El precio de la electricidad para este viernes sube casi ocho euros hasta los 172,97 por megavatio hora

La cota más alta, que se producirá entre las nueve y las diez de la noche, vuelve a los 190 euros

Tendido eléctrico.
Tendido eléctrico.EL PAÍS

El precio de la luz sufrirá este viernes en España una nueva subida y se situará en 172,97 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone casi ocho euros sobre los 165,19 del jueves. El precio más alto se producirá entre las nueve y las diez de la noche, franja en la que alcanzará 190 euros/MWh, mientras que el más bajo se registrará entre las cuatro y las cinco de la madrugada, con 148,35 euros. Es decir, el precio del gas como materia prima sigue marcando cotas altas en el sistema mayorista.

Estos precios afectan a los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC), unos 10,5 millones, mientras que están exentos los que están en el mercado libre (unos 17 millones), que negocian el precio con las comercializadoras. No obstante, los consumidores de este segmento también verán la repercusión de la subida en sus contratos más adelante, normalmente referenciados a una serie de cláusulas.

Más información
¿Por qué el megavatio hora cuesta hoy 172 euros y el 31 de enero solo 0,89 euros? El gas sube el precio, la eólica lo baja
¿Hasta cuánto puede llegar el precio del megavatio hora? El mercado del gas dirá, pero el límite legal son 3.000 euros

El aumento está causado por el precio del gas en los mercados internacionales, cuya incidencia se espera al menos hasta el próximo marzo. El gas es la materia prima que se usa en las centrales de ciclo combinado, que son las que marcan el precio del mercado mayorista al ser la última tecnología que entra en la puja mayorista.

El Gobierno español ha pedido modificaciones del sistema de precios a Bruselas y lo ha planteado en la reunión de ministros del ramo celebrada en Eslovenia, donde la mayor parte de los países se mostraron de acuerdo y la comisaria de Energía, Kadri Simson, anunció que se está trabajando en la preparación de las propuestas de las opciones flexibles que se darán a conocer en las próximas semanas.

Por otra parte, el Gobierno ha puesto en marcha un plan de choque para evitar que el fuerte aumento del gas repercuta en el recibo de la luz con el objetivo de que no se pague más que en 2018. Dichas medidas han generado controversia en las empresas del sector, sobre todo las grandes eléctricas, que las tachan de injustificadas y de partir, en el caso de la minoración de ingresos, de unos supuestos que no son reales. Según fuentes del sector, de los 2.600 millones de devolución de “beneficios extraordinarios” obtenidos por las eléctricas, Endesa e Iberdrola coparán el 80% (es decir, algo más de 2.000 millones). A su juicio, eso llevará a que muchas centrales tengan pérdidas operativas, principalmente porque la energía la tienen prácticamente vendida a un precio medio de 60 euros MWh.

En ese sentido, el delegado institucional de Iberdrola en el País Vasco, Asís Canales, ha afirmado que el “pánico” del Gobierno por la “presión social y mediática” ante el aumento del precio de la luz le ha llevado a adoptar medidas ”equivocadas”. Canales ha realizado estas declaraciones en Bilbao, donde ha participado en un encuentro de la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi, ADYPE y ha señalado que las medidas orientadas a reducir el coste de la electricidad “deben respetar la seguridad jurídica y no comprometer la transición energética”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS