La justicia alemania Alemania inicia el proceso contra cuatro exdirectivos de Volkswagen por el ‘Dieselgate’

Los antiguos altos cargos de la firma están acusados de un delito fiscal y de fraude en banda organizada

Un antiguo ejecutivo de Volkswagen, en el juicio que ha empezado este jueves en Alemania.
Un antiguo ejecutivo de Volkswagen, en el juicio que ha empezado este jueves en Alemania.POOL (Reuters)

Casi seis años después de que estallara el llamado Dieselgate, el escándalo sobre la manipulación de las emisiones de gases tóxicos protagonizado por Volkswagen, se ha iniciado este jueves en Braunschwig el juicio contra cuatro ex altos ejecutivos, aunque sin la presencia del antinguo consejero delegado del grupo, Martin Winterkorn, cuyo proceso ha sido aplazado por motivos de salud.

Los exdirectivos están acusados de fraude en banda organizada y fraude fiscal agravado en relación al escándalo que estalló el 18 de septiembre de 2015, cuando la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en ingles) dio a conocer una carta que había enviado a VW, donde señalaba al mayor fabricante de automóviles del mundo que los valores de las emisiones de gases tóxicos, medidos en los bancos de prueba, no tenían nada que ver con los gases tóxicos que producían los coches en carretera.

Tan solo dos días después, Volkswagen admitió haber engañado a la EPA y señaló que había instalado un programa informático en mas de once millones de vehículos en varios modelos diesel de manera deliberada, para evitar los limites de la emisiones. Fue el comienzo de un escándalo que le ha costado a VW más de 32.000 millones de euros solo en Estados Unidos en pago de multas e indemnizaciones y que acabó con la exitosa carrera de Martin Winterkorn.

Este jueves, el tribunal de Braunschweig inició el proceso contra los cuatro acusados -un ex jefe d desarrollo de la marca VW y tres ejecutivos del departamento de tecnología e motores y tracción-, pero la semana pasada la justicia decidió aplazar, sin plazo definido, el proceso contra Martin Winterkorn, que fue presidente de la compañía entre 2007 y 2015, y quien acaba de ser operado de una dolencia en la cadera.

La misión de los jueces será responder a varias preguntas claves que aun no tienen respuesta, por ejemplo, si ingenieros o directivos del grupo estaban al corriente del engaño, en qué momento los supieron, quién ideó la artimaña y, más importante aun, quién dio la orden de instalar el programa informático.

Martin Winterkorn, quien fue acusado formalmente por la fiscalía de Braunscheig en el mes de abril de 2019 de haber cometido los delitos de fraude, vulnerar las leyes de competencia y abuso de confianza, dijo poco después de renunciar a su cargo que no “era consciente de ninguna irregularidad” y su abogado, Felix Dörr, en una respuesta a las acusaciones de la fiscalía señaló: “El Sr. Winterkorn no tenía conocimiento previo del uso selectivo del software prohibido de control de motores”.

Pero en junio de 2021, tras las investigaciones internas de un bufete de abogados, VW cerró un acuerdo de compensación con Winterkorn mediante el cual el ex CEO pagó 11,2 millones de euros a VW. Los abogados habían encontrado pruebas de negligencia pero no de intención.

En vísperas del comienzo del juicio, la fiscalía dijo que la acusación de fraude se refería a unos nueve millones de vehículos que se vendieron en Europa y Estados Unidos. “Ha sido un grave perjuicio para los clientes de varios cientos millones de euros”, dijo la fiscalía.

El juicio, que puede alargarse hasta mediados del año 2023, es el segundo gran juicio penal en Alemania relacionado con el escándalo del Dieselgate. Desde septiembre de 2010, el ex jefe de Audi, Rupert Stadler, está siendo juzgado en Múnich, junto a otros tres ejecutivos La fiscalía les acusa de fraude por vender coches diésel con valores de emisiones manipulados.

El exjefe de motores de Audi y posterior miembro del Consejo de Administración de Porsche, Wolfgang Hatz, y dos ingenieros superiores de Audi habrían manipulado más de 400.000 motores diésel a partir de 2008 para que pasaran las pruebas de emisiones pero emitieran más óxidos de nitrógeno en la carretera. Los dos ingenieros han confesado los pecados cometidos, pero han sugerido que eran solo receptores de órdenes.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción