Mulaya, el ‘Zara chino’, pasó de beneficios a pérdidas de 400.000 euros

Las firma española de capital asiático refleja en sus cuentas de 2020 los estragos de la pandemia

Tienda de Malaya en un centro comercial de Madrid.
Tienda de Malaya en un centro comercial de Madrid.Javier Agueda

La firma de moda para mujer Mulaya y su tienda en internet acabaron el año pasado con unas pérdidas conjuntas de más de 403.000 euros. Así se desprende de las cuentas del ejercicio 2020 presentadas por Mulaya SL y Mulaya Online SL ante el registro mercantil. Un año antes, sumaban un beneficio de 297.500 euros. Las cuentas de ambas se formulan conforme al principio de empresa en funcionamiento, que justifican de idéntica manera: “La dirección no es consciente de incertidumbres importantes, relativas a eventos o condiciones que puedan aportar dudas significativas sobre la posibilidad de que la empresa siga funcionando normalmente”.

Más información

Eso no evita que las memorias anuales reconozcan el bache que ha supuesto la pandemia y que, en ambos casos, les llevó a aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectaron al 100% de sus plantillas: 47 trabajadores en Mulaya Online al acabar de 2020 y 44 trabajadores en el caso de Mulaya. Como pasó con otras marcas de moda, los cierres de tiendas a los que obligó el coronavirus (particularmente durante el primer estado de alarma) mermaron la facturación el año pasado. Si entre ambas sumaban un importe neto de cifra de negocios de casi 4,9 millones en 2019, en 2020 se quedaron en menos de 3,8 millones.

Del lado de los gastos, destaca la reducción personal, que en el caso de Mulaya SL pasaron de más de medio millón hace dos ejercicios hasta 187.000 euros en el anterior. Las cuentas se hacen eco de una intensa reducción del empleo temporal y podría deberse, aunque no lo especifican, a contratos que normalmente el comercio hace en temporada alta de ventas y el año pasado no se materializaron. Pese a la contención en otras partidas de gastos, las compañías no lograron evitar un resultado de explotación negativo, en contraste con las cifras de 2019.

Apodada como el Zara chino por la rápida expansión que vivió años atrás y por basarse en un modelo de negocio enfocado en la moda de bajo coste, la marca Mulaya tiene en realidad un tamaño muy modesto, a años luz del gigante Inditex (la matriz de Zara, Massimo Dutti, Bershka y otras marcas). La firma tiene su sede en Madrid, donde se creó en 2003 con capital de origen chino. Actualmente, según su página web, tiene 19 tiendas en cuatro ciudades españolas. La mayoría, 14, están en la capital, pero además tiene dos en Barcelona, otras dos en Zaragoza y una en Valencia. Mulaya SL reconoce en su memoria un patrimonio en locales y naves industriales que supera los 2,7 millones de euros (el año pasado creció en 725.000 euros con respecto a 2019). Mulaya Online no declara tener bienes inmuebles propios.

Ambas compañías señalaron en 2020 haber reducido de manera idéntica el periodo medio de pago a proveedores (de 120 días en 2019, a 90 días el año pasado). Mulaya Online reconocía una deuda con acreedores a 31 de diciembre de algo más de 393.000 euros. La de Mulaya SL, superaba los 525.000 euros. Al obtener un resultado negativo, ninguna de ambas compañías devengaron pagos por el impuesto de sociedades ni repartieron dividendos.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción