Escrivá plantea “desincentivos más intensos” para los contratos de muy corta duración

El 40% de las bajas de contratos fueron en 2019 por relaciones laborales de menos de un día

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.Foto: EFE | Vídeo: EUROPA PRESS

La Seguridad Social está empeñada en desanimar la utilización de los contratos de muy corta duración. Por eso el titular del departamento, José Luis Escrivá, se plantea “desincentivos más intensos” que los actuales para que los empresarios recurran a este tipo de contratos lo menos posible, según ha explicado este martes el ministro en la presentación de las reformas de su ámbito remitidas a Bruselas para recibir los fondos de recuperación.

En la actualidad ya hay un recargo en la cotización de estos contratos, el 40% en las contingencias comunes, la parte más voluminosa de las cuotas sociales. Pero a la luz de los números que ha expuesto Escrivá, resulta claro que no están cumpliendo con su cometido. En 2019 la Seguridad Social contó 27 millones de bajas en relaciones laborales. De ellas, el 20% correspondían a contratos de un día, un tercio de cinco días o menos y el 60% a contratos de menos de un mes. “Tenemos la sensación de que el desincentivo no funciona bien. Estamos calibrando como cambiar. Tiene que ser más intenso”, ha anunciado Escrivá, quien no ha dado más detalles sobre el tema.

Esta es una de las reformas que la Seguridad Social ha enviado a Bruselas y forma parte de las que comparte con el Ministerio de Trabajo, pasa lo mismo con los ERTE permanentes.

Además de esto, Escrivá también expuso las líneas básicas de la reforma de pensiones en dos fases que tiene prevista y el calendario para la aplicación de todos los puntos que pretende tocar. De la primera parte, dijo que el acuerdo es inminente. En este primer estadio se sitúa la actualización de las pensiones con el IPC y la separación de fuentes de financiación. También en este paquete están las medidas que pretenden retrasar la edad legal de jubilación: lo referente al periodo de cómputo, el aumento de las bases de cotización y la cotización de los autónomos de acuerdo con sus ingresos reales.

También ha explicado Escrivá que su departamento está diseñando un nuevo factor de sostenibilidad, que se llamará mecanismo de equidad intergeneracional. La intención, según el propio documento remitido a Bruselas, es que esta medida sirva para no sobrecargar a los jóvenes conforme vayan jubilándose las numerosas cohortes demográficas propias del baby boom. No obstante, Escrivá y su equipo descartaron que esto vaya a suponer pensiones más bajas para estos jubilados ya que la intensión es tocar varios de los parámetros del sistema como el tiempo cotizado.

Además de la reforma de pensiones, Escrivá también señaló que la Seguridad Social va a empezar el año que viene un estudio sobre todas las prestaciones no contributivas que paga el estado para maximizar su potencia y analizar si es mejor subsumirlas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS