Así es la tienda más grande de Zara: turno virtual para el probador y comprar sin pasar por caja

La empresa introduce novedades tecnológicas para evitar que el cliente haga colas en su nuevo local de la plaza de España de Madrid. Uniqlo reta a Inditex y anuncia que abrirá un establecimiento en la misma área comercial

Zara, la principal marca del grupo Inditex, tiene previsto abrir este viernes su tienda más grande, un local de 7.700 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas y un gigantesco almacén en el emblemático Edificio España de la Gran Vía de Madrid. El establecimiento ha sido diseñado para convertirse en el buque insignia de la compañía en el mundo, con la puesta en marcha de nuevos servicios unidos a la tecnología, como poder reservar turno para los probadores a través de la app o desde la tienda física, y escanear y pagar con el móvil directamente sin tener que pasar por caja (ni ser atendida por un empleado ni siquiera en las de autocobro) para evitar colas.

Son dos de las principales novedades que se introducen en la tienda, y que poco a poco el grupo quiere generalizar en sus establecimientos, como parte de su estrategia de integración de los modelos de venta físico y online. Buscar locales en ubicaciones premium sigue siendo uno de los principales criterios de la empresa para situar sus tiendas. La zona de Gran Vía ha sido tradicionalmente una de las principales arterias comerciales de la capital, y la reciente renovación urbanística de la plaza de España ha revalorizado el potencial del área. Prueba de ello es que la cadena de moda japonesa Uniqlo ha anunciado este jueves, justo la víspera de la inauguración de la tienda de su rival Zara, la próxima apertura de su mayor establecimiento en España, con 2.000 metros cuadrados, en esta misma zona.

Otra de las novedades de la nueva tienda de Zara es que reserva una parte del espacio a la lencería (hasta ahora se vendía en la web), con almacén y caja propios, y se crea una sección de zapatos y otra de productos de maquillaje diferenciadas del resto, según explicó este jueves el grupo, que organizó una visita guiada para la prensa.

La tienda cuenta con una parte reservada a la autogestión de las devoluciones de las compras online con código QR y un buzón para dejar el paquete. En la entrada, como ya sucede en otras tiendas de Zara, se puede consultar en el móvil un mapa detallado de dónde están los productos, incluida una prenda determinada, que quizás se ha visto en la web y se prefiere comprar de forma presencial. La plantilla de la tienda asciende a 200 personas.

En otra esquina del edificio, el grupo inaugura este viernes una tienda Stradivarius, la marca dirigida a los clientes más jóvenes, y que cuenta para su entreno con una obra de la artista Rachel Valdés.

La apertura de estas dos tiendas llega pocos días después de que el pasado 1 de abril se materializara el relevo en la cúpula de Inditex, con Marta Ortega como presidenta no ejecutiva y Óscar García Maceiras como consejero delegado. La estrategia del grupo para recortar costes fijos en los últimos años, y que se ha acelerado durante la pandemia, ha sido reducir su número de tiendas. En dos ejercicios, Inditex ha cerrado casi 1.000 puntos de venta, especialmente en mercados con mayor presencia, como España, China, México, Italia, Portugal y Rusia. De forma paralela, ha incrementado el porcentaje de ventas en internet hasta el 25% de la facturación, con un sistema que combina el modelo presencial y el online.

Esta integración de canales de venta se intensifica en la tienda que se abre este viernes: de los 7.700 metros cuadrados, en realidad solo 3.800 metros son para espacio comercial. Buena parte del resto está ocupada por el almacén, donde están tanto los productos que se compran online como presencialmente con el objetivo de crear sinergias entre los negocios y que se pueda comprar en internet pero recoger en la tienda, o ver en la tienda y pedir online, y devolver en la tienda física.

Cuatro plantas de Uniqlo

A no muchos metros de la nueva tienda de Zara en la plaza de España, Uniqlo abrirá otra, con cuatro plantas, ubicada en un edificio histórico cuyo último inquilino fue H&M, según ha informado en un comunicado este jueves. Será la segunda tienda en Madrid de la marca nipona, tras su primera apertura en 2019, también en Madrid.

“Madrid es una ciudad llena de modernidad y tradiciones; un crisol de culturas y la Gran Vía, una localización inmejorable para continuar presentando nuestra filosofía a los consumidores”, ha destacado Kohsuke Kobayashi, director de operaciones en España. La tienda ofrece alrededor de 200 nuevos empleos para los que ya se encuentra abierto su proceso de contratación a través de la página web de la compañía.

Uniqlo cuenta en Europa con un total de 67 tiendas distribuidas en nueve países diferentes, de las cuales cinco se encuentran en España.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS