El INE anticipa una revisión al alza del PIB del tercer trimestre

El instituto estadístico explica en una reunión con los analistas la consistencia de sus cifras

Sede del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Madrid.
Sede del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Madrid.Luis Sevillano

La pandemia ha provocado unos vaivenes en la economía de una magnitud difícilmente comparable. Entre tantas interrupciones de la actividad, el reto de recabar las estadísticas y saber interpretarlas ha sido inmenso. En este contexto, suscitó controversia la revisión a la baja que hizo el Instituto Nacional de Estadística (INE) del PIB del segundo trimestre. Hasta el punto de que se ha creado un grupo oficial para tratar de extraer conclusiones. Los analistas también han albergado dudas sobre la brecha que existe entre el empleo y el PIB: a pesar de la buena marcha del mercado laboral, la economía no avanza al mismo ritmo y la productividad se hunde. Por estas razones, tal y como avanzó en EL PAÍS la directora de Cuentas Nacionales del INE, María Antonia Martínez Luengo, el instituto estadístico convocó a los analistas de la economía española para intercambiar opiniones técnicas sobre una coyuntura muy complicada. El encuentro se organizó a través del GACE (Grupo de Analistas de Conyuntura Económica) y se enmarcaba en las reuniones periódicas que hace este cónclave de expertos y a las que suele acudir el INE.

En el intercambio celebrado este martes, los técnicos del INE explicaron que usan más de 700 indicadores y que siguen al pie de la letra el manual del Sistema Estadístico Europeo, lo que ha supuesto un esfuerzo ímprobo durante la pandemia. Además, anticiparon que a la luz de las últimas cifras podría haber una revisión al alza del tercer trimestre, que en la estimación avanzada por el organismo a finales de octubre contabilizó un crecimiento trimestral del 2%.

El turismo y la inflación

Una de las razones de que España registre una recuperación más rezagada que el resto de Europa estriba en el comportamiento del turismo internacional, alegaron. Aunque el nacional supera la cota precovid, todavía falta mucho por recuperar del foráneo. Y eso está pesando en el consumo.

Según señalaron los funcionarios del INE, otra razón por la que el consumo no avanza con la fuerza esperada tiene que ver con la inflación, que en estos momentos está disparada y resta capacidad de compra. Los datos están en euros y resulta muy difícil calcular cuál es la inflación que hay que sustraerles para conocer el consumo real. Además, las compras de bienes duraderos han ido peor. Aunque el INE no lo explicó, los problemas de suministro de coches están lastrando las ventas.

Una recuperación poco productiva y teletrabajo

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

En cuanto a la distancia entre el empleo y el PIB, el INE indicó que lo importante es tomar las horas trabajadas, dado que ha habido muchos empleados en ERTE. En un momento de grandes cambios sectoriales, el PIB parece recuperarse más en ramas de baja productividad como el sector público, la rehabilitación de vivienda, la hostelería o el transporte. Es decir, por más que se recobre el empleo, las ventas no mejoran en la misma medida porque se trata de actividades poco productivas. Muchas empresas han podido recuperar a sus trabajadores del ERTE antes de haber recobrado la demanda.

En este sentido, el INE destaca que puede influir que haya muchas personas teletrabajando. El organismo ha detectado que estos empleados tienden a sobreestimar las horas. O sea: al estar en casa piensan que están todo el rato con trabajo y así lo declaran en las encuestas, lo que podría explicar algo de la baja productividad.

La inversión en construcción

Otro motivo del retraso de la economía española respecto a la europea reside en la inversión en construcción, que arrastra un año en negativo. En cambio, otros países exhiben fuertes incrementos. El INE apunta que está contabilizando esta inversión como se dice en el manual: la distribuye a lo largo de la vida del proyecto. Y hace un año se interrumpió toda la construcción por la pandemia, afectando a los datos actuales. Otros países europeos podrían no estar aplicando el manual y por eso tienen mejores números. Así que se cursará una consulta a Eurostat. El empleo en construcción evoluciona bien en parte por la rehabilitación, intensa en mano de obra pero poco productiva.

En cuanto a la revisión del segundo trimestre, el INE afirmó que se produjo porque se revisaron los datos de ventas de la Agencia Tributaria. En tales circunstancias, se antoja una labor muy difícil limpiar las estadísticas de los efectos de la estacionalidad, explicaron. Varios analistas consultados valoran la profesionalidad y la transparencia que ha demostrado el INE.

Sobre la firma

Antonio Maqueda

Periodista de la sección de Economía. Graduado en Periodismo en la Universidad de Navarra y máster por la Universidad de Cardiff, ha trabajado en medios como Cádiz Información, New Statesman, The Independent, elEconomista y Vozpópuli.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS