Aena se queda fuera de la privatización de 22 aeropuertos de Brasil

La brasileña CCR y la francesa Vinci se hacen con las concesiones por 500 millones de euros

Un momento de la subasta de los aeropuertos brasileños celebrada en la Bolsa de São Paulo (Brasil).
Un momento de la subasta de los aeropuertos brasileños celebrada en la Bolsa de São Paulo (Brasil).

Aena se ha quedado fuera en la puja por la privatización de 22 aeropuertos brasileños que el Gobierno del país sudamericano subastó este miércoles. El grupo brasileño CCR, a través de la Compañía de Participaciones en Concesiones, se adjudicó la concesión durante 30 años de dos bloques (centro y sur) con un total de 15 terminales, mientras que la francesa Vinci ganó la licitación del bloque norte, que incluye siete terminales.

El gestor aeroportuario español había puesto muchas esperanzas en esta subasta tras hacerse en marzo de 2019 con la gestión de seis aeropuertos en el noreste de Brasil por 1.900 millones de reales brasileños (unos 440 millones de euros) a cambio de la explotación durante los próximos 30 años de esas seis instalaciones

El Gobierno brasileño recaudó cerca 3.300 millones de reales (unos 600 millones de dólares o 500 millones de euros) en la subasta, la primera de una serie de concesiones que serán realizadas a lo largo de la semana y que incluyen también una línea de ferrocarril y cinco terminales portuarios.

CCR venció en la puja para operar los aeropuertos del bloque central, compuesto por siete terminales, y el bloque sur, que cuenta con nueve terminales y por el que también pujó la española Aena. Vinci, por su parte, se hizo con el bloque norte, que tiene siete terminales y Manaos, capital del estado Amazonas, como principal atractivo gracias al movimiento generado por la zona franca de esta ciudad amazónica.

Además de pagar por las concesiones, los vencedores en la subasta, realizada en la Bolsa de Valores de São Paulo, se comprometieron a invertir en los terminales un valor total de 6.100 millones de reales (unos 1.000 millones de dólares o 914 millones de euros).

CCR se comprometió a pagar 2.128 millones de reales (unos 386 millones de dólares o 318 millones de euros), un 1.534 % más que el mínimo exigido por el Gobierno, por el bloque sur, que incluye los aeropuertos de Curitiba, la turística Foz do Iguazu, Bacacheri, Londrina, Navegantes, Jonville, Pelotas, Uruguaiana y Bagé. La propuesta de la firma brasileña más que duplicó la de la gestora española de aeropuertos Aena, que ofreció 1.050 millones de reales (alrededor de 190 millones de dólares o 157 millones de euros).

Por el bloque central, que cuenta con los aeropuertos de cuatro capitales regionales (Goiania, Palmas, São Luis y Teresina) y dos ciudades medianas (Imperatriz y Petrolina), CCR pagará 754 millones de reales (137 millones de dólares o 112 millones de euros), un 9.156 % más que el mínimo.

Por último, Vinci, que tan solo compitió por el bloque norte con el Consorcio Aerobrasil, depositará 420 millones de reales (alrededor de 76,3 millones de dólares o 62 millones de euros) por la licencia, un valor un 777,5 % superior al mínimo solicitado por el Ejecutivo. Además de Manaos, el bloque norte lo completan Tabatinga, Tefé, Porto

El dinero recaudado fue, de media, un 3.822 % superior al valor mínimo exigido por el Ejecutivo del presidente Jair Bolsonaro, lo que fue calificado de “éxito” por el ministro de Infraestructura, Tarciso Freitas.

Sobre la firma

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción