Ábalos resucita el pago por el uso de carreteras del Estado en plena pandemia

El ministro de Transportes apunta a un peaje que solo pagarían camiones y autocares de viajeros

Autovía A-2 en su acceso a Madrid.
Autovía A-2 en su acceso a Madrid.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha resucitado este lunes el debate abierto en la anterior legislatura sobre la posibilidad de introducir peajes en las carreteras del Estado, aunque en este caso ha introducido el matiz de que el pago dependería del tipo de usuario que las utilice.

En este sentido, Ábalos apuntó que habría que discriminar entre los ciudadanos que circulan por las vías para ir a su lugar de trabajo de las actividades económicas que se benefician de las infraestructuras públicas, en referencia a las empresas de transporte de mercancías y viajeros por carretera. “A los que no les queda otra, como los que van a trabajar, no tienes por qué gravarlos, pero sí a otros a los que la circulación por estas vías les hace ser más competitivos en su actividad, ya que se benefician del nivel de infraestructuras”, argumentó durante su participación en el Primer Simposio del Observatorio de la Movilidad, organizado por El Español.

El ministro desliza esta propuesta en plena crisis del sector del transporte por carretera tanto de mercancías como de viajeros por las consecuencias de la crisis del coronavirus. Así, un tercio de las más de 3.000 empresas de autobús puede desaparecer en los próximos meses debido a la caída en picado de sus ingresos, según la patronal Confebus.

No es la primera vez que el ministro de Transportes pone encima de la mesa el posible peaje por el uso de las carreteras y autovías de la red del Estado. El verano pasado, Ábalos indicó que el Gobierno estaba estudiando el pago por uso de las autovías actualmente gratuitas, aunque el coste para el usuario sería “simbólico”, en torno a la décima parte de lo que ahora paga de media en las autopistas de peaje. Parte de esa recaudación se dedicaría a reducir el peaje de las autopistas que aún están en manos privadas. El modelo se complementaría liberando de peaje las autopistas en las que venza la concesión. Posteriormente, y ante las quejas de varias comunidades autónomas y del sector, el ministro matizó sus palabras e indicó que no había ningún proyecto en firme para instaurar esos peajes.

El titular de Transportes volvió a mostrar su rechazo este lunes a que haya diferencias en el cobro de peajes en función del territorio en el que los usuarios circulen porque “no es hacer una España igual para todos”, y defendió un principio “de igualdad territorial sin discriminar a los usuarios”. Este debate surge como respuesta a las grandes necesidades de financiación destinadas a la conservación de las infraestructuras ya ejecutadas, que, según el ministro, ya concentran todo el presupuesto público actual, dejando poco margen para la obra nueva.

Limitación de alquileres

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Por otra parte, el ministro señaló que la limitación al precio de los alquileres en la que trabaja el Gobierno socialista a propuesta de su socio Podemos y que incluirá en la futura Ley de Vivienda, para su aprobación en el primer trimestre del año que viene, no será de obligado cumplimiento por los Ayuntamientos, que serán las Administraciones encargadas de su gestión.

“En principio, no es obligatorio para los Ayuntamientos, el que entienda que debe hacerlo lo hará y quien no lo vea así, seguramente no lo hará”, ha explicado el ministro, añadiendo, no obstante, que la ley todavía se encuentra en estudio y es susceptible de ser modificada.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS