El temor a una nueva ola de coronavirus agita los nervios en los mercados europeos

La Bolsa española destaca entre los índices más penalizados este viernes, con una caída del 1,68%, y se sitúa por debajo de los 8.800 puntos

Una pantalla muestra la evolución del Ibex 35, este viernes en el Palacio de la Bolsa de Madrid.
Una pantalla muestra la evolución del Ibex 35, este viernes en el Palacio de la Bolsa de Madrid.Eduardo Parra (Europa Press)

El espectro del coronavirus vuelve a hacer flaquear los mercados. El anuncio por parte de Austria de un inminente confinamiento de toda la población y de la obligatoriedad de la vacuna a partir de febrero provoca miedo ante nuevas restricciones de movilidad en Europa. Alemania no descarta seguir el ejemplo de su vecina frente a una nueva avalancha de contagios, según ha anunciado este viernes el ministro de Salud, Jens Spahn. Frente a esta incertidumbre, tras vivir semanas de tranquilidad, los parqués europeos han cerrado la tercera semana de noviembre teñidos de rojo.

En una sesión de caídas generalizadas, el selectivo español resultó uno de los índices más penalizados, con una pérdida del 1,68%. Desde el lunes, el Ibex 35 pierde un 3,61%, con lo que cierra la semana por debajo de los 8.800 puntos. Es el mínimo desde principios de septiembre. Las principales Bolsas europeas han registrado un comportamiento similar, con caídas este viernes del 0,45% en Londres, del 0,42% en París, del 0,38% en Fráncfort y del 1,17% en Milán.

Los índices más afectados en la sesión han sido aquellos relacionados con el sector turístico. Después del fuerte retroceso que sufrió el año pasado, la industria del turismo se había ido recuperando en Bolsa conforme avanzaba la campaña de vacunación; es decir, al suavizarse las restricciones de movilidad y aumentar los desplazamientos. Sin embargo, el repunte de casos en algunos países europeos, entre los que destacan Austria, Alemania y Bélgica, despierta el fantasma de una nueva parálisis de los viajes de ocio y de negocio, que echa el freno a las cotizaciones del sector.

Dentro del Ibex 35, el proveedor de tecnología para la reserva de vuelos Amadeus e IAG (el grupo del que forman parte las aerolíneas Iberia y Vueling, entre otras) se han derrumbado un 4,75% y un 3,49% respectivamente. Destaca también la pérdida del gigante textil Inditex (la matriz de Zara y otras marcas), que ha cedido más de un 4% ante el temor de una nueva ola de contagios. En el resto del Viejo Continente, las aerolíneas se apuntan bajadas considerables: Ryanair, EasyJet y Lufthansa se han hundido entre un 2% y un 3%. Por otro lado, las farmacéuticas celebran con subidas la posibilidad de que las vacunas contra la covid-19 puedan ser obligatorias. Biontech y Moderna, ambas cotizadas en el Nasdaq estadounidense, han registrado desde el arranque de la jornada subidas robustas.

Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de la entidad financiera Renta 4, destaca que con la recuperación pospandemia las Bolsas estaban en niveles máximos, por lo que es lógico que cualquier noticia negativa tenga sus consecuencias. Sin embargo, ve más de temor que de realidad. “La presión hospitalaria es la que obliga a adoptar limitaciones de movilidad, que a su vez alimentan el miedo a un nuevo parón de la actividad económica. Con la vacunación se ha debilitado el vínculo entre el número de contagios y el de hospitalizaciones, por lo que de momento la situación no es tan preocupante en España”, apunta la analista.

Ganancias de las tecnológicas

Wall Street ha abierto la sesión de forma mixta. El Nasdaq, donde cotizan las grandes compañías tecnológicas de EE UU, se ha anotado una apertura récord. Pero el índice de valores industriales Dow Jones se ha puesto en rojo al arrancar la jornada; y el S&P 500, que agrupa a las 500 mayores compañías estadounidenses, vive un día de altibajos ante el temor por un nuevo estancamiento de la recuperación económica y el repunte de casos en Europa.

En China, la Bolsa de Shanghái ha ganado un 1,15%. La de Hong Kong, en cambio, ha bajado alrededor de un 1%. Los inversores siguen condicionados por las débiles ganancias del gigante chino del comercio electrónico Alibaba, que publicó cifras este jueves e incrementó las preocupaciones sobre la ralentización del crecimiento de la segunda economía mundial. Los datos económicos chinos de los últimos meses expresan una pérdida de impulso, con las perspectivas para los próximos 12 meses más moderadas que a principios de año.

En el mercado de las materias primas, el barril de petróleo brent, de referencia para Europa se ha desplomado un 3% y se sitúa debajo de los 79 dólares. El West Texas Intermediate, de referencia para Estados Unidos, se colocaba en menos de 76 dólares, tras descender un 4,4%

Los inversores tienen ya la vista puesta en las referencias económicas que se publicarán las próximas semanas: los datos de PMI de servicios y manufactura de las principales economías, los pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos, nuevos datos de empleo e inventarios de petróleo. De las cifras que arrojen dependerá que los mercados ahonden en su actual desánimo o encuentren motivos para nuevas alegrías.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS