El comercio electrónico en España creció casi un 2% en el primer trimestre

Los sectores con más ingresos son moda, intermediación financiera y juegos de azar

Un repartidor baja cajas de una furgoneta para realizar las entregas a los clientes.
Un repartidor baja cajas de una furgoneta para realizar las entregas a los clientes.GettyImages

Los datos del comercio electrónico brindan buenos resultados en 2021, con una tendencia que se mantiene al alza, aunque con muchas desigualdades. Las ventas del negocio en la red en España han superado los 12.400 millones de euros en el primer trimestre de este año, un aumento del 1,9% con respecto al mismo período de 2020, según los datos publicados este viernes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La crisis provocada por la pandemia de la covid-19 sigue impactando de manera asimétrica en las distintas ramas del comercio. La facturación de las actividades relacionadas con el sector turístico se han desplomado más de un 70%. En cambio, en el mismo período de referencia, los supermercados han doblado su negocio.

En los primeros tres meses de este año se han registrado más de 289 millones de transacciones, un 27,7% más en su variación interanual. Entre los sectores que se han beneficiado de los mayores ingresos destacan las prendas de vestir, que representan un 9,7% de la facturación total del comercio electrónico, los servicios auxiliares a la intermediación financiera (5,6%) y los juegos de azar (5,5%). Por su parte, en la cola figuran las descargas de aplicaciones (2,7%), los hipermercados (2,4%) y los ordenadores (2,4%).

Según José Ruiz Pardo, especialista en neuromarketing y comportamiento del consumidor, el crecimiento de la industria textil en el mercado electrónico está condicionado por el entorno pospandemia. “Venimos de un año y medio en el que los consumidores, tanto por miedo al virus como por las restricciones de aforo, han acudido mucho menos a las tiendas de ropa. Sin embargo, no han dejado de vestirse”, ha apuntado el analista.

Lo mismo ocurre con la intermediación financiera. “Con los ERTE, varias familias se han encontrado en dificultades económicas, por lo que se han movido para buscar más recursos”, ha añadido. En cambio, los juegos de azar llevan en crecimiento constante desde hace año. Por tanto, Pardo cree que esta tendencia no refleja un fenómeno nada nuevo. En ello coincide el consultor en e-commerce Jordi Ordóñez, aunque matiza que con la crisis de la pandemia ha incrementado el número de personas que han probado la suerte y, con respecto a las prendas de vestir, “siempre han sido el motor propulsor del negocio electrónico”.

En cuanto a la segmentación geográfica, más de un tercio de los ingresos (el 37,2%) han tenido como destino España. El 62,8% restante corresponde a compras hechas en territorio nacional que llegan desde fuera. El saldo entre las exportaciones y las importaciones deja un déficit exterior de 6.892 millones.

Por número de transacciones, el 30,9% de las compraventas tienen como destino España y el 69,1% el extranjero. El volumen de negocio de las transacciones con origen nacional y dirigidas hacia el exterior ha sido de 7.839 millones de euros, un 26,1% más que en el primer trimestre del año anterior. La UE se confirma como el mercado extranjero de referencia para los españoles: el 86,3% de las compras hacia el exterior se realizan en comercios ubicados en los países de la Unión.

Caída de las compraventas desde el exterior

Por otro lado, las compraventas desde el exterior con España se han derrumbado. Su facturación se quedó en los 947 millones de euros, lo que supone un 58% menos que en el primer trimestre del año anterior. El 60,6% de las exportaciones se realizan a la Unión Europea. Pardo estima que esta caída se debe principalmente a problemas logísticos, que previsiblemente se resolverán en los próximos meses. “Se han incrementado los tiempos de espera de las mercancías, lo que desincentiva los pedidos desde el extranjero”, ha señalado el especialista.

Las áreas de actividad que más atraen a los extranjeros son aquellas relacionadas con el sector turístico, que agrupa las agencias de viajes, transporte aéreo, transporte terrestre, alquiler de automóviles y los hoteles. Lo que explica también en parte el desplome, ya que es una de las actividades que peor se ha recuperado del embate de la pandemia. Estos servicios acaparan el 27,1% de las compras desde el exterior con España.

Los ingresos del comercio electrónico dentro de España han descendido un 2,3% interanual, hasta los 3.687 millones de euros. Las ramas que lideran el negocio online dentro de las fronteras nacionales son los hipermercados (10,4%), la administración pública (8%) y los electrodomésticos (7,2%). En cambio, la energía eléctrica (3,1%) y la publicidad (2,8%) resultan los que consiguen menos ventas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS