Dia perdió 790 millones en 2019, el doble que el año anterior

La firma vinculó los resultados negativos al descenso de ventas y a efectos excepcionales

Entrada de un supermercado de Dia en Hoyo de Manzanares, en Madrid.
Entrada de un supermercado de Dia en Hoyo de Manzanares, en Madrid.ULY MARTÍN

Dia ahonda su crisis. Las pérdidas de la cadena de supermercados crecieron en 2019 hasta los 790,5 millones de euros. Es decir, un aumento de los números rojos del 124% respecto al año anterior, cuando llegaron a los 352 millones. La firma vinculó los resultados negativos al descenso de ventas (cayeron un 10% hasta los 6.947 millones, la cifra más baja desde su salida a Bolsa), así como a efectos excepcionales como el cierre de tiendas, el proceso de reconversión de franquicias y el expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a 1.600 empleados.

La cadena de supermercados recordó ayer que durante 2019 se ha enfrentado a un contexto empresarial, financiero y corporativo “altamente complicado y volátil” que, a pesar de haber mejorado positivamente a mediados de año, ha tenido un impacto “negativo y considerable” sobre el negocio que ha afectado a las operaciones. Un año turbulento para Dia, en el que llevó a cabo un proceso de saneamiento de su balance que en el primer semestre se tradujo en unas pérdidas de 418 millones de euros.

Más información
Dia nombra a un exvicepresidente de Lidl para liderar el cambio en España
El ‘forensic’ de Dia apunta a las “instrucciones directas” de Currás
Del despido de Currás a la imputación: hitos de la crisis que casi acabó con Dia

La empresa alcanzó una cifra de negocio de 6.870,5 millones de euros el pasado ejercicio, frente a los 7.576 millones de un año antes, un 10% menos. Las ventas comparables —no tienen en cuenta aperturas o cierres de tiendas en el último año— cayeron un 7,6%, impulsadas por un 0,7% menos en el número de tickets y una reducción del 7% en la cesta media. “Reconocer la situación de la compañía es el primer paso para cambiarla. Hemos comenzado 2020 con el trabajo hecho y ha sido significativo y determinante”, señaló el consejero delegado de Dia, Karl-Heinz Holland.

El resultado bruto de explotación ajustado se situó en los 34,1 millones de euros frente a los 376,2 millones registrados en el ejercicio anterior, mientras que el ebitda (beneficio antes de impuestos) cayó un 68%, hasta los 65,6 millones de euros frente a los 209,2 millones de euros del ejercicio precedente.

En España, las ventas netas descendieron un 8,2%, hasta los 4.177,2 millones de euros, mientras que las ventas brutas bajo enseña cayeron un 8,5%, hasta los 5.023 millones de euros. Estas últimas estuvieron muy afectadas por la falta de existencias, el contexto negativo de la situación de la entidad y el fuerte descenso en la inversión en la promoción.

Por otro lado, la cadena de supermercados recortó en un 70,5% las partidas de inversión, pasando de los 315,3 millones de euros en 2018 a los 93 millones de euros el año pasado. Esto, según la compañía, refleja el “estricto control” de las nuevas inversiones que se están realizando ahora.

La cadena de supermercados cerró en 2019 con un total de 6.626 tiendas, 812 menos que el año anterior, acumulando 49 aperturas y 861 cierres a lo largo del ejercicio, principalmente en España y Brasil por sus bajos resultados. Esto se ha traducido, según la firma, en un aumento de los gastos laborales y operativos, así como en el reconocimiento de provisiones adicionales en cuentas a cobrar.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS