Cristina Herrero, nueva presidenta de la Autoridad Fiscal tras el respaldo unánime del Congreso

La máxima responsable de la Airef anuncia que quiere reforzar la evaluación de políticas públicas

La candidata a presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados.
La candidata a presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados.Víctor Lerena (EFE)

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) nació en medio de la crisis impuesta por Bruselas. Su misión era la de tutelar las finanzas públicas en un contexto de dudas sobre su sostenibilidad. Tras seis años de vida del organismo, el Congreso ha validado este lunes el nombramiento de su segundo presidente. Con los votos a favor de todos los grupos parlamentarios, Cristina Herrero, que había sido propuesta por el Ejecutivo, sustituirá a José Luis Escrivá al frente de la institución para los próximos seis años. En un momento de elevada tensión política, ningún otro nombramiento ha concitado la adhesión de todas las formaciones políticas, incluido Vox.

Más información
José Luis Escrivá, el ministro que llega con las cuentas hechas
El nuevo Gobierno renovará la CNMC, el CES, RTVE, la Airef y el Frob

Escrivá es ahora ministro de Seguridad Social en el Gobierno de Sánchez. Y Herrero había sido su número dos en el organismo encargado de supervisar las cuentas públicas. Así que todos los diputados han elogiado sin excepción a Cristina Herrero por su perfil técnico, su carrera como interventora y por haber trabajado ya desde el principio en una institución que se ha ganado la confianza por su independencia. Pero varios de ellos también le han recordado que levantaba algunas suspicacias porque su antiguo jefe formase parte del Ejecutivo. Y que tendría que despejar esas dudas.

Aunque han brindado su respaldo, PP y Vox han puesto mucho énfasis en advertir a Herrero del riesgo de injerencias del Gobierno. Ante estas alegaciones, Herrero ha señalado que no estaba dispuesta a perder la reputación que ha conseguido la Autoridad Fiscal.

En su comparecencia, la nueva presidenta ha subrayado que la supervisión fiscal es la principal misión de la Airef. Pero también ha destacado que pretende reforzar la evaluación de las políticas públicas. Ya el Gobierno del PP pidió a la institución que abordase revisiones de la eficiencia y la calidad del gasto público, las llamadas spending reviews. Estas se elaboran sobre partidas concretas, y entre ellas se ha analizado por ejemplo el gasto farmacéutico no hospitalario, las políticas para reincorporar parados, las becas o Correos. El Gobierno de Sánchez también ha encargado otras como un examen a fondo de los beneficios fiscales. Y Herrero ha manifestado su intención de profundizar en esta línea de trabajo. E incluso de dar un paso más: "Me gustaría que la Airef pueda valorar las principales medidas económicas que se adopten", ha deslizado.

Para ello ha anunciado que tratará de cambiar el estatuto del organismo. Buscará que la evaluación sea una tarea más de la Autoridad Fiscal y que se haga un seguimiento de las revisiones realizadas, "para que no se queden en el cajón", ha apostillado. Como ejemplo ha puesto a la autoridad fiscal holandesa, CPB por sus siglas en inglés, que tiene entre sus competencias hasta valorar los programas electorales.

Herrero también ha apuntado que las reglas fiscales han presentado limitaciones y que están siendo sujetas a revisión incluso en Europa. En su opinión, es importante "ponerse objetivos que se cumplan y adoptar un ritmo que estemos dispuestos a cumplir". De lo contrario, se cuestionaría la credibilidad para bajar la elevada deuda pública.

La máxima responsable de la Autoridad Fiscal ha expresado su preferencia por poner el foco en el medio plazo, de forma que se pueda planificar y dar certidumbre. Eso sí, distinguiéndose siempre por su capacidad para emitir alertas tempranas, justo lo que le diferencia de otras instituciones que ejercen un control ex post como el Tribunal de Cuentas.

Además, ha anunciado que en julio presentará los resultados de la la segunda ronda de spending reviews. Ha comentado que "hay comunidades que les sobra objetivo de déficit y otras que les falta". Es decir, que unas están más holgadas que otras con sus presupuestos. Y ha explicado que habría que revisar la regla de gasto, el tope fijado para que a medio plazo los desembolsos no crezcan por encima de la economía y, por tanto, de los ingresos. A su juicio, esta regla se debe reformar para hacerla más aplicable en la práctica, ya que hasta ahora ha merecido la pena incumplir porque se consolidan los excesos de gasto de años anteriores, premiando a los peores de la clase. "Su revisión podría llevarnos a la flexibilización o no", ha añadido.

Preguntada por el superávit de los Ayuntamientos, Herrero ha afirmado que la Autoridad Fiscal tan solo constata que sus finanzas sufren una presión menor que aquellas Administraciones que gestionan pensiones o sanidad.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Antonio Maqueda

Periodista de la sección de Economía. Graduado en Periodismo en la Universidad de Navarra y máster por la Universidad de Cardiff, ha trabajado en medios como Cádiz Información, New Statesman, The Independent, elEconomista y Vozpópuli.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS