El BBVA y los sindicatos pactan el ERE con el despido de 2.725 trabajadores y 210 excedencias

La cifra supone rebajar en más de mil personas las 3.798 salidas propuestas inicialmente. El banco dice que tendrá un coste de 960 millones, que se compensará con los ahorros posteriores

Sede operativa de BBVA
Sede operativa de BBVA

El BBVA ha cerrado un acuerdo con los sindicatos sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que supondrá el despido de 2.725 trabajadores y la baja voluntaria de otros 210. El acuerdo se firmó con CC OO, UGT y ACB, que aglutinan al 72% de la representación sindical. Las 3.798 extinciones que BBVA propuso al inicio de la negociación han sido finalmente reducidas en 863, aunque serán más de 1.000 si se comparan los despidos reales que se llevarán a cabo. Este acuerdo supondrá el cierre de 480 oficinas, (el 20% del total, que suponen 50 menos que en la primera propuesta) y la reducción del 10% de la plantilla del BBVA en España.

El BBVA estimó el coste del proceso en 960 millones antes de impuestos, de los que 720 corresponden al despido colectivo y 240 al cierre de oficinas. “Dicho coste será registrado durante el segundo trimestre de 2021 y se estima que tendrá un impacto negativo en el ratio de capital de máxima calidad, denominado CET I (‘fully loaded’) de aproximadamente 28 puntos básicos” informó en una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Sin embargo, el BBVA también reconoce que este proceso “generará unos ahorros estimados de 250 millones anuales a partir del año 2022 antes de impuestos, de los que aproximadamente 220 se corresponden a gastos de personal. En 2021 los ahorros estimados serán de unos 65 millones antes de impuestos”.

Los menores de 50 años, el 28%

Las claves del acuerdo, que ha supuesto casi dos meses de negociaciones, son el descenso del número de despidos, la mejora de las condiciones de los que dejan la entidad, la reducción del número de menores de 50 años que deben salir (el 28% frente al 50% propuesto inicialmente) y que se espera que no haya salidas forzosas, si bien este tema no se puede saber hasta que acabe el proceso de adscripción voluntaria. Para llegar hasta aquí, el BBVA ha sufrido la primera huelga general en todo el banco en los últimos 30 años y varios paros parciales.

Este acuerdo mete más presión a CaixaBank que no ha llegado a ningún acuerdo. Este martes ofreció rebajar los despidos en 205 contratos, reduciendo así a 7.400 trabajadores los que deberán salir del banco a través del ERE. Supone una nueva rebaja desde que el banco ya aceptase reducir a 7.791 trabajadores los despidos desde los casi 8.300 previstos inicialmente, al reubicar a casi 700 personas en filiales de la entidad.

Más información

De la red de sucursales saldrá el grueso de los despidos, pero Comisiones Obreras señala que el acuerdo contempla “un amplio catálogo de opciones de salida, que debe permitir que no haya ninguna salida forzosa”.

Desde UGT se apuntó que “las negociaciones han sido difíciles” y recordaron que, “en caso de no aceptar la última propuesta presentada y que recoge una parte importante de lo solicitado por los sindicatos, las extinciones, volverían al punto de partida (3.798 despidos) y con la indemnización que la empresa ya nos anticipó para este escenario, que sería de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 meses”.

BBVA: asegurada la viabilidad del negocio

El BBVA, por su parte, afirmó en una nota que se ha había alcanzado “el mejor acuerdo posible para acometer un plan necesario para asegurar la viabilidad del negocio futuro. El BBVA agradece a todas las partes involucradas en el proceso negociador el trabajo realizado durante estas semanas y la actitud dialogante mostrada”.

El banco recordó que el acuerdo incluye un plan de recolocación a través de la agencia de empleo Randstad, que se extenderá durante un período de un año, ampliable hasta 30 meses para reubicar “con contratos de trabajo indefinidos o mediante autoempleo al 100% de los afectados que quieran seguir trabajando y se adhieran al plan”.

Para sellar el pacto, el BBVA ha mejorado las condiciones económicas de las salidas. Ofrece a los trabajadores de 53 a 54 años, con diez años de antigüedad, una renta del 65% del salario actual y convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años con una revalorización del 3% anual, y descuento de la prestación de desempleo y subsidio. A los que están entre 55 y 62 años, el banco está dispuesto a pagar ahora el 75% del sueldo y convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años con una revalorización del 3%, así como el descuento de la prestación de desempleo y subsidio. Por su parte, los de 63 años o más seguirían percibiendo una indemnización de 20 días por año trabajado con un tope de 12 meses.

De 50 a 52 años, el 65% del sueldo

En el caso de los trabajadores de entre 50 a 52 años que se acojan al plan de bajas, la indemnización se fija en el 65% de su nivel retributivo anual, multiplicado ahora por seis y con un nuevo máximo que llega a 320.000 euros. A ello se añade el convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años en renta temporal de un fijo anual de 15.500 euros; una prima de 2.000 euros por cada trienio de antigüedad; una prima de 15.000 euros por difícil recolocación y una prima de voluntariedad de 25.000 euros, que se eleva a 30.000 si el trabajador tiene una antigüedad superior a 15 años.

Para el resto, esto es, menores de 50 años y personas con menos de 10 años de antigüedad, la indemnización que ofrece al final el BBVA es de 40 días por año, con un nuevo tope de 30 mensualidades; una prima de 2.000 euros por cada tres años en la empresa, y otra, de voluntariedad, de entre 5.000 y 30.000 euros. El banco mejora asimismo las condiciones en los casos de movilidad geográfica.

Comisiones Obreras considera que se trata de un acuerdo que se desmarca muy positivamente de los firmados en los últimos tiempos en el sector y que marca el camino de los que van a seguir a este.


Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción