Stradivarius y Oysho facturan más que antes de la pandemia

Las marcas de Inditex mejoran un 1% las cifras del primer semestre de 2019 mientras que el negocio de Zara, pese a que aún no ha recuperado todo el terreno perdido en la pandemia, gana peso en el grupo textil

Una tienda de Stradivarius en Londres, en una imagen de archivo.
Una tienda de Stradivarius en Londres, en una imagen de archivo.

La recuperación de la pandemia no está siendo igual para todas las marcas del gigante textil Inditex. El grupo presidido por Pablo Isla ofrece periódicamente la evolución de ventas de sus siete marcas (englobando Zara Home dentro de Zara) y en sus últimos resultados semestrales destacan dos: Stradivarius y Oysho. Ambas han facturado en la primera parte del ejercicio fiscal 2021 (de febrero a julio) un 1% más que en el mismo periodo de 2019. Stradivarius, además, es la firma que más crece en el último año, ya que su facturación mejora en un 56% la del primer semestre de 2020, por encima de la media del 49% que se anota el grupo. Hay que tener en cuenta que el primer semestre de 2020 se vio fuertemente condicionado por la llegada de la pandemia a Europa y los meses de confinamientos más estrictos.

Más información
Tienda de Zara en un centro comercial de Beijing, en China.
Inditex gana 1.272 millones en la primera mitad del año tras un segundo trimestre de récord

Aunque todavía por debajo de las cifras de 2019 (a causa del primer trimestre de este año, que todavía se vio lastrado por los cierres de establecimientos), la marca insignia del grupo, Zara, es otra de las que muestran mejor comportamiento. Sus ventas de febrero a julio están un 5% por debajo del último periodo comprable antes de la pandemia, pero han mejorado un 53% con respecto a un año atrás. Además, Zara gana terreno en el conjunto del grupo y su posición es todavía más hegemónica que antes de la pandemia, porque evoluciona mejor que otras firmas.

Inditex declara en sus últimos resultados unas ventas entre febrero y julio de 11.936 millones de euros. De ellos, 8.488 millones corresponden a ventas en tienda o en internet de la marca Zara, incluyendo su división de textiles para el hogar (Zara Home). Esto significa que la marca pionera de la multinacional con sede en Arteixo (A Coruña) aportó un 71,1% de la facturación total, frente al 69,4% que representaba su negocio en la primera mitad de 2019.

También la marca más pequeña del grupo, la firma de complementos Uterqüe, mejora por encima de la media. Los 48 millones que ha vendido en la primera mitad del año fiscal suponen un 55% más que en el mismo periodo de 2020. Su contribución al conjunto, no obstante, permanece prácticamente inalterada con un 0,4% del total. La marca ha protagonizado uno de los grandes anuncios de la multinacional textil en su última presentación de resultados. El motivo es que dejará de tener tiendas propias (actualmente cuenta con 82 locales en 14 países) y sus artículos se comercializarán en algunos establecimientos de Massimo Dutti y a través de su web.

En la conferencia con analistas, Isla razonó que la integración de Uterqüe responde a la voluntad de darle una mayor visibilidad aprovechando la red de Massimo Dutti. Esta marca, a su vez, es la que peor comportamiento de ventas presenta, según el análisis de los últimos resultados semestrales. Con respecto a la primera mitad de 2019, sigue un 28% por debajo en facturación. Y con respecto a 2020 mejora un 24%, lo que supone el crecimiento más bajo de todas las firmas de Inditex y menos de la mitad de la media del grupo. Si hace dos años era la cuarta marca que más vendía, con 844 millones (muy cerca de la tercera, Pull&Bear, cuya facturación era de 873 millones) ahora cae a la quinta posición con 607 millones y se ve adelantada por Stradivarius (782 millones). En segunda posición, entonces y ahora, se mantiene Bershka, que ha mejorado un 33% en el último año, pero sigue un 15% por debajo de los niveles prepandemia.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Una de cada cuatro ventas, en internet

Todas las cifras engloban las ventas de cada marca tanto en internet como en tienda física. Sobre el mercado online, Inditex no ofrece resultados desglosados por firmas, pero sí señala que en conjunto la facturación ha crecido un 36% respecto al primer semestre de 2020 y un 137% respecto al de 2019. Para conjunto del presente ejercicio (es decir, de febrero de 2021 a enero de 2022), el grupo textil espera que el negocio en línea suponga más de una de cada cuatro ventas (un 25%).

Pese a su presencia global, Europa sigue aportando una participación mayoritaria en las ventas. El continente (excluyendo el mercado español) aporta un 46,1% de la facturación. A eso se suma el 14,1% que representa España. El 17,3% de las ventas durante el primer semestre de 2021 se originaron en América y el 22,5% en Asia y resto del mundo. Con respecto al último ejercicio fiscal, avanza América mientras que retroceden levemente las otras tres áreas geográficas, pero la propia compañía avisa de que estas fluctuaciones “reflejan principalmente el calendario de cierre y reaperturas de tiendas por la pandemia”. Es decir, el impacto que las sucesivas olas del coronavirus van provocando en diferentes partes del mundo.

En cuanto a las tiendas, el grupo sigue cerrando establecimientos, a la vez que reforma otros o abre nuevos espacios más adaptados a sus preferencias. Pero el saldo total es negativo: en julio de 2020 Inditex tenía 683 tiendas menos que en julio de 2020 (6.654 frente a 7.337 un año antes). De ellas, 268 eran de Zara (incluyendo 43 de la división infantil Zara Kids y 71 de Zara Home). La búsqueda de establecimientos más grandes hace que esta última marca tienda a instalar sus espacios propios dentro de algunas tiendas Zara, como ha sucedido recientemente en un establecimiento de la emblemática calle Banhofstrasse de Zúrich (Suiza) o lo hará próximamente en el nuevo Zara que va a abrir en el barrio parisino de La Défense. Respecto a un año atrás, Bershka pierde 99 tiendas; Oysho cuentan con 90 menos; Pull&Bear, 82 menos; Massimo Dutti, 74 menos; Stradivarius, 63 menos; y Uterqüe, 7 menos.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS