Renfe se adjudica un contrato de más de 13 millones de euros en México para el desarrollo del Tren Maya

Un consorcio liderado por la empresa pública española trabajará en la puesta marcha del proyecto estrella de infraestructuras de Andrés Manuel López Obrador

Varios trabajadores, en un tramo de las obras del nuevo Tren Maya.
Varios trabajadores, en un tramo de las obras del nuevo Tren Maya.Cuauhtémoc Moreno (EFE)

El operador ferroviario español Renfe, de titularidad pública, en consorcio con la empresa de ingeniería Ineco —también de titularidad estatal— y la alemana DB Engineering & Consulting, se ha adjudicado un contrato para dar servicio durante tres años al desarrollo del Tren Maya en México por 13,5 millones de euros. El grupo actuará como una suerte de operador en la sombra del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur, dependiente del Ejecutivo mexicano) —la entidad contratante— en la implementación del proyecto, según ha informado este viernes el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana español.

Más información
Un trabajador del ferrocarril abordo del actual tren de carga en la v’a del tren por donde pasara el tren maya en el municipio de Palenque, Chiapas  MŽxico el d’a 27 de mayo de 2020. El presidente de MŽxico AndrŽs Manuel L—pez Obrador ha dado inicio a las obras de construcci—n del proyecto Tren Maya. Uno de los principales proyectos de la actual administraci—n, est‡ proyectado a terminarse en un periodo de 4 a–os y contara con 18 estaciones y m‡s de 1500 kil—metros de ruta que le dar‡n la vuelta a la pen’nsula de Yucat‡n, pasado por 5 estados del sureste mexicano.
El tren maya: esperando el futuro junto a las vías

Entre las labores a desarrollar en el marco de este contrato está el asesoramiento en la futura operación y la supervisión de la fabricación, entrega y puesta en marcha del material rodante, así como el resto de sistemas del proyecto, hasta que comience periodo de pruebas del servicio comercial. Renfe recibió una invitación para participar en este concurso.

El Tren Maya es la apuesta estrella en infraestructuras del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que acaba de cumplir dos años como presidente del país norteamericano, y proyecta un sistema de transporte ferroviario tanto de viajeros como de mercancías en la península de Yucatán (sureste). En una primera fase conectará las estaciones de Palenque y Cancún, en una segunda enlazará Cancún y Escárcega para sumar una longitud total de 1.525 kilómetros.

El coste total del proyecto es de unos 6.500 millones de euros al cambio. El compromiso de Fonatur es tener el primer tramo del proyecto funcionando para el año 2023.

Un paso más en la diversificación

El contrato obtenido para el desarrollo mexicano robustece uno de los grandes objetivos de Renfe para el futuro: la entrada en nuevos mercados para seguir avanzando en su proceso de internacionalización, uno de los pilares básicos de su plan estratégico, tras su participación en Arabia Saudí y Estados Unidos.

Las tres empresas que forman este consorcio también se han unido para participar en el desarrollo de Rail Baltica, que conectará Estonia, Letonia y Lituania a través de 870 kilómetros de Alta Velocidad a partir del año 2026.

Recientemente, la unión de Renfe, Ineco y DB ha resultado finalista para participar como operador en la sombra de este proyecto en los países bálticos, frente a los operadores públicos de Francia e Italia, SNCF y Ferrovie dello Stato, respectivamente, a los que se tendrá que enfrentar. La inversión total será de 5.800 millones de euros, cofinanciados por la Unión Europea. Hasta el momento, se han adjudicado numerosos contratos para la fase de diseño del proyecto, con una presencia relevante de ingenierías españolas como Idom, Prointec, Ardanuy e Ineco, empresa esta última que ya se ha hecho con cuatro contratos en el proyecto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS