Inditex culmina el relevo generacional con la llegada de Marta Ortega a la presidencia

La hija del fundador del imperio textil manda una carta a sus empleados: “Os pido vuestro apoyo y paciencia mientras sigo aprendiendo de todos cada día”

Marta Ortega en una imagen difundida por Inditex como primera foto oficial como presidenta.
Marta Ortega en una imagen difundida por Inditex como primera foto oficial como presidenta.Inditex

Marta Ortega Pérez, hija menor de Amancio Ortega, será a partir de este viernes la presidenta del grupo Inditex, como anunció la empresa hace cuatro meses. Con este cambio, la compañía culmina el relevo generacional en la cúpula del imperio textil que su padre presidió hasta 2011 —cuando cedió el puesto a Pablo Isla— y en la que todavía controla un 59% del capital. Una década después, un Ortega vuelve a ocupar el sillón del presidente en el consejo de administración y lo hace en un momento complicado, con los efectos de la pandemia aún presentes en países como China y el cierre de las tiendas en Rusia y Ucrania por la guerra.

Ortega ha mandado este viernes una carta a sus empleados en la que les pide su apoyo en la nueva etapa que comienza: “Os pido vuestro apoyo y paciencia mientras sigo aprendiendo de todos cada día y que, con el mismo entusiasmo y exigencia de siempre, mantengamos vivos los valores de tolerancia, respeto y humildad que nos han caracterizado hasta ahora”. Y añade: “He nacido y he crecido en Inditex, y no ha habido un solo momento de mi aún corta carrera en el que no me haya sentido abrumada por la involucración, profesionalidad, espíritu de superación y sobre todo humanidad de cada uno de vosotros”.

El cargo de Ortega no es ejecutivo. Las tareas propiamente de gestión, desde las áreas operativas a las financieras, pasando por las comerciales, recaen en el nuevo consejero delegado, Óscar García Maceiras, un coruñés de 46 años que era secretario del consejo desde hacía ocho meses. Pero la nueva presidenta tendrá responsabilidad directa sobre áreas concretas que la compañía considera “críticas”, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) hace dos semanas. Se trata de algunas funciones corporativas, como las áreas de auditoría interna, secretaría general y del consejo y comunicación. Por ello, tendrá un sueldo anual de un millón de euros como presidenta y consejera, sin ningún otra remuneración variable.

La llegada de Marta Ortega Pérez, de 38 años, incrementa la escasa presencia de mujeres presidentas en el selectivo club del Ibex, aunque su nombramiento se hace efectivo justo cuando Iberdrola acaba de arrebatar a Inditex (propietario de marcas como Zara, Massimo Dutti, Bershka y Oysho) el primer puesto por capitalización en el índice de los mayores valores españoles, aunque por muy poca diferencia. La capitalización de la eléctrica ha alcanzado este jueves los 64.362 millones de euros, frente a los 63.704 millones de Inditex, tras caer sus títulos un 5% en la jornada, hasta 19,78 euros.

Penalización en Bolsa

Las dudas sobre el impacto del cierre en Rusia están penalizando la cotización, que ya empezó al año con tendencia a la baja. Desde el estallido de la guerra el 24 de febrero, ha perdido casi un 20%. El cese de la actividad por el conflicto armado es uno de los retos que tiene por delante el nuevo equipo. Rusia y Ucrania representan un 8,5% del resultado de explotación neto (Ebit) del grupo, respectivamente.

Otro reto es avanzar en la transformación hacia un modelo con un mayor peso de las ventas por internet, que ya representan un 25% de la facturación, pero por debajo de otros competidores como H&M (32%) o Mango (42%). Tras el golpe que supuso la pandemia, la compañía triplicó su beneficio y se acercó a los niveles de ventas y ganancias previos a la pandemia en 2021. El último trimestre del año pasado se vio afectado por la variante ómicron y es probable que los confinamientos y cierres que hay en China sigan afectando a los resultados. Pero la empresa asegura que el ritmo de ventas recuperó ritmo al inicio de 2022.

Marta Ortega nació en Vigo el 10 de enero de 1984. Antes de graduarse en estudios empresariales en la European Business School de Londres en 2007, estudió en los jesuitas de A Coruña y cursó el bachillerato en Suiza. Lleva trabajando 15 años en la empresa familiar. Su estreno fue en una tienda de Zara en King’s Road, en el barrio londinense de Chelsea. Hasta ahora nunca ha tenido un cargo específico en el grupo, pero el presidente saliente, Pablo Isla, dijo durante la presentación de los resultados anuales a mediados de marzo que conoce a fondo la empresa. Su labor se ha centrado durante los últimos años en la supervisión del departamento de diseño de moda de mujer, donde trabaja con la responsable de la colección, Beatriz Padín, y en el desarrollo de la imagen de marca.

Isla llegó a Inditex en 2005, como consejero delegado y vicepresidente. En 2011 fue nombrado presidente del grupo. Tiene una cláusula en su contrato que le impide trabajar para la competencia en dos años. Y no ha dicho cuáles son sus planes, pero lo que ha dejado claro es que no piensa retirarse.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS