El mercado hipotecario recupera tono en febrero, pero sigue lejos de los niveles prepandemia

Los préstamos para comprar vivienda superan los 30.000 en un mes por primera vez durante la crisis del coronavirus, aunque caen un 13,8% respecto al mismo mes de 2020

Un hombre pasa por delante de un anuncio hipotecario, en abril de 2020.
Un hombre pasa por delante de un anuncio hipotecario, en abril de 2020.© Luis Sevillano (EL PAÍS)

El mercado hipotecario español recuperó tono en febrero, el primer mes desde el inicio de la crisis del coronavirus en que se lograron constituir más de 30.000 préstamos para comprar vivienda. Fueron, concretamente, 31.647 hipotecas, una cifra que mejora los malos datos de enero pero que, aun así, supone una caída anual del 13,8%. Ese porcentaje se compara con lo sucedido en febrero de 2020, un mes relevante puesto que puede considerarse el último que muestra la situación previa a la pandemia: un mes después, a mediados de marzo, se declaró el primer estado de alarma, con el consiguiente desplome de la actividad económica.

Más información
Una mujer mira el escaparate de una agencia inmobiliaria en Terrassa (Barcelona).
El precio de la vivienda volvió a caer con fuerza en febrero, aunque repuntaron las ventas

Si el número de hipotecas para la compra de vivienda deja un sabor agridulce, otros indicadores publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran una imagen menos favorable. Por ejemplo, el importe medio de esos préstamos, que con 131.380 euros cayó un 25% respecto a 12 meses antes. Esto se traduce en que el volumen de capital prestado por las entidades financieras, casi 4.159 millones de euros, se desplomó un 35,3% con respecto a febrero de 2020. Este porcentaje agrava incluso la situación de enero de este año.

También son contundentes los datos del acumulado anual. Estos suman enero y febrero de 2021 para expresar lo que ha variado el mercado con respecto a esos dos mismos meses de un año atrás, cuando aún no se intuía la convulsión que provocaría la covid-19. El número de hipotecas para comprar vivienda es un 23,1% inferior al arranque de 2020, y el volumen de capital prestado por los bancos se sitúa en un 29,9% por debajo. Podría decirse, por tanto, que se ha perdido entre una cuarta parte y un tercio del negocio.

Febrero deja un pequeño hito: los préstamos a tipo fijo más baratos de la historia. Estos se situaron, como media, en el 2,74%, rebajando el 2,77% que marcaron el pasado noviembre. La consecuencia es que un 55% de los clientes optaron por este tipo de hipotecas, frente a un 45% que eligieron las variables. Estas también se acercaron a su mínimo histórico, con un 2,15% de media, lo que arroja una media conjunta del 2,46%. Combinando fijos con variables, los préstamos fueron un poco más baratos que en enero (2,47%), pero no llegaron al 2,44% que marcaron en septiembre de 2020.

Comportamiento muy dispar entre comunidades

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Por comunidades autónomas, el mercado mostró un comportamiento muy dispar. Aragón, Baleares y Cataluña mostraron caídas superiores al 20% con respecto al número de hipotecas constituidas un año antes. Y Madrid (-19,5%) se acercó también mucho a esa marca. En el lado opuesto, cinco territorios lograron un crecimiento con respecto a febrero de 2020, destacando La Rioja, donde se constituyeron un 22,2% más de hipotecas en términos interanuales. Las otras cuatro donde el mercado progresó, aunque ya con porcentajes más discretos, fueron Galicia, Murcia, Cantabria y Navarra.

En cuanto al total de hipotecas (sumando a las que tienen por finalidad la compra de vivienda las que se constituyen sobre otro tipo de fincas urbanas o rústicas), el INE señala que en febrero se constituyeron 42.691, un 17,8% menos que en el mismo mes de 2020. El importe medio fue de 146.469 euros (-18,7%) y el volumen de capital prestado superó los 6.239 millones de euros, un 33,1% menos que un año antes.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS