Los efectos de la pandemia en H&M: el beneficio mengua un 68%, caída de ventas del 40% y 1.000 empleos menos

Las cuentas de la filial del grupo textil sueco en España señalan que la firma ganó 3,8 millones en 2020

Una tienda de H&M en Madrid, cerrada durante el primer estado de alarma, en una imagen de abril de 2020.
Una tienda de H&M en Madrid, cerrada durante el primer estado de alarma, en una imagen de abril de 2020.SUSANA VERA (Reuters)

La pandemia de coronavirus que llegó a Europa en el primer trimestre de 2020 mermó la economía de familias, países y empresas. Entre estas últimas, las firmas vinculadas al consumo de moda sufrieron mucho, particularmente en los primeros compases de la covid-19, que en España llevó a la declaración del primer estado de alarma el 14 de marzo de 2020 y al confinamiento de la población durante semanas. Gigantes del comercio como H&M se vieron obligados a cerrar sus tiendas. Y cuando la cosa mejoró y reabrieron, siguieron pendientes de los embates de la enfermedad, que en sucesivas oleadas forzó nuevos cierres y ajustes. Todo ese proceso queda minuciosamente reflejado en las cuentas anuales de 2020 que la filial del grupo textil sueco ha presentado en el registro mercantil. Los números son contundentes: los beneficios de H&M en España menguaron el año pasado hasta los 3,84 millones, frente 11,99 millones en 2019. Es un 68% menos.

Más información
A woman and child wearing masks pass by a H&M store in Beijing on Thursday, June 3, 2021. The Chinese government has accused H&M, Nike, Zara and other brands of importing unsafe or poor quality children's clothes and other goods, adding to headaches for foreign companies after Beijing attacked them over complaints about possible forced labor in the country's northwest. (AP Photo/Ng Han Guan)
Las ventas de H&M crecieron un 62% entre marzo y mayo

Pero las ganancias no fueron las únicas cifras que se achicaron con la covid-19. Las ventas del grupo en España retrocedieron el año pasado un 40%, para sumar 398,6 millones, frente a los más de 666 millones del año anterior. Y como consecuencia de las menores ingresos, también la factura tributaria disminuyó. La firma de origen sueco pagó el año pasado a Hacienda poco más de 521.000 euros por impuestos sobre beneficios, frente a cerca de 3 millones en 2019.

En el lado de los gastos, también se contuvieron los de personal, que pasaron de 140,5 millones en 2019 a 106,5 millones el año pasado. La empresa —que el pasado abril planteó el despido de 1.100 personas en España y el cierre de 30 tiendas, aunque luego redujo esas cifras a menos de 400 salidas— contabilizó en el ejercicio pasado casi 1.000 empleados menos, pasando de 5.977 a 4.986. Casi toda la reducción se correspondió con trabajadores temporales por la menor contratación en esta modalidad (de 965 empleos en 2019 a 49 el año pasado) mientras que la plantilla fija se adelgazó en 75 empleados, para un total de 4.937. La firma contabiliza en sus cuentas 23 despidos en el ejercicio, que formalmente fue del 1 de diciembre de 2019 al 30 de noviembre del año pasado.

Cuatro ERTE en un año

De lo que tampoco se libró la plantilla fue de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE). Cuatro procesos de este tipo acometió H&M en España. El primero afectó al personal de tiendas y almacén y arrancó el mismo día que el primer estado de alarma. El segundo se hizo en oficinas y se presentó el 14 de abril. Ambos se dieron por concluidos a finales de junio, con el estreno de la llamada “nueva normalidad”. Luego llegaron otros dos que coincidieron con las nuevas oleadas de la pandemia durante el otoño y las medidas de las comunidades autónomas para contenerla: uno de ellos afectó al personal en Castilla y León, Cataluña y Asturias; y el otro, a los empleados en Andalucía. Como consecuencia de las bonificaciones públicas derivadas de estos ERTE, la filial española se anota en el capítulo de subvenciones 7,1 millones, que en realidad no son un ingreso que recibió, sino cantidades que dejó de pagar a la Seguridad Social.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

No obstante, la remuneración media de los empleados de H&M España subió ligeramente, pasando de 19.186 euros en 2019 a 19.639 euros en 2020. Para el grueso de trabajadores, encuadrado en las categorías de venta y distribución, el salario promedio fue de 18.720 euros. La remuneración media de los cuadros directivos fue de 52.854 euros. La brecha salarial de género (la diferencia entre lo que perciben de media los empleados masculinos con respecto a sus compañeras) se calcula en el 6% y se debe sobre todo al apartado de los directivos, donde los hombres cobran un 8% más que las mujeres. Esa diferencia supera el 2% entre los ingenieros y técnicos y entre el personal de venta y distribución, mientras que en los empleos administrativos las mujeres cobran un 6,6% más que los hombres. El impacto más directo de la covid en los empleados se saldó con un aumento las ausencias por enfermedad, que pasó 842.000 horas en 2019 a más de un millón de horas en el ejercicio 2020.

Junto con los ERTE, las renegociaciones de los contratos de alquiler de sus tiendas en España fueron otra de las estrategias de la compañía para contener el gasto. Según las cuentas, el pasado ejercicio se destinaron 74,5 millones al arrendamiento de locales, frente a 94,2 millones en 2019. Lo que apenas varió fue el número de tiendas, con 166 establecimientos en España. Es uno menos que en el ejercicio anterior porque se cerraron tres, pero se abrieron dos. Una de ellas fue un establecimiento de Weekday, que se estrenó en el país y se unió a las otras marcas ya presentes en España: H&M (el buque insignia del grupo, que suma 153 tiendas y divisiones de moda femenina, masculina, infantil y textil de hogar), COS y &Other Stories. Hennes and Mauritz SL es la filial española del gigante textil, que controla la compañía con una participación en el capital superior al 99,9% a través de su sociedad dominante sueca.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS