Béjar asegura que el BBVA localizó bienes ocultos de sus deudores gracias a la empresa de Villarejo

El exdirectivo del banco ha presentado pruebas de que la entidad encargó Cenyt la búsqueda del patrimonio oculto de tres clientes

Antonio Béjar, ex responsable de riesgos de BBVA, en una imagen de archivo
Antonio Béjar, ex responsable de riesgos de BBVA, en una imagen de archivoPablo Monge

Antonio Béjar, un alto ejecutivo que pasó más de 25 años en el BBVA, ha presentado un escrito en la Audiencia Nacional en el que acusa al banco de beneficiarse de los trabajos de Cenyt, la firma del comisario jubilado José Manuel Villarejo, contratada para recuperar bienes de empresarios inmobiliarios que mantenían importantes deudas con la entidad financiera para la que trabajaba. La cantidad recuperada por el banco gracias a los servicios de Villarejo ascendería a 160 millones de euros, repartidos en unos 40 millones de la investigación al expresidente de Colonial, Luis Portillo; 20 millones de la de Fernando Martín (Martinsa), y 100 millones del Grupo Prasa, según avanza El Confidencial.

El BBVA defiende que nunca se ha beneficiado de esos trabajos. “Algunos incorporan información sobre bienes de estas personas en lugares exóticos. Pero lo que no hemos conseguido, gracias a ellos, es recuperar dinero de lo que realmente nos debían nuestros deudores”, afirmó en la Audiencia Nacional hace dos años Adolfo Fraguas, jefe jurídico del BBVA y su representante en el caso Villarejo. El hecho de que el banco se haya lucrado o no es importante porque una de las razones en la que ha sustentado su defensa el BBVA es que no ha habido beneficio en la contratación de Villarejo.

En su escrito, Béjar utiliza una curiosa comparación para llevar la contraria a la versión del banco de que no obtuvo réditos económicos. “Negar la utilidad de los trabajos de Cenyt para BBVA y la obligación de pagar por esos trabajos sería como pretender no pagar al repartidor de comida a domicilio cuando éste te entrega el pedido argumentando que has perdido el apetito y la comida ya no reporta utilidad por ello. Los hallazgos de Cenyt fueron útiles y provechosos para BBVA y los importes que BBVA pagó a Cenyt le eran debidos, pues de haber demandado Cenyt a BBVA en exigencia del cumplimiento de los contratos, el banco hubiese tenido que pagar, pues Cenyt realizo el trabajo contratado y localizo bienes de los deudores”, señala el ex presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), la sociedad que promovió la Operación Charmartín, un gran desarrollo urbanístico en el norte de la capital.

Béjar, imputado en el caso Villarejo, fue cesado por el BBVA en 2019 por su rol en el escándalo. Fuentes de BBVA y de Distrito Castellana Norte justificaron entonces su salida como una decisión tomada “para no comprometer la imagen de la compañía y su proyección pública”. Muy cercano al expresidente Francisco González, empezó en las sucursales, llegó a responsable de Riesgos Inmobiliarios de BBVA España y, al final, a presidente de la Operación Chamartín. La justicia le permitió el año pasado acceder a los correos electrónicos corporativos de su etapa en el BBVA. Y ha emprendido una ofensiva contra el banco en la que pretende demostrar que la contratación de Cenyt fue muy anterior a su etapa y fue una decisión tomada por el banco.

En una parte del escrito, remitido a través de una procuradora, asegura que el presidente del BBVA [Francisco González] conocía que algunos grandes deudores morosos habían ocultado sus bienes para evitar la acción de sus acreedores, particularmente el BBVA, pero asegura que ignora las razones por las que el presidente de la entidad decidió encargar a Cenyt la búsqueda del patrimonio oculto de esos tres clientes, y no de otros. “Aparte de ser empresarios del sector inmobiliario, el único común denominador de los tres era su condición de propietarios de grandes fincas rústicas, cuya adjudicación a favor del banco el presidente pretendía en pago de las deudas en dificultad”, señala.

La Fiscalía Anticorrupción pide que se permita el acceso a más correos

Béjar ha solicitado que se le permita el acceso a más correos. Y según recoge Europa Press, este viernes encontró el respaldo de la Fiscalía Anticorrupción a su petición. El organismo ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, que requiera al BBVA los correos que el exdirectivo cruzó con otros altos cargos, como el ex consejero delegado del BBVA Ángel Cano, el que fuera jefe de Riesgo Corporativo de la entidad Manuel Castro, el actual presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, o el ex consejero delegado de Bankia, José Sevilla.. El Ministerio Público se ha adherido parcialmente al recurso presentado por Béjar después de que el juez instructor de la denominada Operación Tándem rechazase incorporar los mensajes propuestos por el exdirectivo, que también reclamó una copia digitalizada de los mismos.

Para los fiscales Miguel Serrano y Alejandro Cabaleiro, el hecho de que cualquier investigado solicite el acceso a sus correos profesionales “es absolutamente pertinente, necesario y útil como estrategia de defensa”. Y cercenar o limitar tal posibilidad por un olvido a la hora de proponer los nombres a los que se ha dirigido el correo o del que se ha recibido afecta al derecho de defensa.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS