Los fabricantes de vehículos critican el retraso en el plan estratégico para el coche eléctrico

La patronal Anfac reduce de nuevo su previsión de ventas de automóviles

José Vicente de los Mozos, presidente de Renault en España.
José Vicente de los Mozos, presidente de Renault en España.Juan Lázaro

El Consejo de Ministros aprobó en julio el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) dedicado al vehículo eléctrico. La intención era poner en marcha la convocatoria para que las empresas se pudieran registrar en setiembre, pero ahora todo apunta a que, como pronto, ese paso no se producirá hasta noviembre. Anfac, la patronal de fabricantes de coches, ha cargado este jueves contra ese retraso, al que le ha sumado otra crítica: que el sector no esté colaborando en su elaboración.

“Estamos esperando y el tiempo pasa”, ha cuestionado José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac y de Renault en España, quien ha lamentado que mientras “en otros países se han hecho anuncios importantes, aquí solo sabemos de intenciones”, por lo que ha llamado a moverse con “rapidez” para mantener la competitividad que ha permitido que España sea el segundo fabricante europeo de vehículos.

El análisis de De los Mozos es que la industria de la automoción española se encuentra en una suerte de “sándwich”: entre los países con centros de decisión, como es el caso de Alemania y Francia, y otros como “Turquía, Francia y Alemania”, que cuentan con mayores ayudas económicas para captar inversiones y con menores costes. Y, además, ha planteado el directivo, a esa ralentización en los planes del Gobierno para impulsar el vehículo eléctrico se suma que el sector de la automoción está en plena reconversión y con una sobrecapacidad de las factorías de todo el mundo como consecuencia de la reducción del mercado. “Un consejo de administración es muy simple: se asigna la producción de un vehículo donde sea más barato producir”.

Pese a ese análisis, el presidente de Anfac ha asegurado que el PERTE no será la resolución de todos los problemas del sector, que, ha dicho, la pandemia ha cambiado. En el listado de peticiones de la patronal figura la rebaja de la fiscalidad y la necesidad de impulsar la instalación de puntos de recargas, de los que hoy hay alrededor de 12.000 públicos ante las necesidades de 340.000 que considera el sector. Son esos puntos los que Anfac has trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un encuentro con el comité ejecutivo de la organización. El acto se ha celebrado en Barcelona, coincidiendo con la inauguración de la 91ª edición del Salón Internacional del Automóvil, que contará con la participación del Rey. Sánchez ha asegurado a los empresarios que está acelerando la tramitación del PERTE, que prevé canalizar hasta 24.000 millones de euros en tres años, y ha anunciado una dotación de 50 millones de euros adicionales para el plan Moves, a través de un nuevo instrumento denominado Moves Grandes Flotas, dirigido a empresas con más de 500 vehículos en una comunidad autónoma.

De los Mozos ha explicado que el impacto de la crisis de semiconductores que azota a la automoción en todo el mundo se mantendrá hasta, como pronto, 2023. Anfac ha vuelto a revisar sus previsiones de caída de ventas en España para este año a causa la falta de suministros, especialmente de semiconductores, y ahora las sitúa en torno a 900.000 unidades, cuando considera que el umbral para la industria no puede estar por debajo de los 1,2 millones de unidades.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS