El comercio espera rozar las cifras de 2019 esta Navidad

El sector comienza la campaña con un ojo puesto en la evolución del virus

Ambiente en la calle Preciados de Madrid durante el Black Friday, este viernes
Ambiente en la calle Preciados de Madrid durante el Black Friday, este viernesJUAN BARBOSA

Con el Black Friday —y con el encendido de las luces de Vigo— se ha dado el pistoletazo de salida oficioso a la campaña de compras de Navidad. Una cita que, pese a estar marcada por menores descuentos que otros años, genera un aumento del consumo que permite afrontar con optimismo un periodo que el sector comercial espera que sea bueno. En algunos casos, incluso en niveles similares a 2019. De hecho, según los datos de gasto del BBVA Research, el consumo realizado en octubre con tarjetas bancarias fue un 21% superior al del mismo mes del año previo a la pandemia. Una tendencia que seguirá si la evolución del coronavirus lo permite.

Persisten, sin embargo, algunas incógnitas. La principal, la derivada de la situación sanitaria. “Con el puente largo a inicios de diciembre y las ganas que hay, creemos que el consumo disparado se mantendrá en la parte final del año”, explica Miguel Cardoso, economista jefe para España del servicio de estudios del BBVA. Aunque avisa: “La gente sigue gastando porque tienen confianza, pero se puede revertir la situación si se pierde esa seguridad”. Es decir, la recuperación es vigorosa, pero todavía tiene pies de barro.

La amenaza de nuevas restricciones planea sobre un sector que recuerda con pavor el año pasado. Y teme volver a vivir un periodo nefasto sin colchón para sobrevivir. “Ha sido muy importante que las familias recuperen ingresos, pero vuelve a haber mucha incertidumbre por los rebrotes”, relata Eduardo Zamácola, presidente de la asociación empresarial del comercio textil. El sector sufrió una caída de ventas de más del 30% en la campaña navideña de 2020, y este año esperan crecer un 10%. Una mejora considerable, aunque seguirán aún por debajo de 2019.

El Corte Inglés, por su lado, es optimista respecto a esta próxima campaña de Navidad. “Nos hemos preparado para la anticipación de las compras que están realizando los consumidores”, aseguran portavoces de la firma de grandes almacenes. Las ventas ya fueron positivas en el Black Friday y la confianza es máxima para esta temporada.

Los pequeños, a rebufo

En el pequeño y mediano comercio también ven brotes vedes. Eso sí, inciden en que todavía no alcanzarán los niveles precovid. Sobre el Black Friday, Zamácola destaca que sirve para adelantar compras y beneficia a las empresas más grandes que pueden costear los descuentos. Entre las de menor tamaño, sin embargo, ya no lo ven tan interesante: “La campaña de Navidad les irá bien si no han hecho Black Friday. Si has ido con promociones agresivas, te habrás hinchado a vender, pero canibalizas las ventas de la campaña”.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Pròsper Puig, vicepresidente de la fundación Barcelona Comerç, coincide en esta lectura del Black Friday. Y remarca el menor margen con el que cuentan las pymes. “Los descuentos lo que hace es reducir márgenes y quitar ventas del puente de diciembre. De todas formas pienso que será una Navidad buena, podemos llegar al 90% de las ventas de 2019″, confía. Puig cree además que el sector afronta la campaña navideña ilusionado, pese a que aún preocupa la renta disponible de las familias y la incertidumbre por una posible sexta ola. ”Sin embargo, no será una Navidad deprimente como la anterior”, recuerda.

La Confederación Española de Comercio, por su parte, explica que para la mayoría de los comercios es muy complicado aplicar descuentos en un contexto de inflación elevada y sobrecostes por la subida del precio de la luz, de los combustibles y de las materias primas. “Las largas campañas de descuentos resultan insostenibles para el pequeño comercio de proximidad”, señala una portavoz.

Pese a todos los matices y al temor al retorno de más restricciones, el sector en su conjunto es optimista. Y considera que con este inicio de las ventas navideñas se vislumbra la luz al final del túnel. “Existe un ahorro acumulado que debe tener su reflejo en el consumo. Esperamos recuperar el 90% de la facturación prepandemia”, destaca la Confederación Española de Comercio (CEC), que además despeja los fantasmas de problemas de abastecimiento, más allá de algún problema puntual. “Los productos ya están en los almacenes”, dice una portavoz de la CEC.

No ocurrirá lo mismo en la restauración, según el vicepresidente de los comerciantes barceloneses. En esta categoría de alimentación, en los grandes almacenes, sí adelantan una nueva tendencia. “Hemos detectado una gran anticipación en la compra de cestas y lotes de navidad y las perspectivas son muy buenas”, aseguran fuentes de El Corte Inglés.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS