Transportes confía en parar la huelga de camioneros en Navidad aunque avisa de que se trata de un conflicto privado

La ministra Sánchez sigue sin desvelar las condiciones y plazos de la viñeta que aplicará para el pago de las autovías pese al apremio de Bruselas

Raquel Sánchez, en las jornadas de Nueva Economía Fórum, en Madrid, este jueves. Vídeo: FOTO: CHEMA MOYA (EFE) | EFE

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, aseguró que el Gobierno aún “tiene margen” para llegar a un acuerdo con los transportistas que evite la huelga que el Comité Nacional de Transportes por Carretera (CNTC) ha anunciado que llevará a cabo entre el 19 y el 24 de diciembre.

Sánchez aseguró que el Gobierno entiende las “dificultades que el sector está afrontando” por el alza de los precios de los combustibles —la principal reivindicación del sector—, aunque avisó de que otras demandas como relación “complicada” que tienen los transportistas con los cargadores se salen de su ámbito de actuación, según aseguró durante su intervención en un encuentro organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum.

“Llevamos tiempo hablando con el sector y nos hemos reunido para plantear medidas que pudieran ayudar a resolver estas reivindicaciones”, aseveró Sánchez, para destacar a continuación que el Gobierno tiene “la disposición total y absoluta a seguir hablando”.

Raquel Sánchez aprovechó su intervención para anunciar que el Ejecutivo aprobará un real decreto-ley para posibilitar una transferencia de 400 millones de euros que irá destinada a descarbonizar el transporte profesional por carretera y transformar las flotas de camiones.

Sin noticias de los peajes

De lo que sigue sin desvelar ningún detalle es de la implantación del pago en la red de autovías del Estado. Tres meses después de tomar posesión del cargo, la titular de Transportes no se cansa de repetir impenitentemente en todas sus intervenciones que aún no hay un modelo decidido y que la reforma se hará mediante el diálogo y el consenso con todas las partes afectadas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

“El Gobierno optó por un cambio en el modelo de las autopistas de peaje y ahora no debe eludir el debate de la conservación y mantenimiento de la red viaria”, indicó Sánchez este jueves en su intervención ante la pregunta del representante de SEOPAN, la patronal de las grandes concesionarias que apoya el plan de Transportes para el cobro en la red de carreteras del Estado. La ministra reiteró que “no se va a imponer nada” y cualquier decisión se hará “mediante el acuerdo y en esos términos se está trabajando”.

Pero Bruselas apremia al Gobierno para que presente de una vez el plan de cobro con el que compensar el déficit. Según el documento remitido por el Ejecutivo a Bruselas, el modelo debe estar listo legislativamente antes del 30 de junio de 2022, para que entre en vigor en 2024 como máximo.

Y aunque la ministra se niegue a concretar detalles, todo apunta a que, en contra de los planes iniciales, no se tratará de un pago por uso estrictamente, sino que se implantará la viñeta, por la que el automovilista pagará una cantidad fija para poder circular por las autovías durante un tiempo (una semana, un mes o un año), independientemente de los kilómetros que recorra. Este modelo es tecnológicamente mucho más sencillo y menos costoso que el del pago electrónico mediante la instalación de pórticos de detección electrónica que leen la información del automóvil cada vez que estos los cruzan, remitiendo automáticamente un cargo contra la cuenta corriente del propietario del coche. Además, la viñeta es el modelo que defienden los grupos nacionalistas catalanes, cuyo voto necesita el Gobierno para la aprobación de los Presupuestos.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS