La serie ‘El juego del calamar’ impulsa el crecimiento de nuevos suscriptores de Netflix

La plataforma de televisión online registra 4,38 millones de nuevos usuarios en el tercer trimestre y el beneficio neto crece un 83%

Uno de los momentos de la serie 'El juego del calamar', que se estrenó en septiembre.

La fiebre por la serie surcoreana El juego del calamar (Squid Game), en la que un grupo de personas con elevadas deudas aceptan participar en un macabro juego para ganar dinero, dio un empujón al crecimiento de suscriptores de Netflix en el tercer trimestre del año. Tras la desaceleración del primer semestre, Netflix registró 4,38 millones de altas entre julio y septiembre, hasta un total de 213,6 millones de usuarios en todo el mundo (el doble que hace un año), según informó la compañía. El programa, que llegó a la plataforma en septiembre, se ha convertido en el estreno más visto en la historia de la plataforma estadounidense. El beneficio neto se incrementó un 83% en el segundo trimestre respecto a mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 1.449 millones de dólares (1.250 millones de euros), mientras los ingresos crecieron un 16%, hasta los 7.483 millones de dólares (6.434 millones de euros).

El crecimiento de Netflix, que alcanzó récords durante el confinamiento, se frenó en la primera parte del año, entre otras cosas porque la pandemia ralentizó el ritmo de producción de nuevas series y hubo menos estrenos. Además, la compañía ha tenido que hacer frente a la creciente competencia de otras compañías de vídeo en streaming, como Disney Plus, Apple TV y HBO. Pero la serie surcoreana El juego del calamar ha contribuido a reactivar las nuevas suscripciones de Netflix. La mayoría del crecimiento del número de suscriptores procede de Asia (2,2 millones), considerado un mercado clave para el crecimiento futuro de la empresa, junto a África.

Cuando El juego del calamar se estrenó el 17 de septiembre, sorprendió a los ejecutivos de Netflix al convertirse en su mayor estreno: alrededor de 142 millones de abonados vieron al menos los dos primeros minutos en el primer mes, un récord para la empresa. La serie se colocó de inmediato en el primer puesto en 94 países. El programa se centra en un concurso en el que 456 jugadores, de diferentes orígenes sociales pero todos muy endeudados, juegan a una serie de juegos infantiles con consecuencias fatales si pierden, para tener la oportunidad de ganar 45.600 millones de wones (unos 32,89 millones de euros).

Netflix prevé conseguir 8,5 millones de nuevos suscriptores en el cuarto trimestre de la mano de nuevos contenidos, la misma cifra que el mismo periodo del año pasado, y ligeramente por encima de lo pronosticado por los analistas. Los mercados, que temen que el incremento de la competencia erosione la evolución del negocio en los próximos meses, respondieron este miércoles con una caída del 2,28% de las acciones de Netflix en la apertura, hasta los 624 dólares.

Para finalizar el año, la plataforma cuenta con estrenos como la película Red Notice (con Dwayne Johnson, Gal Gadot y Ryan Reynolds) y Don’t Look Up (Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence).

La serie, que contó con un presupuesto de 21 millones de dólares, está valorada al menos en 891 millones de dólares por las métricas que utiliza Netflix, según unos documentos internos publicados recientemente por la agencia Bloomberg, que muestran por primera vez cómo Netflix determina el valor de sus programas, un misterio que durante tiempo ha frustrado a los productores de Hollywood. A diferencia de las cadenas de televisión tradicionales, los objetivos financieros de la plataforma no están marcados por las horas que los espectadores están mirando series, ni por los anuncios, ni el prime time, sino por cuántas personas se dan de alta para seguir sus programas. Con esos datos es capaz de saber si una serie concreta ha atraído a nuevos usuarios o ha evitado que se den de baja, y eso determina el valor.

La empresa está buscando nuevas fórmulas para mantener a sus suscriptores, y también ha empezado a experimentar con la oferta de videojuegos en streaming. Recientemente compró Night School Studio, la productora del juego Oxenfree. “Acabamos de empezar con esta iniciativa y, como hemos hecho con otras categorías de servicios en las que nos hemos adentrado, planeamos probar con varios tipos de juegos, aprender de nuestros abonados y mejorar nuestra librería de juegos”, dijo la compañía este jueves.

En España, Netflix acaba de anunciar la tercera subida de precios. La tarifa estándar se incrementa un euro, hasta 12,99 euros al mes, y la premium se eleva a 17,99 euros. La básica se mantendrá en 7,99 euros.

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS