Microsoft investigó un supuesto romance de Bill Gates con una empleada de la compañía

El diario ‘The Wall Street Journal’ afirma que la infidelidad, ocurrida en el 2000, jugó un papel para que el empresario dejara la presidencia de la informática

Bill y Melinda Gates.
Bill y Melinda Gates.GETTY

Microsoft investigó una supuesta infidelidad de uno de sus fundadores, Bill Gates, con una empleada de la compañía. La empresa informática ha admitido este lunes que a finales de 2019 inició la pesquisa interna después de que algunos integrantes del consejo de administración fueran notificados por la trabajadora de que Gates había intentado comenzar una relación amorosa con ella en el año 2000. The Wall Street Journal aseguró este domingo que esta infidelidad jugó un papel para que el empresario, uno de los más ricos del mundo, dejara la presidencia de la junta directiva en marzo de 2020. Gates y su esposa Melinda anunciaron su separación el 3 de mayo tras 27 años casados.

Un comunicado enviado al diario estadounidense afirmó que la investigación del hecho ocurrido en el año 2000 fue profunda y tuvo ayuda externa. “Contó con la ayuda de un bufete de abogados para realizar una investigación exhaustiva. A lo largo de la investigación, Microsoft brindó un amplio apoyo a la empleada que dio el aviso”, afirma el texto dado a conocer este lunes.

Más información
Bill y Melinda Gates anuncian su divorcio tras 27 años de matrimonio

La investigación, sin embargo, no llegó a su conclusión. Gates dejó su puesto en la empresa antes de que la resolución fuera informada. El WSJ aseguró, citando fuentes anónimas, que los miembros de la junta directiva decidieron que Gates debía abandonar la presidencia mientras se hurgaba en el pasado de la relación que fue considerada inapropiada. Un portavoz dijo al rotativo que la aventura romántica “terminó amistosamente” y restó importancia al hecho. “Su salida de la junta no estuvo relacionada de ninguna manera con este asunto”, añadió el portavoz, quien dijo que el empresario había decidido enfocarse a sus actividades filantrópicas.

El multimillonario anunció en marzo de 2020 que dejaba la presidencia de la junta para dedicar más tiempo a la filantropía. Microsoft explicó entonces que Gates llevaba desde 2008 sin ocuparse activamente del día a día del gigante informático que creó en 1975 junto a Paul Allen y de la que fue consejero delegado hasta el año 2000, año del supuesto affaire y el mismo que marcó el inicio de la fundación. Gates fue presidente de esta organización durante 14 años.

La investigación tardía sobre el caso se produjo en un contexto marcado por una ola de discusiones sobre el tratamiento a las mujeres en Microsoft y en medio del debate en torno al movimiento MeToo. Desde 2000, Microsoft ha implementado protocolos para investigar acusaciones y los ha robustecido para hacerlos más fiables, según la compañía.

El caso tiene precedentes en el sector. El consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, dimitió después de que la junta directiva de la firma tecnológica fuera informada de que había mantenido una relación consentida con una subordinada, pese a que esta había terminado hacía años y fue anterior a su nombramiento para el puesto más alto de la empresa. La junta llevó a cabo una investigación interna y a través de abogados externos para confirmar que se habían vulnerado las políticas de la empresa, e hizo el anuncio en junio de 2018.

Bill y Melinda Gates anunciaron su divorcio a comienzos de este mes tras 27 años de matrimonio. Y algunas informaciones señalan incluso que ella había expresado su preocupación por sus tratos con el depredador sexual Jeffrey Epstein. La portavoz de Gates desmintió esa posibilidad. “La descripción de sus reuniones con Epstein y otros sobre filantropía es inexacta”, dijo. “Los rumores y las especulaciones en torno al divorcio de Gates se están volviendo cada vez más absurdos”, añadió.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS