Las ventas de coches de energías alternativas superan en septiembre por primera vez las de turismos de gasolina

Las matriculaciones continúan deprimidas y acumulan una caída del 33% en los nueve primeros meses del año respecto a 2019

Concesionario de coches de la marca Peugeot en Terrassa (Barcelona).
Concesionario de coches de la marca Peugeot en Terrassa (Barcelona).CRISTOBAL CASTRO

Vendedores y compradores de vehículos andan desconcertados ante la sucesión de factores que en los últimos meses han sacudido el mercado de automóviles. El último se dio el pasado mes de septiembre, cuando los turismos impulsados por motor de gasolina dejaron de ser el segmento más vendido en España. Les superaron los impulsados por tecnologías alternativas: eléctricos, híbridos, de gas y de hidrógeno. Mientras que los de gasolina coparon una cuota de mercado del 40,6%, esa amalgama de motorizaciones menos contaminantes concentró el 41% de las ventas, según los datos de Anfac, Faconauto y Ganvam. Los diésel están muy por debajo, con un porcentaje del 18,4%.

Ese sorpasso ya estuvo a punto de hacerse realidad en agosto, aunque el resultado final fue 42,2% frente a 40,9% a favor de los coches de gasolina. Y se produce después de que los vehículos híbridos superaran en mayo a los diésel, a los que los compradores y los propios fabricantes han acabado dejando de lado. En todo caso, y pese a las cifras de septiembre, en los nueve meses que van de año la gasolina ha continuado siendo la tecnología favorita, al concentrar el 46,9% de las ventas. El diésel se queda en el 20,2% y el resto de tecnologías suben hasta el 32,9%. En 2017, diésel y gasolina suponían el 94,9% de las ventas.

El aumento de compras de coches que utilizan tecnologías alternativas ha sido vigoroso en los últimos cuatro años. En setiembre de 2017, apenas representaban el 5% del total de las matriculaciones.

El reparto de ventas de septiembre puede seguir condicionado por el contexto de escasas matriculaciones en el que se ha situado el mercado español. En los tres primeros trimestres del año estas fueron de 595.436 unidades, un 33% menos que en el mismo periodo de 2019, antes del estallido de la pandemia de la covid-19. Respecto al año pasado, se produce un alza del 8,8%.

Afectados por la falta de suministros, los fabricantes han ido revisando sus previsiones de ventas en paralelo al avance del año. Su último escenario es el de acabar el año con en torno a 900.000 vehículos matriculados este año, cifra que consideran muy por debajo de sus estimaciones para que la industria española siga siendo atractiva para los fabricantes. Ese umbral se sitúa en los 1,2 millones de unidades.

Las patronales de fabricantes, de concesionarios y de talleres y vendedores mantienen los mismos argumentos para explicar la caída de las ventas que en los últimos meses. Hay poca oferta de vehículos por la falta de semiconductores que está obligando a paralizar plantas a la vez que expulsa a potenciales compradores a los coches de segunda mano. Explica ese argumento el hecho de que la adquisición de coches por parte de particulares caiga un 21,8% respecto al año pasado, mientras que las empresas también han reducido sus transacciones un 15,3%. La paradoja es que, justo cuando acaba una temporada turística en la que se ha echado en falta mayor oferta en las empresas de alquiler de vehículos, los rent a car han elevado sus compras un 39,6% en septiembre. Se explica porque las ventas en el mes de septiembre de 2020 fueron muy bajas (3.850 unidades), por lo que cualquier pequeño repunte dispara el porcentaje de crecimiento.

Pesimismo para el fin de año

Y no hay optimismo respecto a los últimos meses del año. “Las previsiones de cierre son más bajas”, apunta la patronal Anfac, a falta de soluciones cortoplacistas a la falta de suministros de semiconductores. Faconauto, la voz patronal de los concesionarios, denuncia falta de existencias en los puntos de venta y da por descontado que los niveles de ventas de este año no diferirán de los de 2020. Mientras, Ganvam señala a la “tormenta perfecta” en la que suman la crisis de semiconductores, la pandemia, las dudas por la recuperación económica y la incertidumbre sobre el futuro de determinadas tecnologías.

En el listado de vehículos más vendidos se produjo en septiembre la aparición de un coche que hasta el momento no aparecía entre los tres primeros, el Fiat 500. Seguido por el Seat Arona y el Peugeot 2008. En lo que va de año los líderes son el Seat Arona, el Hyundai Tucson y el Dacia Sandero. Los tres son todocaminos urbanos (SUV), lo que da muestra de la fortaleza de ese segmento.

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS