Euskaltel deja de cotizar tras completar su opa MásMóvil

El 100% del capital de la operadora vasca, que salió a Bolsa en julio de 2015, queda en manos de la compañía que dirige Meinrad Spenger

Sede central de Euskaltel, en el parque tecnológico de Zamudio, en Bizkaia.
Sede central de Euskaltel, en el parque tecnológico de Zamudio, en Bizkaia.EFE

Euskaltel ha dejado este martes la Bolsa después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendiese su cotización a petición de MásMóvil, que lanzó a finales de marzo una oferta pública de adquisición (opa) por el 100% de las acciones de la operadora vasca por 2.000 millones de euros.

La compañía salió a Bolsa el 1 de julio de 2015 a un precio de 9,5 euros por título, y en la última sesión marcó una cotización de 10,94 euros por acción, por debajo del precio de 11 euros de la opa de MásMóvil. Esta operación fue apoyada mayoritariamente por el capital social (un 97,67%), y MásMóvil realizará ahora la compraventa forzosa de los títulos de los accionistas que no aceptaron la operación amistosa.

Más información
MásMóvil lanza una opa amistosa por Euskaltel por 2.000 millones
MásMóvil toma el control de Euskaltel con Spenger como máximo ejecutivo

La marcha de Euskaltel deja a Telefónica como único operador de telefonía en el mercado continuo español, con la exclusión de la propia MásMóvil el año pasado tras la opa de los fondos Cinven, KKR y Providence. Tanto Vodafone como Orange son filiales de las multinacionales británica y francesa y cotizan en sus respectivos mercados.

Tras tomar el control de la operadora, las decisiones por parte de MásMóvil no se han hecho esperar: ha remodelado el consejo de la firma para poner al frente a Meinrad Spenger, consejero delegado de la compañía, mientras que José Miguel García, consejero delegado hasta la fecha de Euskaltel, ha salido del órgano y será asesor externo de la empresa. Asimismo, MásMovil ha vendido el negocio de televisión a Agile TV por 32 millones de euros, con lo que ha homogeneizado los servicios de televisión del grupo, que ya utilizan los servicios de la operadora amarilla.

Oposición en el País Vasco

La opa ha levantado la oposición del sector más nacionalista del Parlamento Vasco, con Bildu y el sindicato ELA a la cabeza, que creen que la operación restará la identidad nacional que poseía el operador lanzado por el Gobierno vasco.

No obstante, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, aseguró este martes que colaborarán con la empresa, que seguirá en el País Vasco, “para que su desarrollo sea el mejor posible. Tapia no quiso valorar la OPA, pues cree que no le corresponde al Ejecutivo hacerlo, sino a los accionistas, “que son los que realmente tienen que hablar”.

“En este momento, nos encontramos con una compañía de una dimensión mayor que puede competir a nivel del Estado e internacional, con unas garantías más importantes, que ha puesto sobre la mesa una serie de actuaciones en Euskadi de una forma intensa en cuanto a capacidad de producción, de llegada a nuevas instalaciones que se vayan a poner en marcha, y vamos a colaborar con esa empresa como con todas las que se ubican en Euskadi para que su desarrollo sea el mejor posible”, añadió la consejera.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS