Los daños atmosféricos y la subida de accidentes de coches bajan un 13% el beneficio de Línea Directa

La aseguradora obtiene 86 millones hasta septiembre, un cifra un 6% superior a la registrada en 2019

El consejero delegado de Línea Directa, Miguel Ángel Merino, en la presentación de resultados de septiembre de 2021.
El consejero delegado de Línea Directa, Miguel Ángel Merino, en la presentación de resultados de septiembre de 2021.LÍNEA DIRECTA (Europa Press)

Línea Aseguradora, la aseguradora que empezó a cotizar el 28 de abril, ha sufrido en sus cuentas la vuelta a la normalidad de antes de la pandemia de la sociedad. Hasta septiembre obtuvo un beneficio neto de 86,3 millones, un 13,4% menos que la misma fecha de 2020, cuando la movilidad estaba limitada. El resultado de Línea Directa Aseguradora se ha resentido por el incremento de los accidentes de coches, y su mayor gravedad, por la recuperación del tráfico a niveles prepandémicos, los fenómenos atmosféricos, como Filomena en el ramo de Hogar, que tuvieron un impacto de 3,5 millones netos de reaseguro, y la recuperación de la actividad sanitaria, es decir cirugías de gravedad que se habían aplazado por la covid-19.

Con todos estos factores, la siniestralidad neta del grupo se situó en el 65,9% con una subida del 4,1% sobre 2020 y una caída de 1,9% respecto a 2019, que es el ejercicio con el que considera la compañía que es más adecuada la comparación. Por su parte, la contención de los gastos compensó los gastos administrativos derivados del proceso de salida a Bolsa. Así, el ratio combinado (que refleja lo que gasta la empresa para atender a los siniestros) ha subido, es decir, ha empeorado, un 3,1% sobre septiembre de 2020 y ha mejorado un punto porcentual respecto a 2019.

“Un año de mucha incertidumbre”

“Es un año con muchísima incertidumbre, pero apostaría porque la compañía va a batir el récord de facturación y clientes. No vamos a superar los beneficios del año pasado, pero sí va a ser el segundo mejor año de la compañía”, aseguró el consejero delegado de Línea Directa, Miguel Ángel Merino, en la rueda de prensa de presentación de los resultados.

Preguntado por la previsión que tiene sobre la normalización de la situación en la escasez de ventas de coches nuevos, Merino apuna que dependerán de la velocidad de la recuperación económica y la escasez de semiconductores, “que según los fabricantes podría prolongarse hasta mediados de 2022″.

En relación con el otro factor clave, la frecuencia de los fenómenos atmosféricos, el primer ejecutivo apunta que no esperan “nada extraordinario aunque es imposible predecirlo con exactitud. Lo que está claro es que es un fenómeno que ha venido para quedarse y por eso Línea Directa los tiene ya en cuenta desde hace tiempo”.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La compañía creció en pólizas, alcanzando los 3,32 millones de clientes (+4,5%), y en ingresos por primas, que superaron los 682,6 millones de euros (+1,1%). Por ramos, en autos, que representa el 83% del negocio de Línea Directa, los ingresos se situaron en 563,3 millones y cayeron un 0,7%, frente al descenso del 0,9% del sector. Merino destacó que la venta de automóviles de ocasión se ha convertido en el “sustituto perfecto” de la matriculación de vehículos nuevos (que ha sufrido una caída del 11% hasta septiembre). El problema es que este fenómeno envejecerá aún más el ya antiguo parque automovilístico español.

Los coches de segunda mano “tienen más averías, por lo que requieren más asistencias, sufren más accidentes, que duplican la mortalidad”, apuntó Merino, “y se aseguran a terceros, con un margen inferior para las aseguradoras”. Merino sostiene que Línea Directa recuperará los niveles registrados durante la pandemia en el ramo de autos cuando el sector esté “bien entrado” en 2022.

Más concienciación en asegurar las casas

Por otro lado, los ingresos de la compañía en el segmento de Hogar superaron los 97 millones de euros, lo que supone una mejora en el periodo del 8,4%, 3,4 puntos porcentuales más que la media del sector, que solo creció un 5%. Sobre este ramo, Merino opina que la sociedad española está más “concienciada” de la importancia de asegurar el principal “patrimonio de las familias”, después de observar las complicaciones derivadas de la borrasca Filomena y la erupción del volcán de La Palma. Sin embargo, estos acontecimientos han afectado de forma negativa a los resultados de la aseguradora, ya que tiene que asumir más siniestros.

En Salud, ramo en el que el grupo opera bajo la marca Vivaz, los ingresos por primas crecieron un 23,9%, batiendo ampliamente al mercado (+5,3%), hasta cerca de 21 millones. El director de finanzas de Línea Directa, Carlos Rodríguez, afirmó que la aseguradora está cumpliendo sus objetivos en este campo.

Respecto a las acciones de la compañía, Merino recordó que la cotización se sitúa en 1,72 euros, lo que supone una revalorización del 31%, “uno de los mejores estrenos que se recuerda en la bolsa española”. La capitalización asciende así a 1.873 millones de euros.

Bolsa y dividendos

Merino se congratuló de abonar 52,3 millones de euros con cargo al 2021 en concepto de dividendo, y aseguró que es “una de las compañías que más beneficios distribuye entre sus accionistas”. El ‘payout’ alcanzó el 90% y la solvencia de la compañía llegó a un “nivel confortable” del 200%. Pese a los datos, Merino afirmó que es “aún pronto” para hacer una valoración de la salida a bolsa, pero reconoció su satisfacción con los resultados.

Entre las novedades, Línea Directa ha lanzado en septiembre Vivaz Safe&GO, “el primer seguro de pago por uso que cubre a los usuarios de vehículos de movilidad personal (VMP) como patinetes y bicicletas, que se gestiona íntegramente por aplicación móvil y que se puede activar en el momento de iniciar el trayecto y desactivarlo al terminarlo, con un coste de 0,02 euros por minuto”.

Merino considera que el objetivo es cubrir un público que quiere seguros temporales por uso y pretenden que la aplicación sea tan amigable como Bizum o e-park. Además, dijo que incluye “un identificador de caídas que avisa a los servicios de emergencias cuando hay un accidente”.



Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS