Bankinter dispara su beneficio hasta junio por la venta de la aseguradora Línea Directa

El banco, que ganó 1.140 millones, afirma que el BCE les permitirá volver a repartir dividendos en efectivo por el 50% del beneficio

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, en la presentación de los resultados del primer semestre de 2021 de la entidad.
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, en la presentación de los resultados del primer semestre de 2021 de la entidad.PRESTAMO_35 (Europa Press)

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, se mostró este jueves optimista con la evolución de la economía española para el resto del año (augura un crecimiento del PIB del 6%), con el incremento de los créditos sin que suba la morosidad (ahora es del 2,3%) y, por lo tanto, con la vuelta al reparto de los dividendos.

El Banco Central Europeo (BCE) vetó a las entidades a mediados de 2020 distribuir parte del beneficio para que reforzaran su capital ante la crisis provocada por la pandemia. La semana que viene deberá comunicar si retira este impedimento, aunque Dancausa ya lo da por hecho. “No hay motivos para mantener el veto para Bankinter: somos solventes, rentables y predecibles. Volveremos a repartir el 50% del beneficio en metálico entre nuestros accionistas”, dijo.

En cuanto a los resultados, Bankinter registró un beneficio neto de 1.140,3 millones de euros durante el primer semestre de este año, que incluye una plusvalía después de impuestos de 895,7 millones procedentes de la diferencia entre el valor contable de Línea Directa y la puesta a valor de mercado de esta compañía previa a su salida a Bolsa, que tuvo lugar el pasado 29 de abril, según las cuentas registradas en el CNMV. Sin tener en cuenta esa plusvalía, el beneficio neto se situaría en 244,5 millones de euros, un 124,1% por encima del primer semestre de 2020. Esta cifra incluye los 39,9 millones de beneficio neto generados por Línea Directa durante los cuatro meses que la compañía permaneció en el perímetro del banco, según informó Dancausa este jueves.

Más información
La gran banca duplica los saneamientos ante la pandemia: 40.385 millones solo en 2020
Bankinter gana un 42% menos en 2020 por las provisiones contra el impacto de la pandemia
Línea Directa saldrá a Bolsa el 29 de abril valorada en 1.434 millones

Si se incluyen considera las plusvalías el banco habría presentado una rentabilidad sobre recursos propios o ROE “del 27%”, que considera que “no es muy realista”, por lo que ha publicado un ROE del 9,5% en junio sin esa ganancia extraordinaria y que supera de forma significativa al 7,6% del primer semestre del 2020.

Las plusvalías “no van a forma parte de los cálculos de beneficios sobre los que se realizará la distribución de dividendos e irá a reforzar el balance”, avisó además la banquera, poniendo en valor que Línea Directa seguirá contribuyendo vía dividendos al banco por el casi 18% que aún conserva en la aseguradora tras su salto al parqué bursátil.

Bankinter reinicia su vida sin la aseguradora, que también creó y relanzó Dancausa desde cero. Tuvo el 100% del capital y ahora conserva el 17%. Dancausa no quiso dar objetivos de beneficio para 2021, pero sí se comprometió a que en 2023 el banco logre el mismo resultado que en 2019, cuando contaba con Línea Directa. Esto supondría superar los 550 millones con el negocio puro bancario.

Defendió que los resultados de Bankinter no son lo que “se llama un pelotazo” sino fruto de un resultado “recurrente”, donde se ha puesto de manifiesto además “el enorme valor oculto de Línea Directa albergaba como compañía de gran potencia”, que ahora suma casi 896 millones y antes contribuyó de forma notable a los resultados.

“Necesitamos grados de libertad”

La consejera delegada de Bankinter, basó este jueves el optimismo económico en la llegada de los fondos europeos, aunque añadió que para que llegue la mejoría “la sociedad necesita disponer de grados de libertad para que todos los factores positivos den sus frutos”.

Preguntada por si creía que podía haber restricciones de la libertad individual o empresarial, afirmó que no quería hacer ninguna crítica a nadie, y que abogaba porque “se fomente la iniciativa empresarial, que permite generar empleo y combatir así el principal problema que tenemos en España”, para cimentar la recuperación, advirtiendo sobre los riesgos de alentar la “cultura del subsidio” e, incluso, de un “triunfalismo” que “nos pueda hacer bajar la guardia”.

Dancausa expuso que tenemos que “aceptar” que el tránsito de los problemas a una recuperación “es más lento y laborioso que el tránsito”de una situación buena a una mala, lo que además “puede ser muy bruscocomo nos ha demostrado esta pandemia”.

Reclamaciones de los clientes

La Memoria de Reclamaciones del Banco de España de 2020 situó a Bankinter entre las entidades que tenían más quejas de las que les hubieran correspondido por su cuota de mercado. También citó a la entidad entre las que menos veces admitía el criterio del supervisor cuando estaba a favor del cliente.

Preguntada por esta cuestión, Dancausa explicó que el banco “cuida mucho la calidad de servicio con sus clientes y la mayoría de las veces resolvemos los problemas antes de llegar al Banco de España. Por eso, pocas de las que acuden a esta instancia creemos que tienen razón. De las más de 20.000 que recibió el supervisor, solo el 1,5% de las reclamaciones correspondían a Bankinter”, concluyó.

Atendiendo únicamente a los resultados de la actividad puramente bancaria, el beneficio antes de impuestos se saldó al 30 de junio de este año con 287,6 millones de euros, frente a los 61,8 millones del primer semestre de 2020 y frente a los 344,8 millones del mismo periodo de 2019, aunque en este caso se incluía un apunte extraordinario de 57 millones procedentes de la operación de adquisición de EVO Banco, según explica a través de un comunicado registrado en la CNMV. Esto significa, según el banco, que, en términos comparables, el beneficio antes de impuestos de la actividad bancaria en este primer semestre de 2021 se sitúa próximo al nivel del obtenido antes de la pandemia.

Bankinter asegura que mantiene al cierre del primer semestre de este año la tendencia de crecimiento de su negocio recurrente ya exhibida durante el primer trimestre del ejercicio, solventando con éxito las dificultades aún no resueltas de un entorno económico que sigue lastrado por los efectos de la pandemia. “Ese impulso de la actividad comercial, donde a la buena evolución de las líneas tradicionales se le suman cada vez con más brío los nuevos negocios y geografías, da como resultado mejoras en todos los márgenes de la cuenta, ratios, datos del balance, así como en el beneficio del periodo”, ha resaltado.

Mejoras en todos los márgenes

Todos los márgenes de la cuenta muestran cifras superiores no solo respecto a las del mismo periodo de 2020, sino también respecto al primer semestre de 2019, demostrando las capacidades de la entidad para cumplir sus planes estratégicos de compensar la ausencia de beneficios de Línea Directa con la fortaleza del negocio bancario en un periodo aproximado de tres años.

El margen de intereses alcanzó los 639,4 millones de euros, siendo un 4,4% superior al del mismo periodo de 2020, mientras que el margen bruto sumó en el mismo periodo 914,7 millones de euros, un 6% más. Una parte importante de esa cifra, casi un 70%, proviene del margen de intereses, mientras que las comisiones suponen un 29% del total de ese margen, procedentes sobre todo de negocios de aportación de valor como la gestión de activos (92 millones de euros en comisiones, un 23% más) o la operativa con valores (59 millones, +18%).

En total los ingresos por comisiones netas ascienden a 265 millones de euros, con un crecimiento respecto al mismo periodo de 2020 del 9%. En cuanto al margen de explotación antes de provisiones concluye este primer semestre en 504,1 millones de euros, con un crecimiento del 7,3%, mientras que ños costes operativos se incrementan un 4%.

En cuanto a la ratio de eficiencia acumulada se reduce hasta el 44,9% frente al 45,6% de hace un año. Por lo que se refiere a las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios, ROE, es del 9,5% frente al 7,6% del primer semestre de 2020, que se vio lastrado por mayores provisiones extraordinarias. Esta ratio, que sitúa a Bankinter “a la cabeza del sector en rentabilidad”, es un ROE ajustado que excluye la plusvalía de Línea Directa, aunque incluye los cuatro meses del resultado recurrente de esta compañía. En cuanto a la solvencia, se mantiene en niveles “óptimos”, con una ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,2%, muy superior a la exigida por el BCE, que es del 7,68%.

Baja la morosidad

Por su parte, la ratio de mora mejora en comparación con la de hace un año, hasta el 2,34%, con una cobertura del 62,5%. En cuanto a la liquidez, Bankinter mantiene un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 104,4%. Dentro de balance, los activos totales del grupo llegan hasta los 102.645,3 millones de euros, un 10,6% por encima de los presentados al 30 de junio de 2020.

La inversión crediticia a clientes suma 66.896,1 millones de euros, un 5,2% más. El crecimiento de la inversión en España fue del 4% frente a un decrecimiento producido en el sector, con datos a mayo del Banco de España, de un 1% de media. En cuanto a los recursos minoristas de clientes cierran este primer semestre en 68.596,2 millones de euros, un 11,5% más. El crecimiento en España de esos recursos minoristas fue del 11%, frente a un crecimiento sectorial que, de media, fue del 4,9% con datos a mayo del Banco de España.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS