Día del Soltero 2021: Alibaba celebra la jornada con más ventas en línea del planeta en su momento más comprometido

El gigante chino del comercio electrónico se alinea con el discurso del presidente Xi Jinping y antepone el “crecimiento sostenible” al aumento desmedido de las ventas

Varias personas pasan por delante de un comercio con carteles del Día del Soltero, este jueves en Shanghái (China).
Varias personas pasan por delante de un comercio con carteles del Día del Soltero, este jueves en Shanghái (China).ALY SONG (Reuters)

Las páginas del calendario han vuelto a marcar la fecha en la que el cling, cling, cling de la caja virtual resuena sin descanso en China y su eco se expande por el mundo. El Día del Soltero, la jornada récord de compras por Internet del planeta, se ha perfilado este 2021 como una auténtica prueba de fuego para su principal promotor, el gigante del comercio electrónico Alibaba, un año después de que Pekín torpedease la salida a Bolsa de Ant Group, el brazo financiero de la empresa, y coincidiendo con la reciente reaparición de su máximo accionista, Jack Ma, tras 12 meses alejado de los focos. Ante el creciente escrutinio de los reguladores, la compañía se ha alineado con el discurso del presidente Xi Jinping que clama por alcanzar la llamada “prosperidad común”, y afirma que el objetivo de este 11 del 11 no va dirigido al aumento desmedido de las ventas, sino a un “crecimiento sostenible”.

La mayor edición en los 13 años de historia del Doble 11 cuenta con una participación sin precedentes de 290.000 marcas y más de 14 millones de ofertas para una cifra de consumidores que sobrepasa los 900 millones en China. Por segundo curso consecutivo, ha contado con dos periodos de compras: del 1 al 3 de noviembre y el propio día 11. Los pronósticos se han cumplido y, como cada almanaque, Alibaba ha pulverizado su propio récord: durante los 11 días de festival, el grupo ha generado un volumen de ventas de 540.300 millones de yuanes (más de 73.800 millones de euros, cifra superior a los 63.000 millones de 2020). Desde la empresa, donde han insistido en que las principales prioridades en esta ocasión eran promover un consumo respetuoso con el medio ambiente y apoyar a las poblaciones más vulnerables, se informa que han logrado reducir las emisiones de carbono en más de 26.000 toneladas.

Esta jornada, además, ha estado precedida de su campaña de promoción más extensa (iniciada el 20 de octubre), prácticamente obligando a conocer de su advenimiento incluso a aquellos que tratan de mantenerse al margen de esta maratón de ventas en línea. En consecuencia, los repartidores llevan varias semanas sin dar abasto en la capital china. Wang, trabajador de J&T Express, afirmaba este jueves por la mañana que el número de paquetes que debe entregar ha aumentado exponencialmente desde finales del mes pasado. “Normalmente entregamos unos 300 pedidos diarios, pero este año el festival es más largo, estamos entregando unos 500 paquetes al día”, expresó este repartidor de 40 años. Añade que, si no fuera por los avances tecnológicos y los múltiples puntos de recogida inteligentes distribuidos por la ciudad, no podría terminar su trabajo a tiempo: “Es imposible ir puerta por puerta y llamando a cada cliente por teléfono si no está en casa. Muchos se molestan, pero nosotros no tenemos ni un respiro para ir al baño”, se lamenta.

Segundo año de pandemia

En este contexto, no se puede pasar por alto el hecho de que la pandemia continúe golpeando a un país que ha apostado por una suerte de cuarentena nacional. A pesar de que al inicio de la crisis sanitaria muchos negocios quebraron, y de que los recortes salariales han contribuido a una pérdida del poder adquisitivo, algunos analistas se inclinan a pensar que, paradójicamente, el brote pandémico ha jugado a favor del alza de las compras. La cada vez más pudiente clase media china, impedida de viajar al extranjero, e incluso con los desplazamientos internos limitados tras cada atisbo de rebrote, está en condiciones de destinar gran parte de su presupuesto al disfrute personal a estas fiestas consumistas.

A la coyuntura en la que se celebra este Día del Soltero se le suman otros factores que lo hacen aún más especial. En Pekín está a punto de concluir el Sexto Pleno del 19º Comité Central del Partido Comunista de China, donde se espera que se termine de allanar el camino para que el presidente Xi renueve su mandato en 2022, un nuevo quinquenio en el que el máximo líder del país buscará la “prosperidad común” y “mantener la armonía y la estabilidad sociales”.

Precediendo a esta reunión, varias medidas dictadas por el Gobierno han aumentado el escrutinio sobre las grandes empresas de comercio electrónico. Y precisamente una de las más afectadas ha sido la firma fundada por Jack Ma. Después de que Ant Group viese frustrada su salida a la Bolsa de Hong Kong en noviembre de 2020 —que iba a ser la oferta pública inicial más grande de la historia—, Alibaba fue sancionada el pasado abril por violación de las leyes antimonopolio con la multa más severa que ha conocido (superior a los 2.300 millones de euros). Y , tras un año distante de la vida pública, el multimillonario más carismático de China reaparecía en octubre en Ibiza, disipando los rumores sobre una posible prohibición a sus salidas del país tras la investigación abierta contra su empresa.

Inversión multimillonaria

Con el fin de cerrar filas con el discurso de las autoridades y enarbolar la bandera de la “prosperidad común”, Alibaba se ha comprometido a invertir 100.000 millones de yuanes (unos 13.600 millones de euros) para 2025 en causas vinculadas a esta campaña y la ha incluido, además, entre las “responsabilidades fundamentales de la empresa”. Coincidiendo con el Día del Soltero ha impulsado iniciativas que siguen esa línea: se destinará un yuan (13 céntimos de euro) a fines benéficos cada vez que un usuario publique contenido relacionado con las acciones caritativas de la compañía en redes sociales; se han regalado “vales verdes” en la tienda en línea Tmall para incentivar las compras ecológicas, y se ha introducido la opción de un “modo senior” en la plataforma Taobao, permitiendo que sea más accesible a los ancianos.

Ideado a principios de la década de 1990 como una oda a la soltería por un grupo de estudiantes de la Universidad de Nanjing, el Día del Soltero ha evolucionado hasta convertirse en una celebración popular en toda China. En 2009, Alibaba lanzó el primer evento de compras en internet a través de Tmall, y en 2014 registró el Doble 11 como marca. En el transcurso de su desarrollo hasta el suceso de masas que es hoy en día, otras grandes empresas se han subido al vagón de este frenesí de ventas que genera más ingresos que el Black Friday, Cyber Monday y el Prime Day de Amazon juntos.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS