Alemania registrará a quienes viajen desde países afectados para poder seguir la pista a los pasajeros

La medida afecta a viajeros procedentes de China, Corea del Sur, Japón, Irán e Italia

Mascarillas agotadas en una tienda de Hanover (Alemania).
Mascarillas agotadas en una tienda de Hanover (Alemania).Getty

Alemania registrará a los pasajeros procedentes de los países más afectados por el coronavirus, según ha informado este jueves el Gobierno. La idea es poder seguir el rastro a los viajeros, de manera que cuando se conozca el contagio de uno de ellos, se pueda localizar rápidamente a los demás. Es decir, se trata de poder frenar la cadena de contagios lo antes posible. En concreto, deberán estar localizables los viajeros que vengan de China, Corea del Sur, Japón, Irán e Italia. La medida se aplicará a las personas que viajen en avión y previsiblemente también en tren, avión y autobús, según han precisado el ministro de Salud, Jens Spahn y el de Interior, Horst Seehofer, en conferencia de prensa conjunta en Berlín.

Spahn ha advertido de que el país se prepara para una mayor propagación del virus y ha dicho que médicos y hospitales no deben escatimar a la hora de hacer pruebas ante posibles sospechas. “Nos encontramos ante el inicio de una epidemia”, ha asegurado el ministro de Salud, mientras que su homólogo de Interior advirtió de que “no es posible prometer una protección total”.

En Alemania, el coronavirus sigue su extensión, al igual que en otros países europeos. Esta semana se han detectado nuevos casos en los Estados de Renania del Norte-Westfalia y Baden-Wurtemberg. En total, hay once personas diagnosticadas, después de que otras 14 infectadas en Baviera hayan recibido ya el alta médica.

Tratar de rastrear a las personas que han estado en contacto o cerca de los contagiados se ha convertido en una misión casi imposible. Como ejemplo, la llamada en la prensa a quienes hubieran estado en un cine el pasado sábado viendo Bad boys for Life en Nuevo Ulm, en Baviera. En la sala ocho, fila 2, asiento 13 se sentó una persona infectada. Había 138 personas ese día en la sala. El pasado jueves también se supo que uno de los infectados de Renania del Norte-Westafalia había estado bañándose en un gigantesco parque acuático cubierto a las afueras de Berlín.

Seehofer ha anunciado además, que se someterá a controles de coronavirus a los demandantes de asilo que lleguen al país, unos 10.000 al mes. Debido al coronavirus, Alemania ha paralizado además la deportación de demandantes de asilo rechazados a Italia, en cumplimiento del Reglamento de Dublín. También este jueves, el presidente del Instituto Robert Koch, Lothar Wieler, ha explicado que el 80% de los infectados por el virus presenta síntomas leves y que la probabilidad de morir tras haber contraído la enfermedad es de entre el 0,1% y el 0,2%.

Estímulo económico

Mientras, la economía alemana, muy dependiente del comercio internacional empieza a presentar síntomas de contagio. El ministro de Economía, Peter Altmaier, ha indicado que “nos encontramos ante una situación de creciente incertidumbre”, pero también aseguró que de momento el impacto económico es muy limitado.

El diario Handelsblatt ha publicado que Berlín contempla la posibilidad de poner en marcha ayudas para contrarrestar el impacto del coronavirus. El Ejecutivo “estudia varios escenarios y ayudas para la economía”, que podrían concretarse en los próximos días, aseguró el diario citando fuentes oficiales. Altmaier detalló que la idea es poner en marcha mecanismos financieros ya existentes.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS