El Banco de España avisa de que el alza del salario mínimo puede perjudicar al empleo juvenil y al poco cualificado

Pablo Hernández de Cos admite que la subida es útil para combatir la desigualdad, pero alerta de los “efectos secundarios” de encarecer los sueldos; la patronal cree que el incremento del SMI es “política”, y la vicepresidenta Yolanda Díaz defiende que ha habido diálogo social

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, este viernes en Barcelona.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, este viernes en Barcelona.David Zorrakino / Europa Press

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido este viernes “una cierta prudencia sobre cualquier decisión” de subida del salario mínimo interprofesional. El gobernador ha asegurado que ese aumento “tiene efectos secundarios”. “Sabemos que incrementos moderados en el SMI generan efectos negativos moderados en el empleo, pero que pueden ser más elevados en colectivos de baja productividad, jóvenes o mayores de 45 años”, ha afirmado durante su participación en un acto en Barcelona. En el mismo sentido apuntó un informe publicado el pasado junio por la entidad que preside Hernández de Cos, quien ha admitido que no obstante es necesario “hacer más estudios” para analizar las consecuencias en el largo plazo. Hernández de Cos ha afirmado igualmente que incrementar el salario mínimo “se ha demostrado útil” en la lucha contra las desigualdades en economías avanzadas.

El gobernador ha contextualizado la subida en un momento en que la recuperación “es firme”, aunque también ha dicho que es “heterogénea” y está siendo más lenta en sectores donde “la incidencia del SMI es particularmente elevada, como los servicios o las pymes”. “Si hay un compromiso político sobre el incremento gradual del SMI y se aceptan los efectos secundarios, se debe poner el foco en la formación y en el incremento de la productividad”, ha asegurado Hernández de Cos. Ambos aspectos pueden ayudar a minimizar los posibles efectos perniciosos sobre el empleo, ha explicado.

El Gobierno y los sindicatos pactaron el jueves la subida del salario mínimo interprofesional en 15 euros al mes, durante una reunión convocada de urgencia. El pacto, del que se apeó la patronal, deja el sueldo mínimo en 965 euros mensuales en 14 pagas con efectos retroactivos desde el 1 de septiembre. Eso supone un incremento del 1,6% respecto al SMI de 2020.

Este viernes, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado que la decisión de llevar a cabo el incremento “estaba ya tomada” y que el Gobierno “lo único que ha hecho es darle vueltas a su propio solitario”. Garamendi ha afirmado que se trata de una decisión “en clave política y no [fruto] de un planteamiento serio”. Junto a una mayor economía sumergida y la pérdida de empleos, el presidente de la patronal ha alertado de que, a medio plazo y “si esto sigue así”, que el Gobierno pueda decidir las subidas salariales “podría romper en el futuro la negociación colectiva”. La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha respondido a estas palabras afirmando que “ha habido diálogo social”.

Preguntado por si la patronal estaría dispuesta a hablar de una nueva subida del salario mínimo para 2022, Garamendi ha afirmado que habrá que ver cómo se va recuperando la economía, aunque las perspectivas son buenas. “En enero estaremos en una posición diferente, los sectores más castigados se van abriendo poco a poco. Ya lo veremos”, ha dicho en una entrevista en Onda Cero.

Garamendi ha insistido en que la subida tiene poco que ver con las empresas del Ibex 35 y más con las muy pequeñas empresas, las que conforman la mayoría del tejido empresarial en España, a las que esta subida del SMI les afectará. Ha puesto como ejemplo a los pequeños agricultores, a los que les será difícil implementar esta nueva subida después de que haya crecido ya un 30% en los últimos años. “Prácticamente todos los convenios colectivos del campo están impugnados por esa subida del 30%”, ha indicado. Asimismo, ha criticado la “paradoja” que supone que en los contratos que las administraciones públicas adjudican a las empresas no se contemplen estas subidas del salario mínimo. “Yo lo resumo en la frase: te invito a cenar, pero pagas tú la cena”, ha dicho Garamendi, que ha añadido que en 12 de las 17 comunidades autónomas ya se cumple el objetivo de que el SMI supere el 60% del salario medio.

Díaz: “Lamento que no hayan negociado”

Horas después, en Santiago de Compostela (Galicia), la vicepresidenta Díaz ha mostrado su satisfacción por el acuerdo con los sindicatos y ha negado diferencias en el Ejecutivo. “Es una decisión del Gobierno de España”, ha afirmado, en referencia a que la ministra de Economía, Nadia Calviño, prefiriese una subida más reducida o restringida al último trimestre. “Ha habido diálogo social, quiero dar las gracias a todos por estar en las mesas”, ha añadido la ministra de Trabajo, quien, no obstante, ha criticado la posición de la patronal en este punto. “De los 11 grandes acuerdos, en dos de ellos hubo diálogo social, pero [la CEOE] no rubricó el acuerdo. Con el salario mínimo ha pasado lo mismo”, ha dicho Díaz. Y ha zanjado: “Lamento que no hayan negociado”.

En vídeo, declaraciones de Yolanda Díaz este viernes.ÁLVARO BALLESTEROS / EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

“Hago un llamamiento hoy a la patronal a que se resitúe, a veces no negociando se pierde”, ha incidido la vicepresidenta segunda, recordando que ella estuvo “dispuesta a pactar por una cuantía inferior”. Además, ha mostrado su confianza en que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) vinculados a la situación pandémica, que expirarán el 30 de septiembre y sobre los que este jueves se inició una nueva ronda de negociación con patronales y sindicatos, se prorrogarán.

El secretario general de CC OO, Unai Sordo, también se ha congratulado este viernes por el acuerdo sobre el salario mínimo. “Lo que queda claro es que se puede acordar entre el Gobierno y los agentes sociales, en este caso sindicatos, y que el SMI se va a subir hasta finales de legislatura y se va a cumplir el objetivo de alcanzar el 60% del salario medio”, ha señalado el líder sindical en TVE. Sordo ha criticado la oposición de la CEOE al incremento de 15 euros mensuales, lo que ha definido como “regatear”. No obstante, se ha mostrado confiado en que ese rechazo no se traslade al resto de negociaciones pendientes entre los agentes sociales, como la reforma de pensiones o la reforma laboral. “Van a ser mesas complejas y los acuerdos no van a ser fáciles”, ha augurado el líder sindical.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción