El AVE llegará a Barajas a partir de 2024 tras la luz verde del Gobierno a la conexión con Chamartín

En una primera fase se aprovechará la línea de Cercanías hasta que en 2030 se abra una específica

José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, este jueves en Fitur. En vídeo, Ábalos anuncia la llegada del AVE a Barajas.

El AVE, por fin, llegará al aeropuerto de Barajas. El Gobierno ha dado luz verde al inicio de las obras en 2022 para la anhelada conexión con la estación de trenes de Chamartín y los trenes de alta velocidad, que podrán llegar hasta el aeropuerto madrileño entre 2024 y 2025.

Más información
El AVE se acerca poco a poco al aeropuerto de Barajas
Adif incluye la alta velocidad a Barajas por primera vez en su planificación de red

Así lo ha anunciado este jueves José Luis Ábalos, ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en su visita a la feria de turismo Fitur. “Me gustaría trasladarles la próxima parada de la alta velocidad: la de Adolfo Suárez Madrid Barajas”, ha señalado el ministro, que ha resaltado la importancia de convertir al aeropuerto madrileño en “un verdadero hub internacional”.

La conexión, una vieja demanda de las aerolíneas y, en particular, de Iberia, había estado en el cajón de los sucesivos ministerios de Fomento durante años, mientras se sustanciaba el estudio sobre la rentabilidad del proyecto. Ábalos ha confirmado que, tras evaluar esos informes, el Gobierno ha decidido dar luz verde a las obras en 2022, para que los trenes AVE entre Barajas y Chamartín sean una realidad en 2024 o 2025. La inversión, que no se ha cuantificado, será acometida por Adif, el gestor público ferroviario.

El proyecto se desarrollará en dos fases. La primera comenzará en 2022 con el lanzamiento de la primera de las licitaciones, para adaptar el ancho de la vía que usan los trenes de Cercanías al ancho de los trenes de alta velocidad que ahora finalizan su trayecto en Chamartín —los que proceden de Galicia o Castilla y León—, con el fin de que puedan continuar hasta Barajas. Los trenes, en principio, podrán circular entre la estación y el aeropuerto a lo largo de 2024 o 2025.

Posteriormente, y aún sin fecha de inicio, comenzará una segunda fase, con las obras para construir una conexión específica a Barajas que permitirá ampliar la llegada de los trenes que provienen de las conexiones con Barcelona y Zaragoza o del sur de la Península. El objetivo es que esta línea nueva entre en funcionamiento en 2030.

La solución provisional de hacer circular el AVE por la línea de Cercanías C1 obligará a construir un tercer raíl paralelo a la vía de ancho ibérico entre Chamartín y el aeropuerto para soportar el paso de trenes de alta velocidad, hasta que se construya el vial exclusivo para el AVE de cerca de cinco kilómetros. Ambas obras pueden superar los 1.000 millones de inversión.

Javier Sánchez-Prieto, presidente de Iberia, en una comparecencia también en Fitur minutos después, ha valorado muy positivamente el anuncio de Ábalos. “La intermodalidad, que esta mañana hemos sabido que finalmente Barajas estará conectado con el AVE, es muy importante. No sé más detalles, pero es muy buena noticia” para potenciar el aeropuerto de Madrid, ha asegurado el directivo que cree que la conexión sumará 500.000 viajeros extra al año y suprimirá numerosos vuelos de corto radio, que hoy sirven para alimentar vuelos de larga distancia. Para Sánchez-Prieto, este es un paso decisivo para que Barajas sea un hub de referencia, aunque destacó otra gran tarea pendiente: “Tenemos deberes por hacer con Asia. En otros destinos europeos, los asientos de avión del aeropuerto que conectan con Asia representan sobre un 20% o 25%, mientras que en Madrid solo suponen un 5%. Este es un debe que tenemos”.

Iberia volará a 114 destinos este verano

Iberia, por su parte, ha presentado este jueves en Fitur su plan Next Chapter, con la mirada puesta en los próximos cuatro años. En el encuentro, Sánchez-Prieto ha destacado la importancia que tiene para España abrirse al mundo una vez controlada la pandemia y, sobre todo, el rol que debe jugar en la apertura con América Latina. “El papel de España es importante y nos corresponde darle voz a esta reapertura en la UE. Queremos impulsarlo en las próximas semanas para que se reabra el tráfico”, ha dicho el presidente de la aerolínea.

La compañía también ha desgranado sus planes para el verano en el que tiene programados vuelos a 114 destinos (90 de corto radio y 24 de largo, entre ellos Maldivas, donde se estrena este año). De hecho, María Jesús López, directora comercial y de red de Iberia, ha detallado que ahora mismo están algo por encima del 40% de los viajes que tenía Iberia antes de la pandemia, una cifra que crecerá hasta el 50% en junio y hasta el 60% en julio. Sánchez-Prieto, por su parte, ha recordado que la empresa espera recuperar los niveles de actividad para finales de años, aunque se muestra cauto: “Dependerá del nivel de apertura de los países”. Pese a ello, sostiene que la demanda existe y cuando las restricciones se relajan los pasajeros se lanzan a comprar vuelos.

Sobre la aprobación en Europa para abrir las fronteras a los viajeros de fuera de la UE que están vacunados, el presidente de la compañía ha enfatizado el paso adelante que supone para el sector, aunque quiso ir más allá: “Es importante que no demos la espalda a América Latina, donde la vacunación está yendo más lenta, y ojalá puedan entrar también con una PCR negativa”, reclamó.

La incógnita de la compra de Air Europa

El presidente de Iberia se limitó a señalar que la compra de Air Europa sigue adelante. Iberia va a presentar ante la Comisión Europea un segundo remedio (remedie) para facilitar la aprobación de la operación,que estás bajo la lupa del órgano comunitario de Competencia. Se trata de un acuerdo con la aerolínea World2Fly, del grupo Iberostar, para cederle activos, entre los que se pueden encontrar rutas y slots, en el negocio de los vuelos de larga distancia. Un acuerdo muy similar al que llegó con Volotea para cederles rutas de corto radio en marzo de 2020.

La operación podría cerrarse en el segundo semestre del año, aunque hay muchas incógnitas pendientes, entre ellas si Iberia aceptará los gestores que ha designado la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) tras inyectar 475 millones de ayudas públicas en la aerolínea de la familia Hidalgo, y si IAG devolverá esas ayudas en caso de que su filial no genere los suficientes fondos para hacerlo en los próximos seis años como ha pactado para su rescate.

Iberia tampoco ha aclarado si piensa acometer un expediente de regulación de empleo que afecte a gran parte de la plantilla de Air Europa como denuncian los sindicatos.



Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS