CaixaBank contrata a 1.350 trabajadores eventuales para cubrir la exclusión financiera

La entidad toma medidas para dar más servicios a los mayores y a los clientes de Bankia en pleno ERE tras la fusión

Sede madrileña de Caixabank
Sede madrileña de CaixabankPablo Monge

Si las patronales bancarias firmaron el pasado lunes un protocolo para ampliar su compromiso para tomar medidas para luchar contra la exclusión financiera, este miércoles ha sido CaixaBank quien ha anunciado un marco de medidas en el mismo camino para afrontar el problema. Lo acordó la semana pasada con los sindicatos y la iniciativa más llamativa es la contratación de 1.350 trabajadores eventuales a través de empresas de trabajo temporal (ETT) que asumirán tareas de refuerzo en las sucursales de la entidad.

Entre sus objetivos figurará el servicio a los colectivos de mayores, pero también a clientes con algún tipo de discapacidad y a los clientes procedentes de Bankia que no se han acostumbrado todavía a la operativa de cajeros de CaixaBank. Fuentes del banco explican que se desconoce por qué periodo de tiempo se prolongarán esos contratos, pero que sus tareas son de refuerzo.

Además de esas contrataciones, el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri eliminará las restricciones horarias del servicio de caja, que en los últimos años limitaba a un par de horas diarias las gestiones que se podían efectuar en el mostrador; y se incorpora un servicio de acompañamiento en el uso del cajero, en el que además se podrá operar con libretas de ahorro y se podrán personalizar los servicios.

Pese al refuerzo con trabajadores eventuales acordado recientemente, CaixaBank mantiene su estrategia de mantener un colectivo de plantilla especializado y con dedicación exclusiva a personas mayores. Actualmente, son 750 personas las que ofrecen este servicio, una cifra que debería ascender hasta las 1.500 a finales de marzo y alcanzar las 2.000 a finales de 2023. La entidad defiende que es el primer banco en ofrecer este tipo de servicio.

“El anuncio de hoy expresa nuestro firme compromiso con las personas mayores: vamos a ampliar las medidas del programa de atención que ya veníamos desarrollando, basadas en la especialización y en la relación personal”, ha señalado Goirigolzarri a través de un comunicado. La contratación de trabajadores temporales llega en la última fase del expediente de regulación de empleo (ERE) llevado a cabo por CaixaBank para evitar las duplicidades tras la absorción de Bankia. Ese recorte de plantilla supondrá la marcha de 6.452 empleados a través de prejubilaciones y bajas voluntarias y el cierre de alrededor de 1.500 sucursales.

Pese a esa reducción de la red, el banco tiene el mayor volumen de oficinas bancarias y cajeros automáticos de España, con presencia en más de 2.200 municipios. En enero pasado ya comunicó su intención de, a tenor de las quejas por los problemas existentes en pequeñas poblaciones, no abandonar localidades pequeñas donde no haya presencia de ninguna otra entidad financiera y mantener los llamados ofibuses, las sucursales móviles utilizadas por la extinta Bankia que acuden a un total de 426 poblaciones en riesgo de exclusión, donde el 80% de los usuarios tienen más de 60 años.

Las medidas de CaixaBank van en líneas con las planteadas por las tres asociaciones bancarias, AEB, CECA y UNACC, que se dieron seis meses para tomar medidas ante el creciente debate social y político que ha suscitado el déficit de atención que sufren los denominados colectivos sénior. Mientras tanto, administraciones locales han decidido tomar medidas para una mayor capilaridad de los servicios financieros en los municipios despoblados.




La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS