Escrivá: “Los ‘baby boomers’ podrán elegir entre un ajuste pequeño en su pensión o podrán trabajar algo más”

Sánchez exhibe su décimo acuerdo con patronal y sindicatos con la firma de la primera parte de la reforma de las pensiones

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el pasado 28 de junio en Madrid. En vídeo, Escrivá dice que el acuerdo sobre las pensiones "elimina la incertidumbre", este jueves en Madrid.Foto: EFE | EP

Solo unas horas después de un durísimo debate en el Congreso en el que la oposición le pidió la dimisión, Pedro Sánchez ha exhibido esta mañana su décimo acuerdo con patronal y sindicatos, esta vez en un tema tan relevante como el de las pensiones. La parte más difícil de la reforma ha quedado para otra negociación, como se encargaron de destacar los representantes de los agentes sociales, pero en el ambiente político actual, con una fortísima presión del mundo conservador sobre la CEOE para que rompa con el Gobierno, el acuerdo tiene un valor especial, y así lo quiso destacar el presidente en un acto solemne de firma del pacto en los jardines de La Moncloa. “Son ya 10 grandes acuerdos con los agentes sociales en esta legislatura”, reivindicó Sánchez, desde el aumento del salario mínimo hasta los ERTE. “Esto es solo el principio de una reforma que urgía. Es muy importante seguir trabajando con los agentes sociales. La reforma de las pensiones está en la columna vertebral de la acción de Gobierno. Tenemos la obligación de cumplir con nuestros compatriotas y también con Europa”, ha señalado en relación a los compromisos que el Gobierno ha alcanzado con la Comisión Europea para controlar el gasto en pensiones.

La primera parte de la reforma de pensiones se centra en medidas para alargar la edad de jubilación con incentivos para trabajar más allá de la edad legal y penalizaciones para los que la adelanten. El gran problema de la Seguridad Social es que en breve empezará a jubilarse la generación del baby boom, la corte demográfica más voluminosa. Se necesitarán medidas para garantizar las prestaciones de estos. Por eso Escrivá, explicó este jueves en una entrevista en RTVE: “Los baby boomers podrán elegir entre un ajuste pequeño en su pensión o podrán trabajar algo más”. Horas después, en un comunicado conjunto, las patronales CEOE y Cepyme se desmarcaron de esta declaración: “Dicha pretensión no forma parte del acuerdo alcanzado ni se comparte”.

El primero de muchos hitos

La negociación del nuevo factor de sostenibilidad, uno de los mecanismos de ajuste que vincula la prestación con la esperanza de vida, que ha quedado para más adelante, será muy compleja, admitieron todos los intervinientes, pero este es un buen primer paso. “Este es el primero de muchos hitos que van a venir esta legislatura”, ha insistido Sánchez, empeñado en convencer al mundo económico de que, haga lo que haga la oposición, la legislatura se agotará y por tanto le quedan dos años y medio por delante.

Antonio Garamendi, líder de la CEOE, muy presionado estos días por sus palabras a favor de los indultos, ha admitido que les hubiera gustado cerrar la negociación completa de una vez, pero al final se ha decidido dividirla en tres bloques y empezar por donde había más acuerdo. “Europa nos está pidiendo que arreglemos este problema”, ha asegurado sobre esos acuerdos con la UE. “La tercera fase [donde está el nuevo factor de sostenibilidad, aún por definir] será más complicada, pero intentaremos llegar a acuerdos. Que se siga manteniendo un factor de sostenibilidad es importante. Si solo hablamos de lo que vamos a gastar el acuerdo no sirve. Vamos a seguir hablando de flexibilidad”, aseguró. Y después, entre risas, hizo una mención indirecta a esas críticas contra él en el mundo conservador por sus pactos con el Gobierno. “Vamos a seguir actuando siempre con independencia, con sentido de Estado, nos podemos equivocar pero trabajamos por el bien de España y con lealtad”, ha rematado. Junto al líder de la CEOE, por la parte empresarial también ha firmado el documento el vicepresidente de Cepyme, Santiago Aparicio.

Unai Sordo, líder de CC OO, ha asegurado que “recuperar los consensos en materia de pensiones es un valor muy importante para este país. Este no es un acuerdo para cargar las pensiones en las futuras generaciones. Y lanza el mensaje de que el sistema de pensiones, en contra de lo que se decía, es perfectamente viable en España”. Pepe Álvarez, de UGT, ha reivindicado que con este pacto se recupera el consenso que se logró en 2011, con otra reforma compleja con el PSOE en el Gobierno, y se rompió en 2013, con la última reforma del PP, que llegó sin acuerdo. “Con este pacto hay una derogación de facto de la reforma de 2013. Es una lección para el futuro. Las pensiones se negocian y se acuerdan con los sindicatos y la patronal. Ya no volverá a depender del Gobierno de turno la revalorización de las pensiones”, remató Álvarez.

El décimo acuerdo viene así a demostrar que pese a la situación política, la negociación entre Gobierno, patronal y sindicatos sigue avanzando. Aun así, todos los responsables de los tres sectores consultados admiten que a partir de ahora será mucho más difícil, porque se tienen que negociar cosas muy delicadas, como la reforma laboral, la parte más sensible de la reforma de pensiones o la subida del salario mínimo, que aún está en discusión dentro del Gobierno y a la que se opone radicalmente la patronal.

Problema coyuntural, según el ministro

La primera parte de la reforma de las pensiones que han acordado Gobierno y agentes sociales contempla la incorporación de un mecanismo de equidad intergeneracional que sustituirá al factor de sostenibilidad, el instrumento corrector diseñado en la anterior reforma para ajustar las prestaciones mediante un vínculo de la pensión con la esperanza de vida. El nuevo sistema, que se definirá antes de final del próximo noviembre, afectará a las prestaciones de la generación del baby boom (los nacidos entre 1958 y 1977), según ha admitido este jueves el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

En una entrevista en TVE, el ministro ha explicado que esta generación es “más ancha”, es decir, más numerosa, y deberá asumir “algo del esfuerzo que hay que hacer de moderación del gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo”. Para ello, adelanta que podrán “elegir entre varias opciones: una puede ser un pequeño ajuste en su pensión, que sería muy moderado, o alternativamente podrían trabajar un poco más”. Para Escrivá, España “no tiene un problema agudo de pensiones”, sino “un problema coyuntural” para afrontar el incremento del gasto que supondrá la jubilación de esta generación, ya que después se corregirá solo.

MÁS INFORMACIÓN
GRAFCAV6033. BARAKALDO (BIZKAIA), 15/06/2021.- El Colectivo de Pensionistas de Santurtzi, Barakaldo y Bilbao han celebrado este martes una marcha entre Santurtzi y la capital vizcaína con motivo del Día mundial de toma de conciencia del abuso y maltrato en la vejez. EFE/Miguel Toña
Gobierno y agentes sociales alcanzan un acuerdo para reformar aspectos clave de las pensiones

La primera parte de la reforma de las pensiones que se ha firmado en La Moncloa se vertebra sobre tres pilares concretos: derogación del factor de sostenibilidad, implantación de un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional (que comenzará a aplicarse en 2027) y establecimiento de incentivos para acercar la edad real de jubilación (ahora en unos 64,6 años) a la legal (entre 65 años y 66 años en 2021).

Según ha señalado Escrivá, la derogación del factor de sostenibilidad (que liga la prestación a la esperanza de vida), implantado por el Partido Popular en la reforma de 2013, supone la eliminación de un elemento “mal definido” porque vinculaba las pensiones “a la esperanza de vida a todos y de forma indefinida”, según ha explicado.

La reforma de pensiones entrará en vigor “a fin de año”, tal y como ha concretado el ministro, quien ha calculado que llegará al Congreso a principios de septiembre y “podrá estar vigente en algunos elementos centrales ya para el año que viene”. De esta forma, las pensiones ya comenzarán 2022 revalorizándose con el IPC de 2021, ha dejado claro el ministro, de forma que “los pensionistas no tendrán que estar pendientes cada año de ver qué decide en presupuestos el Gobierno de turno”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS