Una ciudad en vilo por su gallina de los huevos de oro

Hoteleros, taxistas y restauradores temen por un congreso que deja 492 millones de euros en Barcelona

Dos personas esperan junto a un taxi, el martes, en Barcelona. En vídeo, Collboni insiste en que no hay "motivos de salud pública" para cancelar el MWC.Foto: atlas

La gallina de los huevos de oro está en peligro. Pende de un hilo el Mobile World Congress (MWC), un evento que, según la organización, inyecta en una semana a Barcelona 492 millones de euros en hoteles, restauración, taxistas, empresas de transporte, agencias de azafatas... La epidemia del coronavirus ha llevado a una docena de expositoras a cancelar su participación en el mayor congreso de Barcelona. La organización y las administraciones insisten en que se celebrará, pero los implicados están en alerta por la cada vez más probable cancelación.

El MWC representa un 30% de la facturación de Fira de Barcelona, la entidad con la que la patronal de telecomunicaciones GSMA contrata el espacio y la logística. Reunió a 108.000 asistentes el año pasado y es responsable de 13.000 puestos de trabajo temporales. Tanto la organización como los sectores implicados tratan cada año de proteger su celebración ante impedimentos como huelgas de movilidad o protestas políticas. Pero hasta ahora ninguna empresa había retirado su participación.

Los primeros en admitir un impacto han sido los hoteleros. El Gremio de Hoteles de Barcelona reconoce que los establecimientos están registrando cancelaciones por el coronavirus. Dicen seguir las noticias “con mucha preocupación”. No obstante, el gremio expresa su confianza en la celebración del Mobile y dice que aún no ha cuantificado el impacto hasta ahora. Durante la semana que dura el congreso, los hoteles de la ciudad suelen disfrutar de una ocupación superior al 90%, circunstancia que aprovechan para subir precios.

El director del hotel AC Som Marriott, Ignacio Arias, explica que por ahora solo han tenido cancelaciones de empresas que iban a viajar a Barcelona en los días previos al Mobile. Arias detalla que hasta mediados de la próxima semana definirán con la organización el número de reservas que tendrán, que pueden ascender a 300 durante la semana del evento. “Que venga esa cantidad de personas es un motor tremendo para muchos sectores. Estamos viviendo una situación anormal, pero esperamos que se resuelva de manera positiva”, asegura.

Más información
El Rey mantiene su propósito de inaugurar el Mobile
Más medidas de seguridad para evitar el contagio de coronavirus en el Mobile
Amazon tampoco irá al Mobile por el coronavirus y golpea a la gran feria barcelonesa

Los responsables de algunos restaurantes en las inmediaciones del recinto consideran que una hipotética cancelación no afectaría tanto sus ventas, ya que su clientela aumenta, sobre todo, antes y después del Mobile con los empleados que trabajan en el montaje del congreso. “Durante el salón no se nota un gran cambio. Muchos de los que vienen se hospedan en otras zonas o tienen sus servicios de comida”, señala José Ruiz, que regenta un bar cercano al recinto ferial. Por su parte, el director del Gremi de Restauració de Barcelona, Roger Pallarols, asegura que los establecimientos han registrado “algunas cancelaciones” de reservas en restaurantes de la ciudad, aunque tampoco las ha podido cifrar. Y remarca que las empresas que acuden al congreso desde hace años ya saben dónde ir y reservan de antemano. Pallerols reconoce que, aunque no se cancele, esta edición del Mobile será “más deslucida”.

El sindicato CC OO hizo este martes un llamamiento a la responsabilidad, y recordó que el congreso es “un elemento de actividad económica muy importante para la metrópoli y el conjunto de Cataluña” por el empleo que genera. La patronal de la pequeña y mediana empresa, Pimec, también pidió “tranquilidad y sensatez” a las empresas para que no retiren su participación, algo que por ahora han hecho compañías como Facebook, Ericcson, Sony, Intel o Vivo.

Las deserciones acaban teniendo sus damnificados. El plante de Ericsson, por ejemplo, implica la cancelación de 70 coches reservados con la empresa barcelonesa Autos Alegre, según informó Europa Press. Josep Goñi, presidente de Unauto en Cataluña, la patronal que representa a las empresas que operan con licencia VTC, aseguró que se han cancelado el 12% de las reservas que tenían programadas para el MWC. Goñi declaró que desde la asociación se muestran “muy preocupados” y que temen que las cancelaciones de coches “vayan a más en los próximos días”. Uno de los afectados es Miguel Ángel Morán, propietario de la empresa Premium Car Transfer, dedicada al transporte de lujo: “El Mobile representa un porcentaje importante de la facturación de todo el año. No son solo cuatro días. Sus visitantes se quedan al menos 10, y nos contratan durante todo el día con total disponibilidad”, explica. Morán lamenta que el goteo de cancelaciones genere “una incertidumbre horrorosa” y cree que, si se cancela el congreso, “el impacto será terrible”.

Pese a que hace apenas un mes el sector del taxi amenazó con una huelga —que la Generalitat desactivó al ceder ante sus reivindicaciones—, ahora expresa su preocupación. “Es una semana que nos viene muy bien económicamente”, explica Jaime Sau, del sindicato del taxi STAC. El sector lamenta que las administraciones no les han informado, y que en previsión de una gran afluencia se habían previsto cambios en la logística de los días de trabajo y descanso de los conductores. “Y luego está el tema sanitario: en el congreso, si se hace, habrá controles, pero dentro de los taxis no sabemos qué protocolo seguir, los taxistas no sabemos qué riesgos corremos”, añade.

Los comerciantes destacan que tanto si se acaba celebrando como si se suspende o pospone “no será una buena noticia”. Salva Vendrell, presidente de la fundación Barcelona Comerç, presenta esta crisis como una “que no se puede controlar”. “No como las protestas del procés o de los taxistas”, matiza. Vendrell insiste en que muchos asistentes vienen al Mobile desde hace años y visitan la ciudad más allá de los lugares más turísticos. “El impacto se nota en todas partes, y muy especialmente en la restauración y el ocio nocturno”, concluye.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS