La empresa familiar se compromete a crear empleo estable y a liderar los fondos europeos

El Rey y el jefe de la oposición participan en el Congreso de este colectivo, que no contará con el presidente del Gobierno

Marc Puig, presidente del Instituto de la Empresa Familiar.
Marc Puig, presidente del Instituto de la Empresa Familiar.Albert Garcia (EL PAÍS)

Pedro Sánchez no podrá escucharlo en directo, pero la empresa familiar quiere hacerle llegar un mensaje diáfano sobre el compromiso de “fomentar la diversidad, la promoción de la igualdad entre los géneros, la inclusión social y la generación de empleo estable y de calidad adecuado a las necesidades de las empresas”. Además, se ofrece a liderar y participar de forma activa en las inversiones de los fondos europeos. Ambos mensajes son el eje central del Compromiso Institucional firmado este domingo en Pamplona por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y las asociaciones territoriales como preámbulo del XXIV Congreso que celebra en la capital navarra estos lunes y martes. Es este el tercer año consecutivo que el presidente del Gobierno da plantón a este colectivo, que representa el 90% de empresas, 70% del empleo y 60% del PIB. Por parte del Gobierno, solo participará la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. También contará con la presencia del Rey y del jefe de la oposición, Pablo Casado.

El Compromiso Institucional, para el que se ha escogido el Salón de Recepciones del Ayuntamiento pamplonés, se alinea con las mejores prácticas de gestión para favorecer la sostenibilidad “entendida desde tres ángulos diferentes e inseparables: empresarial, social y medioambiental”. En ese sentido, el instituto que preside el empresario catalán Marc Puig destaca el empeño de “gestionar mediante prácticas empresariales y de inversión a largo plazo basadas en criterios éticos, que permitan un crecimiento sostenible y que tomen en consideración los intereses de trabajadores, clientes, proveedores, accionistas, instituciones, administraciones y la sociedad en su conjunto”.

Asimismo, se proponen trabajar de forma respetuosa con el medioambiente, adoptando las modificaciones que sean necesarias en sus procesos para reducir las emisiones de CO₂. ”Adoptaremos las medidas necesarias para reducir cualquier otro tipo de externalidades en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados por la ONU”, apunta.

El Manifiesto de Pamplona, tras centrar el impacto de la pandemia y sus “devastadoras consecuencias sobre el empleo, hace hincapié en la intención de “redoblar los esfuerzos y liderar el impulso del plan de ayudas histórico, que aúna con las instituciones, las demás empresas y todas nuestras comunidades”. Y añade: “[La crisis] ha puesto en evidencia nuestra fragilidad, pero también ha permitido aflorar el impulso de empresas, instituciones y, en general, de todos los ciudadanos para abordar un cambio de paradigma en las relaciones económicas y sociales”.

En ese sentido, apela al “compromiso real” de ciudadanos, empresas e instituciones para no dejar pasar la oportunidad. “Las empresas familiares hemos trabajado desde siempre con una visión a largo plazo y un compromiso auténtico con las generaciones futuras, con nuestro entorno y nuestras comunidades”, completa.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS