El Corte Inglés espera lograr la calificación de grado de inversión con la entrada de Mutua

La firma que preside Marta Álvarez se reserva derecho de veto en decisiones clave sobre las filiales de seguros

Exterior de un centro comercial de El Corte Inglés, en Madrid.
Exterior de un centro comercial de El Corte Inglés, en Madrid.NurPhoto (NurPhoto via Getty Images)

El Corte Inglés y el Grupo Mutua, antes conocida como Mutua Madrileña, anunciaron este jueves una de las grandes operaciones del sector desde la pandemia: la aseguradora entra en el capital de la cadena de grandes almacenes por 555 millones a cambio de un 8%. El acuerdo incluye además la adquisición del 50,01% de la división de seguros de El Corte Inglés por otros 550 millones. En total: 1.105 millones que se dedicarán en su mayoría a reducir deuda (a cierre del ejercicio 2020, acumulaba una deuda de 3.811 millones). Un movimiento que muestra la confianza en los planes de futuro de la firma. Y con el que la compañía que preside Marta Álvarez espera dar un paso importante hacia el objetivo a medio plazo de lograr la calificación de grado de inversión, según fuentes del grupo, un rating que ya logró en la valoración de sus emisiones de deuda, pero todavía no en la nota de la empresa.

Para lograrlo aún tendrá que consolidar la mejora de su resultado bruto de explotación y mejorar las ratios de endeudamiento tras el golpe que supuso la pandemia. El Corte Inglés logró evitar un empeoramiento de la calificación por las pérdidas sufridas en la pandemia, pero se alejó de ese objetivo del grado de inversión que identifica a las empresas más seguras y que el grupo parecía acariciar antes de entrar en pérdidas por la pandemia.

Para El Corte Inglés, la operación brinda la posibilidad de reducir de forma considerable su deuda acumulada pues supone quitarse de un plumazo más de un cuarto de ese lastre. De los 1.105 millones, se destinará a este cometido la mayoría, aunque no todo porque tiene necesidades de inversión que esta inyección puede ayudar a financiar. Un balón de oxígeno que en todo caso resulta capital para que la firma se acerque al grado de inversión en la calificación de la compañía. Las agencias de calificación ya tienen en grado de inversión las emisiones de deuda de la cadena, pero no así la de la empresa. Por ejemplo, S&P le da una nota de BB+, un escalón por debajo del grado de inversión. Lo mismo que Moodys (Ba1, también un peldaño por debajo) y Fitch (BB+).

Para lograr ese objetivo, no bastará con la reducción de la deuda, sino que será necesaria una mejora sustancial del ebitda, que rondó los 1.100 millones en el ejercicio anterior a la pandemia y cayó a 142 millones por la covid, así que la posibilidad de mejora de la calificación pasa por una recuperación sustancial y el camino para ello aún es largo, pero la operación con Mutua es un paso clave en esa dirección. El Corte Inglés tiene aún algo más de un 6% de autocartera, valorado en más de 400 millones tomando como referencia los 6.937 millones por el 100% del capital que se ha usado en esta última operación y que, de darse la oportunidad, podría servir para reducir deuda adicionalmente.

Acuerdo de accionistas

En los entresijos del pacto con Mutua se incluye cómo se repartirá el control de la actividad aseguradora de El Corte Inglés, que se divide en dos sociedades: SECI (Seguros de Vida y Accidentes) y CESS (Correduría de seguros). Estas filiales, en términos contables, pasarán a consolidar dentro del Grupo Mutua y no en El Corte Inglés, según fuentes conocedoras del acuerdo. Y para la gestión, la cadena de grandes almacenes se guarda el derecho de veto en decisiones clave en ellas. De hecho, la gobernanza de estas sociedades queda sujeta a un pacto de accionistas, según las mismas fuentes. Este acuerdo garantiza la comercialización a través de la red de puntos de venta del grupo y, también, exige mayorías reforzadas en materias clave.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

“La operación supone un espaldarazo al plan estratégico y una apuesta por el futuro del grupo”, destacaron el jueves portavoces de El Corte Inglés, que ponen en valor la confianza depositada en el grupo. Según fuentes del mercado, varias aseguradoras se habían interesado en colaborar con la cadena, que finalmente se ha decantado por Mutua. Pese al movimiento y la entrada de la aseguradora con un 8% en el capital, El Corte Inglés mantiene aún algo más de un 6% de autocartera.

Por el lado de Mutua, la operación le servirá para crecer el volumen de ventas de seguros. Tiene el conocimiento de los clientes, la tecnología y una amplia gama de productos, a lo que sumará la potencia de un gran distribuidor con acceso a millones de personas en los más de 2.000 puntos de venta física y tienda electrónica. “El acuerdo permitirá a ambas empresas crecer y ofrecer a los clientes del grupo de distribución una mejor propuesta de seguros, más completa y personalizada”, resaltaron ambas compañías.

Mejor valorada que 15 empresas del Ibex

Otra cuestión que apuntala la apuesta y la confianza depositada en los planes de futuro de El Corte Inglés es la valoración que se hace de la operación. Con la venta del 8% por 555 millones, el precio que se le da a la compañía es de 6.937,5 millones de euros. Es decir, una cifra similar a la que se tasó hace dos años (7.000 millones). Entonces el cálculo se desprendía de la compraventa de acciones propias derivadas de la operación por la que Primefin, sociedad del inversor catarí Hamad Bin Jassim Al Thani, pasó a controlar el 10,33% del capital. En la operación inicial con el inversor catarí, en 2015, la referencia de valoración se situó entre 8.163 y 10.000 millones, según cómo se computasen los intereses acordados.

También existe otra valoración reciente, aunque en este caso mucho menor (de unos 3.000 millones), cuando Dimas Gimeno vendió su participación en IASA. Eso sí, esta operación tiene muchas connotaciones y es poco orientativa, ya que se trata de una participación indirecta, menor y se hizo con Gimeno casi forzado por su situación, con escasa capacidad de negociación.

Por tanto, si se tratase de una cotizada y esos 6.937,5 millones fuese su capitalización bursatil, El Corte Inglés se colocaría en la zona media de las de mayor valoración del Ibex 35. Estaría muy lejos de la líder Inditex (96.772 millones, según la cotización con la que cerró este jueves), pero se colocaría en el lugar número 21, justo por detrás de ACS (7.030 millones). Y quedaría por delante de otras 15 compañías, siendo las más próximas Fluidra (6.749 millones), Mapfre (5.592 millones) y Enagás (5.134 millones).

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS