan por una mayor flexibilidad para afrontar la recuperación tras la pandemia. Y Donohoe representa a la perfección ese consenso.

“El centrismo es una filosofía política que incorpora ideas de la izquierda y la derecha del espectro político”, señaló el ministro irlandés en una conferencia sobre su visión política pronunciada en 2018. “Nunca ha habido un tiempo en que la refundación del multilateralismo haya sido más crítica frente a la fracturación del orden liberal y el resurgimiento del nacionalismo”, añadió en aquel discurso del que se hizo eco la agencia Bloomberg. Fuentes comunitarias citadas por el Irish Times señalaban este jueves que sus colegas del Eurogrupo consideran a Donohoe un “buen comunicador” y le tienen “aprecio”, por lo que sus palabras se “escuchan con atención”. En adelante, su voz será aún más poderosa en el club del euro.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS