Ganaderos gallegos lanzan una marca de leche A2: “Es el futuro del sector”

90 granjas seleccionan las vacas que proporcionan de forma natural un producto más digerible para intentar combatir la caída del consumo

Varios de los ganaderos gallegos que han comenzado a producir leche A2, este viernes en Santiago en la presentación del proyecto.
Varios de los ganaderos gallegos que han comenzado a producir leche A2, este viernes en Santiago en la presentación del proyecto.ÓSCAR CORRAL

El consumo de leche líquida ha caído en España un 28% en 20 años, un descenso que los ganaderos de Galicia, la comunidad que lidera su producción, consideran “alarmante”. Para combatir este fenómeno, 90 granjas gallegas han decidido lanzar el primer proyecto español de comercialización a gran escala de leche A2, un tipo de producto que, al no contener la proteína denominada betacaseína A1, es más digerible que el convencional, explican sus promotores. Se obtiene a través de una selección natural de las vacas, “sin añadir ni quitar nada”, y sin procesos tecnológicos de por medio, subrayan. Pretende solucionar un problema que desvelan los estudios que ellos manejan: que el 25% de los consumidores aseguran sentir molestias digestivas al beber leche, cuando solo un 5% están diagnosticados como intolerantes a la lactosa.

El nuevo producto busca reconquistar a los consumidores que no son intolerantes a la lactosa, pero a los que la leche les sienta mal. Bajo la marca Deleite, se ha empezado a vender ya en Galicia y desde el próximo octubre se distribuirá en toda España. La innovación supone en realidad una vuelta “a los orígenes”, aunque sean muy remotos, ya que en un principio la leche solo contenía la proteína betacaseína A2, al igual que la materna. Fue hace miles de años cuando una mutación genética introdujo la A1 en su composición. “Una vaca A2 nace, no se hace. Son las que había originariamente y ahora vamos a recuperar lo que un accidente de la naturaleza cambió hace 4.000 o 5.000 años”, expone Marcial Gende, gerente de la explotación láctea Herdanza y jefe de calidad de la iniciativa.

El proyecto, presentado este viernes en Santiago, se lleva fraguando cuatro años discretamente y ha sido impulsado por las explotaciones agrupadas en la sociedad Leite Noso, que un grupo de ganaderos fundaron en 2016 con el fin de esquivar a los intermediarios y lograr precios justos y contratos estables. A estas granjas se unieron en abril de 2020, en pleno confinamiento por la pandemia, otras interesadas en la innovación. Ahora son un total de 90 explotaciones las que han logrado mejorar el proceso de producción y la cabaña ganadera para poder obtener leche de vacas A2.

Los animales son identificados gracias a análisis genéticos. Se ordeñan en una zona aparte y su leche también se recoge por separado para evitar cualquier tipo de mezcla con el producto convencional, todo ello a través de un proceso debidamente certificado, explica Jesús Martínez, que dirige una granja en Vilasantar (A Coruña) que participa en el proyecto.

La leche A2 empezó a comercializarse en Nueva Zelanda en 2003 y su producción se ha extendido en Estados Unidos, Australia y China. “El futuro pasa por la leche A2”, afirma Pedro González Boquete, director ejecutivo de Leite Noso, quien asegura que el proyecto gallego también es pionero en Europa. Que “es más digerible y no produce hinchazón son efectos que ya están constatados” por la ciencia, añade González Boquete, y “cientos de investigaciones en marcha” analizan actualmente otras posibles propiedades que “aún no están contrastadas”.

Los promotores del proyecto ven en este producto una “pequeña revolución” y “alternativa de rentabilidad” para el sector, porque es una leche mejor pagada. Las granjas proveedoras de A2 han rubricado contratos para los próximos tres años. “Es la primera ocasión en que una marca firma contratos a tan larga duración”, se felicitan.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS