Centenares de personas se manifiestan en Cádiz en apoyo a los trabajadores del metal en su quinto día de huelga

Sindicatos y patronal aún no han retomado la negociación, después de que ambas sigan enrocadas a cuenta de la actualización del IPC en los salarios y el tiempo de los convenios

Sindicatos de Cádiz protestan en apoyo a la huelga del metal y exigen firmar del convenio y cambiar el modelo industrial
Sindicatos de Cádiz protestan en apoyo a la huelga del metal y exigen firmar del convenio y cambiar el modelo industrialCGT (Europa Press)

El cielo ya amenazaba lluvia con unos nubarrones venidos del mar de esos que siempre acaban rompiendo en agua en Cádiz. Micrófono en mano, Jesús Galván, portavoz de la Coordinadora de los Trabajadores del Metal preguntó a la masa: “¿Somos capaces de seguir, viendo el día como está?”. Un “sí” recorrió la plaza Ingeniero de la Cierva y, pasadas las cinco de la tarde de este sábado, arrancó una manifestación con 2.000 asistentes, según estimación de los organizadores; 800, según cálculos de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz. La marcha ha sido el acto más destacado del quinto día de huelga que mantiene al sector paralizado en la provincia, atascado a cuentas de la renovación de su convenio y la actualización de los salarios al IPC real.

La manifestación estaba organizada por los sindicatos CGT, Confluencia Sindical de Cádiz y la Coordinadora de los Trabajadores del Metal. Pese a tratarse de entidades minoritarias, el acto ha contado con una amplia respuesta de trabajadores, familias y gaditanos en general que se han sumado a un encuentro que ha tomado un carácter de lucha transversal, en una provincia en la que la tasa de paro ronda el 23%, según la última EPA de octubre (la segunda más alta del país, por detrás de Huelva). En la amalgama de participantes se podían leer pancartas y escuchar consignas en contra del cierre de Airbus Puerto Real, a favor de trabajo para la provincia o de colectivos como el de los pensionistas, profesores o en defensa de la sanidad pública.

La marcha ha contado con el apoyo también de partidos de izquierdas, como Podemos, Anticapitalistas o Adelante Andalucía. De hecho, en las filas de manifestantes se han citado el diputado de Podemos Juan Antonio Delgado o la secretaria de Organización de este mismo partido, Lilith Verstrynge. El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, de Adelante Cádiz, también ha participado del acto, después de que en días pasados haya mostrado su apoyo a los huelguistas. Pese a la lluvia intermitente, los concentrados han caminado por la avenida principal de la capital —en el tramo que va de Ana de Villa hasta Andalucía— para desembocar en la Subdelegación del Gobierno, en las Puertas de Tierra de la ciudad.

La concentración de la tarde no ha sido el único acto que ha denotado que el sector del metal gaditano sigue en huelga, pese a ser fin de semana. Más de dos centenares de huelguistas se han apostado esta mañana a modo de piquete informativo a las puertas de Navantia San Fernando, donde estaban previstos realizar preparativos de cara a la botadura de una de las corbetas saudíes. “Seguimos sin contacto con la patronal. Entramos en el capítulo de amenazas de las empresas a los trabajadores, por eso estamos de piquetes”, ha explicado Antonio Montoro, secretario provincia de UGT FICA.

El de este sábado es el quinto día de huelga indefinida del sector del metal en Cádiz, históricamente de los más combativos de la provincia. Después de tres jornadas iniciales más agresivas, la de ayer y, especialmente, la de hoy han transcurrido con mayor calma. El origen del conflicto se encuentra en la renovación del convenio sectorial, vencido desde el pasado mes de septiembre. Los sindicatos reclaman un nuevo documento marco de no más de un año de duración y en el que se recoja de forma inmediata la subida del IPC, un 5,4%, en la actualidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La patronal, representada por la Federación de Empresas del Metal de Cádiz (Femca) se niega a esta subida y ofrece un nuevo acuerdo con vigencia de tres años en los que se consolidarían subidas de un 2% anual y una paga final única que compensase lo perdido por la subida del IPC en 2023. Los representantes de los trabajadores se han negado a esta última oferta —lanzada en la madrugada del viernes— al entender que esa fórmula no consolida el IPC real en los salarios. Las posturas alejadas hacen vaticinar una nueva semana de huelga que será “conflictiva”, según han avanzado los sindicatos. El próximo martes, los sindicatos UGT y CCOO, además del Sindicato de Estudiantes han convocado una nueva marcha a partir de las 11.00.

En la manifestación de este sábado se han enlazado diversas consignas que reclamaban carga de trabajo para la provincia, más allá del lema principal del encuentro ‘Cádiz con su industria por un futuro digno’, . De hecho, uno de los momentos más especiales se han vivido cuando la masa ha pasado por delante del hospital público Puerta del Mar, donde parte de su plantilla de sanitarios apoyaron con aplausos la protesta. Pasadas las 19.00, la manifestación ha terminado a las puertas de la Subdelegación. Allí, Galván ha vuelto a tomar la palabra y ha dejado claro el futuro más inmediato de la huelga: “No se crean que se acaba. Nos sabemos dosificar. Si no llega a ser por el pueblo de Cádiz que se ha levantado, este movimiento no se consigue. El metal ha levantado conciencias”.

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS