Sánchez Galán pide al juez que lo desimpute como a Brufau y Fainé

El presidente de Iberdrola vuelve a la carga y envía otro escrito a la Audiencia Nacional

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.EFE

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, busca su desimputación en el caso Villarejo después de que el juez decidiese la pasada semana archivar las pesquisas abiertas dentro de la misma macrocausa contra Antonio Brufau, presidente de Repsol, e Isidro Fainé, expresidente de CaixaBank. El máximo responsable de la eléctrica envió este lunes un escrito a la Audiencia Nacional, al que tuvo acceso EL PAÍS, donde solicita que se sobresea su causa y donde hace referencia explícita a los “acertadísimos planteamientos jurídicos” expuestos para dar carpetazo a las acusaciones contra Brufau y Fainé.

Más información
La Audiencia Nacional desimputa a Repsol, CaixaBank, Brufau y Fainé en el ‘caso Villarejo’
Iberdrola eleva su ofensiva contra el ‘caso Villarejo’

El pasado jueves, en la línea de investigación sobre los supuestos encargos de espionaje pagados al comisario jubilado José Manuel Villarejo por parte de Repsol y CaixaBank, el juez instructor Manuel García-Castellón concluyó que la contratación de esos servicios “no recaía en el ámbito de control del presidente, sino en el de sus directores de Seguridad”. Y añadió que, “sin indicios que apunten a que [Brufau y Fainé] interviniesen de manera directa”, “no es posible transferir a ellos una obligación de supervisión y vigilancia corporativa que está delegada”: “No cabe la responsabilidad objetiva por razón del cargo”, apostilló.

Galán, que alega también que los hechos habrían prescrito, fue citado a declarar como imputado en junio —aunque el interrogatorio se suspendió y aún no se ha celebrado— por delitos de cohecho, contra la intimidad y falsedad documental. Según la instrucción, durante años, Iberdrola encargó a Villarejo al menos cinco proyectos de espionaje, pero el presidente de la eléctrica niega que tuviera conocimiento de cualquier irregularidad.

En el escrito remitido este lunes a la Audiencia Nacional, la defensa de Galán subraya los “acertadísimos planteamientos jurídicos” de la resolución judicial sobre [Brufau y Fainé], “a propósito de la inexistente responsabilidad penal de los presidentes de las compañías a que se refiere”. Unos criterios que, en opinión de su abogado, resultan “aplicables” al máximo responsable de Iberdrola, “atendida su posición y responsabilidades, y la ausencia de indicios concretos de comportamiento personal reprochable”.

El presidente de la energética también destaca la “incidencia negativa” que su imputación ha provocado a la compañía: “[El daño] ofrece una traducción económica —objetivamente verificable y, por ende, demostrable— de varios miles de millones de euros. Contexto insostenible, incluso, para la segunda empresa con mayor capitalización en el índice bursátil Ibex 35 y con más de 40.000 empleados repartidos en los cinco continentes”.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Este último escrito de Sánchez Galán se suma, además, a la intensa ofensiva que ha lanzado la eléctrica desde su imputación. Desde entonces, tanto la empresa como su presidente han presentado más de media docena de recursos y escritos ante el juez.

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS